Panorama de arte federal Opinión

Escenas en la zona

Lectura de baño, Depetris Manasseri en Estudio G

0

La ciudad de Santa Fe recuperó su tradicional Salón Litoral. De esta manera, pone fin a una larga pausa de 41 años desde la última edición de los salones anuales municipales, en los que se conformó buena parte del patrimonio artístico que resguarda el Museo Municipal de Artes Visuales Sor Josefa Díaz y Clucellas. La muestra reúne obras de 30 artistas de todo el país, seleccionados entre 227 que se postularon durante una convocatoria abierta. Se entregaron: el Premio Adquisición a María Paula Massarutti, 5 premios estímulo y 3 menciones honoríficas. Los organizadores se han detenido a pensar e idear un proyecto de gestión cultural pública atento a las demandas del sector de las artes visuales. Por un lado, buscan incrementar y preservar el patrimonio artístico santafesino, y por el otro, fundamentalmente, dar respuesta al estado de emergencia en que se encuentran les artistas visuales autogestivos. 

En cuanto al tradicional Salón Nacional de Rosario, que cumple ya su 74° edición y tiene lugar en el Museo Macro a la vera del río marrón, podemos decir que también atendió al posicionamiento de la comunidad artística, ajustando sus criterios de premiación a la coyuntura. El Salón Nacional de Rosario se formula como una plataforma expositiva cuyo objetivo es hacer visibles producciones, procesos y circuitos propios de las prácticas artísticas contemporáneas. Desde sus orígenes, es la instancia más importante del Museo Castagnino+Macro para enriquecer su patrimonio, a través de dos premios adquisición: Premio Salón Nacional de Rosario y Premio Colección. Recíprocamente, el Salón promueve y apoya a artistas de distintas trayectorias que se encuentran en pleno desarrollo de sus proyectos, así como también es ocasión de reconocimiento para autores de todas las generaciones. 

El Gabinete tiene como objetivo propiciar la construcción de un patrimonio significativo, plural y diverso que aborde problemáticas y debates actuales, que sea sensible a los cambios y transformaciones sociales. Para esta sección, se convocó en esta oportunidad a Maximiliano Masuelli como curador de la exposición de Orlando Belloni

Respecto al Premio Colección, a partir de esta edición, el Museo y la Fundación Castagnino propusieron una innovación: la opción de adquisición por el mismo monto de los premios entre las obras seleccionadas. Esta decisión fue tomada para realizar una incorporación a la colección de arte argentino contemporáneo. En esta oportunidad, el Premio Colección fue para la magnánima obra “Muchacho del Paraná” del artista visual, diseñador y agitador de movimientos masivos Manuel Brandazza. La comunidad cultural festeja esta merecida distinción. También hubo una innovación en cuanto a la selección. Los artistas que resultaron seleccionados, al igual que en el Salón Litoral, recibieron un incentivo a la producción de $15.000 como apoyo a los costos que pueda ocasionar la producción y traslado de la obra, y como reconocimiento por formar parte de la selección final.

Museo del encuentro musical

Un lugar de encuentro y ejercicio fraterno es el Museo Histórico Provincial Dr. Julio Marc, en la ciudad de Rosario. Sí, un museo histórico convoca a la comunidad cultural a despedir el año y a poner en circulación contenidos de épocas pasadas y actuales, plagado de una horda enardecida de cuerpos bailantes al son de dos DJs de lujo, cada uno con su ton y su son: Beresi y Laurita Gosh. 

Mientras al aire libre, en la explanada del museo, hay baile, en el interior, en un recorrido de sala a sala, se exhiben dos exposiciones temporales distintas pero abrazadas por el criterio editorial del director Pablo Montini y equipo: Naif brutal, de Alita Olivari, y Qué puede una exposición. Derivas en torno a Hiram Calógero, que recupera algunas de las iniciativas vinculadas al trabajo del fotógrafo. Merece especial atención que, con la llegada de la primavera, el museo realizó el festival Primavera Histórica, también en la explanada, con una feria de editoriales y arte impreso de más de 50 expositores, con música y DJs. Esta cronista se queda pensando que en 2017 tuvo lugar la primera A0 Fiesta Nacional de la Edición Independiente y Experimental. 

Las obras del amor

Visito eSTUDIOG de Gabriela Galassi, una galería de arte ubicada en el centro de Rosario. Quedo prendada con el proyecto instalatorio de la dupla Manasseri-Depetris, arquitectos que trabajan en colaboración desde 2015. Sostienen una dinámica que muerde siempre la frontera con el ejercicio plástico. El proyecto materializado se llama Lectura de baño. Notable manejo del espacio, de la resolución gráfica, de la luz, de ciertas ideas en que se delega la autoría a otras manos, donde podemos deleitarnos con una blague preciosa a la historia del arte, ya que deciden exhibir un lavatorio reluciente en clara referencia al célebre mingitorio de R. Mutt. 

La dupla en sus palabras refiere: “El caño de luz y la cortina de baño son elementos distintivos dentro de nuestra obra en particular, como así también el lavabo que, si bien puesto en una galería tiene una relación lineal con Duchamp, la tiene para nosotros dentro de nuestra obra arquitectónica, porque los consideramos objetos bellos, esculturales, a resaltar, pero con función técnica. En la instalación en sí, nos pareció bien usarlo con un dibujo original, axonometría a cuatro tiempos del plano de la instalación, la cual actúa a manera de espejo o botiquín en un baño tradicional. Los otros dos dibujos son de los baños que hemos diseñado para nuestra casa. Vale mencionar que las tres piezas son parte de una colaboración con Pablo Boffelli, en las que los dibujos son de nuestra autoría, realizados de manera digital, pero traspasados a mano por Pablo”. 

La voz de los artistas autoconvocados

Sofía Torres Kosiba, de Artistas Visuales Autoconvocades / AVAA, nos cuenta a propósito de los logros y desafíos del sector: “Tuvimos muchos logros con relación a los salones, el pago de fletes y pequeñas modificaciones, en lo cual estuvimos insistiendo mucho, haciendo un seguimiento de cerca de todos esos movimientos, y lo vamos a seguir haciendo. Es una de las cosas que ha surgido como un brazo de AVAA, y que realmente vemos que da sus resultados, acompañando a lxs compañerxs en distintas ciudades y zonas con sus salones, y también obviamente insistiendo con el uso del tarifario en todos los proyectos. Se sigue reforzando y afianzando el tarifario, sigue siendo una gran herramienta. Estamos trabajando con el Proyecto de Ley para la creación del Instituto de Artes Visuales, que fue un gran laburazo de este año y se está viendo con diferentes asesores de diputadas y diputados, que nos dijeron que esperemos un poco para el comienzo de año. Estamos con el proyecto de pensar, para el año que viene, alguna especie de diseño de políticas de buenas prácticas, desde artistas y para artistas”. Las políticas, los programas, los equipamientos culturales, los salones están haciendo eco de estas voces. Las condiciones laborales de estos trabajadores cambian a medida que se reconocen derechos.

LS

Etiquetas
stats