De una fuga tumbera impactante a los secretos de un arquitecto irreverente

Frances McDormand es la actriz del momento, por su participación en la película "Nomadland"

0

Esta semana elegí volver. Quiero decir: me alejé por un rato de la exigencia de la novedad –esa urgencia pavota y algo esnob de estar en “lo último” que alguna vez mencionamos por acá– y preferí repasar algunas cosas que vi hace tiempo y por distintos motivos me volví a cruzar en estos días.

Allá vamos, silbando bajito.

1. Escape at Dannemora. Basada en una historia real que tuvo lugar en 2015 en los Estados Unidos, Escape at Dannemora cuenta justamente la historia de una fuga de una cárcel, que llevan adelante dos presos con ayuda de una empleada del lugar. Sin embargo, para ver y disfrutar de la serie –que fue estrenada en 2018 con Patricia Arquette, Benicio del Toro y Paul Dano como protagonistas y ahora puede verse en la recientemente desembarcada en el país plataforma Paramount+– no tiene tanta importancia conocer los hechos tal como sucedieron.

Con actuaciones notables de los tres protagonistas, una forma muy particular del diálogo entre ellos (dicen más sus cuerpos que sus palabras) y un registro crepuscular de la atmósfera tumbera y todo lo que rodea al universo del encierro, el actor Ben Stiller, que dirigió y produjo la serie, logra atrapar con siete episodios cautivantes que se alejan de todo tipo de grandilocuencias. No se la pierdan.

La miniserie está disponible en la plataforma Paramount +.

2. Olive Kitteridge. Por estos días Frances McDormand es el comentario de todo el mundo gracias a su rol en Nomadland, que viene cosechando premios por todos lados y es una candidata firme con varias nominaciones a los Oscar. (En Mil Lianas comentamos algo de esa película y también lo hicieron Tamara Tenenbaum y Malena Rey en el episodio del podcast Algo prestado... que les dejo por acá).

Ver la cara de la actriz por todos lados me hizo acordar de la miniserie Olive Kitteridge que protagonizó en 2014 y que dio evidencias de su talento increíble. En este caso no interpreta a una nómada y sí a una profesora de matemáticas retirada y misántropa que vive en las afueras de un pueblo de Maine, Nueva Inglaterra. Una especie de harta avant la lettre, una renegada que atraviesa la vida doméstica con pocas pulgas.

La ficción está basada en una novela homónima que escribió la autora Elizabeth Strout y obtuvo el Pulitzer. Cada capítulo de la serie –en total son cuatro de una hora– toma una parte del libro y va desenvolviendo la amargura de su protagonista con el paso de los años.

Richard Jenkins interpreta al marido de la protagonista, también aparece un hijo un poco problemático y uno de los personajes más interesantes, un viudo rico, fue interpretado por Bill Murray.

Olive Kitteridge está disponible en HBO.

3. El cine de Wong Kar-wai. “Siete títulos de uno de los más grandes cineastas de nuestro tiempo, incluidas cinco nuevas restauraciones increíbles”, anuncia la plataforma Mubi y no exagera.

Desde esta semana, se podrán ver allí las películas del reconocido cineasta hongkonés Wong Kar-wai, una auténtica panzada del mejor cine, ideal mientras empieza a refrescar y los días se acortan.

La bellísima Con ánimo de amar abre el juego por estas horas y luego seguirán, cada viernes hasta finales de abril, Ashes of Time Redux, Chunking Express, The Hand, Fallen Angels, 2046 y Happy Together.

Cualquier cosa que se diga de Wong Kar-wai es poco o un lugar común: su cine es el de los encuentros fortuitos, de la híper estilización, del cruce de soledades, del amor y el desamor con la mejor música de fondo.

Desde hoy, todas las semanas Mubi subirá a su plataforma siete títulos del director.

4. Método Livingston. Podría haber seguido el camino tradicional del documental biográfico clásico –un protagonista que recuerda sus orígenes y cuenta cómo se desarrolla o lleva adelante sus grandes obras para luego ser homenajeado y elogiado por las personas que lo conocieron–, pero por suerte no es el caso

En Método Livingston, la directora Sofía Mora fue por otro lado, uno menos convencional y más sensible para retratar a un personaje entrañable, inclasificable y extremadamente gracioso, el arquitecto argentino y docente Rodolfo Livingston.

La cineasta registró los días cuando Livingston –un polemista, un mito viviente con ideas muy marcadas sobre el urbanismo y la vivienda– estaba por cumplir 88 años. Para eso lo muestra en acción, cuando visita a sus amigos, cuando lleva adelante su particular método arquitectónico con unos posibles clientes y también mediante imágenes de archivo (aparece, entre otras escenas desopilantes, la discusión de Livingston en Tiempo Nuevo, con Bernardo Neustadt).

Cuando formó parte de la programación del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires, en 2019, Método Livingston ganó el Premio del Público. Luego se vio con éxito en el cine del Malba y después de circular por festivales y cines de todo el país ahora se puede ver por streaming.

Método Livingston (2019), con dirección de Sofía Mora, está disponible en la plataforma de Flow.

AL

Etiquetas
stats