Recorte en Educación: recrudece la pelea con los docentes y analizan un paro general

Los gremios analizan las acciones a realizar después de conocer el recorte

Días después de conocerse el recorte del presupuesto de Educación en $50.000 millones de pesos, algunos gremios docentes anticiparon que harán un paro nacional en rechazo a la medida del ministro de Economía, Sergio Massa. Otros, llevarán el reclamo a la reunión paritaria de septiembre en la que exigirán que se revierta. Todos criticaron la decisión que afecta al plan Conectar Igualdad, el fortalecimiento edilicio de jardines de infantes y la inversión en infraestructura y equipamiento.

“El paro nacional es inminente”, afirmó el secretario general de Unión Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero. El dirigente le anticipó al elDiarioAR que por estos días analizan la medida de fuerza que será en todo el país y que engloba a los sindicatos que pertenecen a la CGT: la Confederación de Educadores Argentinos (CEA), la la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET) y UDA. “Está prácticamente decidido, estamos dando algunos detalles. Se suman los gremios que están confederados y lo vamos a anunciar en los próximos días, nos falta definir la fecha. En un país normal no se debe recortar en educación, así que estamos muy preocupados y analizando de manera inminente un paro nacional docente”, dijo Romero, que también es secretario de Políticas Educativas de la CGT.

Desde Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA), el gremio mayoritario, también rechazaron el recorte y en la próxima reunión paritaria exigirán que se revierta la situación. “Pediremos la restitución de ese presupuesto”, le adelantó el secretario gremial Eduardo López a este diario. “Desde que este Gobierno restituyó las paritarias se viene debatiendo siempre para ampliar presupuesto. Por eso lo vamos a plantear en la próxima reunión. Si dicen que no pueden comprar computadoras porque no hay insumos, que lo destinen para otros menesteres de Educación: la compra de libros o la ampliación de más jardines, o para para capacitación en computación, pero no para Economía”, agregó López.

Aún no está definida la fecha de la reunión entre los sindicatos y el Gobierno nacional, pero se estima que será la próxima semana. Fue acordada en junio, después de cerrar un aumento del 70%. “Había una reunión prevista para septiembre para ver si había que actualizar. Vamos con esos dos puntos: la actualización del salario y la restitución de los 50.000 millones para Educación. Como no nos avisaron de este ajuste, lo rechazamos y vamos a plantear en la paritaria que lo restituyan”, agregó el dirigente que también es secretario general Adjunto de UTE..

Según lo que se acuerde en esa reunión, los gremios nucleados en CTERA decidirán si realizan alguna medida de fuerza o no. “La decisión nos tomó de sorpresa y va a contramano de lo resuelto por el Ministerio de Educación nacional que, desde el 10 de diciembre de 2019 a esta parte, venía en aumentando el presupuesto. Lo agarraron con el 4% del PBI y ya estaba en el 5%. Se restituyeron las orquestas escolares, el plan Conectar Igualdad, también con la construcción de escuelas, Este ajuste es ir a contramano de lo sucedido desde que asumió este gobierno”, agregó López.

El 20 de agosto, Sergio Massa anunció que recuperará para el Tesoro dinero subejecutado de varios ministerios, uno de ellos es Educación que tendrá un recorte del 5,2% de los gastos previstos para este año. De los 50.000 millones, 30.000 pertenecen al plan Conectar Igualdad (que entrega netbooks a estudiantes del secundario), 15.000 son del Programa Fortalecimiento Edilicio de Jardines de Infantes; y 5.000 de programas de infraestructura y equipamiento.

La semana pasada, elDiarioAR indicó que el ajuste en el Conectar Igualdad y en el Plan de Fortalecimiento Edilicio de Jardines representan el 35% del total presupuestado para cada una de esos programas. Hasta la fecha sólo se había ejecutado el 45% del primero y el 20,5% del segundo. “Estamos muy mal, muy desilusionados. Es un tijeretazo al presupuesto educativo que ya está muy bajo y que no cumple con el 6% del PBI que fija la Ley de Financiamiento Educativo. Este recorte implica más docentes pobres, ya hay más de 400.000 docentes ( de un total de 1.200.000)  que están por debajo de la línea de pobreza y no cubren la canasta básica de alimentos”, agregó Romero. 

Desde la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU) también rechazaron la decisión de Massa. “Es contradictoria con el compromiso de fortalecer la educación pública, y de revertir en esta etapa el desfinanciamiento que se produjo en los años del gobierno de Mauricio Macri, contra el cual nos hemos movilizado incansablemente”, expresaron en un comunicado la semana pasada.

CDB/MG

Etiquetas
stats