Series y comedias para el invierno en pandemia

Seis series en clave de comedia para ver por streaming: estrellas en crisis, grandes figuras y humor

Con grandes figuras y actuaciones hilarantes, las plataformas de streaming apuestan a la comedia

Con la renovación cada vez más frenética que ofrecen las plataformas de streaming, muchas veces bucear los catálogos de cada una de ellas para encontrar algo para ver puede llegar a ser una tarea agotadora.

Doce películas de los Oscar para ver por streaming

Doce películas de los Oscar para ver por streaming

En esta ocasión, va un repaso por algunas series en clave de comedia, entre estrenos, programas que tendrán pronto nuevas temporadas y ameritan una revisión para estar a punto cuando llegue el día del regreso y algunas opciones un poco perdidas en medio del aluvión.

1 Hacks (HBO Max). A la actriz Jean Smart quizá muchos la hayan visto recientemente en Mare of Easttown (por si se lo perdieron, hablamos de la serie por aquí), donde interpretaba a la madre de la protagonista, la agente de policía recia, algo perturbada y eficiente encarnada por Kate Winslet.

En Hacks es Deborah Vance, una comediante vieja escuela, una de las llamadas leyendas vivas, que después de años de esplendor en el mundo del espectáculo lleva adelante su show de stand up –uno inoxidable, pero también uno que no se aggiorna desde hace décadas– en un hotel de Las Vegas. Vive en medio del lujo, un poco sola, un poco rodeada de sus empleados que suelen ser víctimas de sus berrinches en esa ciudad decadente y fascinante. 

Con la idea de remozar su material cómico, ante la posibilidad de que el dueño del lugar donde Deborah ofrece su show le dé de baja, llegará a su vida Ava (interpretada por Hannah Einbinder), una guionista centennial que después de probar suerte en Los Angeles tiene un traspié y debe aceptar el trabajo junto a la actriz veterana, pese a que a priori la ve como alguien vetusto y alejado de sus intereses.

Con grandes actuaciones de las dos protagonistas, buenas participaciones de las actrices y actores secundarios y un guión hilarante, que combina humor con situaciones extremas sin perder nunca el hilo ni la sensibilidad, el choque generacional resulta graciosísimo. La serie, además de pensar el rol de las mujeres en el mundo de la comedia sin ponerse solemne, sirve como plataforma para reparar en los mecanismos de la comicidad, en qué y cómo nos hacen reír las cosas.

Con diez capítulos ya subidos a HBO Max, Hacks es una de las series del año y, por suerte, los productores ya anunciaron que tendrá nueva temporada.

2. Ted Lasso (Apple TV+). Estrenada a mediados de 2020, para muchos esta comedia fue una especie de oasis en medio de la pandemia.

La serie cuenta la historia de un entrenador de fútbol americano llamado Ted Lasso (interpretado de manera brillante por Jason Sudeikis), que intempestivamente y sin demasiado tiempo para pensarlo es contratado para radicarse en el Reino Unido y trabajar para un club de fútbol de la Premier League inglesa. Obviamente, el hombre no tiene ninguna experiencia en ese deporte, ni en ligas de tanta intensidad, pero acepta el cargo con gusto sin saber qué es lo que se va a encontrar al llegar ni tener en claro que detrás de su contratación hay un plan de alguien que quiere fundir al club.

Esa inocencia del protagonista, junto con situaciones muy graciosas que se van a ir desarrollando mientras el hombre avanza en un terreno feroz en el que lo desconoce todo –Ted Lasso es un poco pajuerano y ahí radica su encanto, digámoslo– son el eje de la narración.

La serie vuelve el próximo 23 de julio, así que hacer una maratón por estos días puede llegar a ser una buena idea para llegar a punto para el estreno de la segunda temporada.

3. Feel Good (Netflix). Tal como contamos por acá, se trata de una serie británica, producida y coescrita por la comediante canadiense Mae Martin. A fines de 2020, luego del estreno de su primera temporada de seis episodios, fue una de esas ficciones que integran los rankings de lo mejor del año y hace pocas semanas volvió con una nueva tanda de capítulos.

Como si se propusiera ir en contra de su propio título, esta comedia cuenta una historia de amor bastante arrasadora de dos chicas que en pocos momentos de la serie se sienten verdaderamente bien. Salvo cuando están juntas.

Mae es una suerte de standapera (la propia Martin) y George (Charlotte Ritchie, a quien tal vez las y los lectores ubiquen por su participación en ese clásico británico de época del mundo de las parteras y las monjas que es Call the Midwife) es una maestra que nunca había estado con otra mujer. 

En el primer capítulo de Feel Good las protagonistas se conocen, se besan, se mudan juntas. Esa intensidad, que no está exenta de dudas, fragilidad, desconfianza, secretos y preguntas, como todo amor, las va a arrastrar a lo largo de la serie por zonas encantadoras donde nada parece muy firme.

Con algo del espíritu de la australiana Please Like Me, con una generación similar a la de Industry (de la que hablamos por acá), con algo del tinte de la multipremiada Fleabag (que es de lo mejor que se puede encontrar en el catálogo local de Amazon Prime Video), Feel Good funciona entre momentos verdaderamente graciosos y amargos. Un asterisco: la madre de Mae está interpretada por la ex Friends, Lisa Kudrow.

4. El método Kominsky (Netflix). Este año llegó a su final, luego de una tercera temporada corta y un poco accidentada (uno de los protagonistas imprevistamente decidió no participar), crepuscular y menos graciosa que las anteriores. 

Sin embargo en sus 22 episodios, El método Kominsky transita por el terreno cómico con solvencia y mucha gracia, mientras que también resulta una suerte de oda a la amistad y la complicidad.

La serie tiene como protagonista a Sandy Kominsky (Michael Douglas), un actor retirado que con el tiempo y por las pocas oportunidades laborales que le fueron apareciendo se convirtió en un maestro de actuación para jóvenes con ganas de ingresar al mundo del espectáculo. Su mejor amigo es Norman Newlander, un representante de artistas con quien Kominsky compartirá sus desgracias, sus alegrías, sus confesiones más íntimas después de haber atravesado juntos casi toda la vida.

El creador de El método Kominsky es Chuck Lorre, la mente detrás de otras comedias televisivas muy populares como The Big Bang Theory y Two And a Half Men. Las tres temporadas completas están disponibles en Netflix.

5. Mrs. Fletcher (HBO Max). No se trata de una novedad –llegó a las pantallas a fines de 2019–, pero vale darle una oportunidad porque quedó un poco perdida en medio de la enorme oferta de series estrenadas en los últimos años.

Mrs. Fletcher cuenta la historia de Eve, una mujer divorciada que, con su único hijo recién instalado en el primer año de la universidad y lejos de su casa, se enfrenta al llamado síndrome del nido vacío.

Pero más que padecer esa situación –tener un espacio para ella sola y tiempo para hacer lo que tenga ganas–, lo que la protagonista nota es que a partir de esta circunstancia, que por momentos se le hace un poco cuesta arriba, se abren para ella varias oportunidades, sobre todo en el terreno de lo erótico. Es joven, atractiva, está sola y quiere tener experiencias nuevas, que esta etapa de su vida le va a ofrecer. Sin embargo no quedará exenta de accidentes, momentos extremos (algunos muy divertidos, otros amargos) e inclusive interrogantes sobre su deseo

La protagonista está interpretada por Kathryn Hahn, una actriz maravillosa que, entre otras notables actuaciones, también participa de Transparent (otra comedia con momentos profundos y muy emotivos, disponible en Amazon Prime). La primera y por ahora única temporada de Mrs. Fletcher está disponible en HBO Max.

6. La maravillosa Mrs. Maisel (Amazon Prime Video). También, una que no es novedad pero que vale la pena, sobre todo mientras se esperan anuncios sobre la cuarta temporada que algunos sitios especializados especulan, aunque sin anuncios oficiales, que podría llegar a fines de este año, tal como ocurrió con las temporadas anteriores.

Ambientada a finales de los años ‘50 y comienzos de los ‘60, esta producción de Amy Sherman-Palladino y Daniel Palladino –los creadores de ese clásico contemporáneo que es Gilmore Girls, otra comedia brillante disponible completa en Netflix– cuenta la historia de Miriam Midge Maisel (Rachel Brosnahan, en un rol deslumbrante), una joven ama de casa de Nueva York que, por una serie de enredos, termina descubriendo que tiene un talento increíble para los monólogos humorísticos tipo stand-up.

De la cuarta temporada por ahora se sabe que comenzaron las grabaciones en medio de las restricciones por la pandemia y hace algunos días se empezaron a revelar posibles actrices y actores que formarán parte del elenco.

Entre otros, se llegó a confirmar la participación de dos ex Gilmore Girls: la actriz Kelly Bishop (que en la serie interpretaba a la abuela Emily Gilmore) y el actor Milo Ventimiglia (por entonces el rabioso Jess, quien por estos días también se luce en This is Us).

AL

Etiquetas