Cultura

Ricardo Fort volvió en formato podcast y repite su éxito mediático en un documental sonoro

La vida Ricardo Fort y la explicación del fenómeno mediático en un documental el formato sonoro

Agosto trajo una de las principales y más esperadas novedades del podcasting argentino: "Basta Chicos". Este documental biográfico sobre la vida de Ricardo Fort co-producido por Anfibia Podcast y Spotify se transformó rápidamente en un éxito de audiencia y de circulación en redes sociales. Quizás haya sido el primero en traspasar los límites de la creciente, pero pequeña audiencia de podcast para conquistar nuevos oídos y llegar a la tele, la radio y los portales informativos. Tomás Pérez Vizzón, su director, describe claramente el objetivo “Creemos que el podcast está en un momento de nicho y hace falta un producto que trate de hablarle a la mayor cantidad de gente al mismo tiempo. Que el tema atraiga oyentes más allá del formato, que rompiera con edades, zonas geográficas y usos tecnológicos”. ¿Qué hay detrás de Basta Chicos?

Primero, el contexto. La producción de podcast en Argentina mejora a pasos acelerados. Esa mejora se traduce en mayor cantidad de contenidos y más calidad en las producciones de las que elDiarioAR ya tiene cuatro, uno en formato diario de noticias con Franco Torchia. Las productoras se han consolidado (Posta, Anfibia, Parque, Wetoker, solo algunas de ellas) y las vías de financiamiento empiezan a asomar como una fuente escasa pero real. Algo impensado hace algunos años. Uno de los grandes impulsores de este crecimiento es, sin ninguna duda, Spotify. Desde que la plataforma entró al mercado de la distribución de podcast en 2018, el conocimiento del formato y la circulación de contenidos creció exponencialmente. 

Uno de los grandes impulsores de este crecimiento es, sin ninguna duda, Spotify. Desde que la plataforma entró al mercado de la distribución de podcast en 2018, el conocimiento del formato y la circulación de contenidos creció exponencialmente.

Pero el gran espaldarazo a la producción local llegó con la gran inversión en co-producciones con actores locales para podcast exclusivos. La lista alcanza a una veintena de producciones con diferentes productoras y los formatos fueron desde ficciones hasta dailys informativos. La inversión en producción en un mercado con fuentes de ingresos inestables y escasas permite la conformación de grandes equipos de producción, tiempos y recursos que extramente se tienen. Basta Chicos es el reflejo de un proceso de trabajo virtuoso facilitado, en gran parte, por esta “tranquilidad presupuestaria”.

Segundo, el tema. Ricardo Fort es un personaje surgido de los medios tradicionales –principalmente la TV- que tiene sobrevida en redes sociales. Pérez Vizzón explica la esencialidad de este perfil: “Fort es un personaje que, de alguna manera mágica, atraviesa a un montón de argentinos. Sea por quienes lo vieron ser uno de los últimos fenómenos de la TV masiva o por los jóvenes que no lo vieron pero lo tienen como ídolo pop digital”. Pero contar la historia de una persona tan mediática y que hizo su corta pero meteórica carrera mostrando su vida privada era un verdadero desafío. Para eso, “teníamos que lograr impactar y emocionar a los oyentes pensando algunas cuestiones básicas y comunes a través de Fort. Puede ser el deseo a prueba de balas, la construcción de una familia típica, la sexualidad, el rechazo del padre… cuando lográs identificar a la audiencia con cuestiones más terrenales a través de un personaje hay algo que se logra… y como nosotros venimos del periodismo es algo que buscamos como parte del oficio”.

Tercero, las formas y el formato. El podcast tenía que responder algunas preguntas clave: ¿por qué un personaje como Fort podía ser amado y odiado al mismo tiempo? ¿Qué había en su figura que imantaba la discusión social ante un evento relacionado con su persona? Julia Dominzain fue una de las guionistas de "Basta Chicos" y deja claro el objetivo que tuvo la producción: “queríamos acercarnos a un objeto de estudio para entenderlo y para eso teníamos que empatizar. No para que vaya en detrimento de la crítica, para anular contradicciones y complejidades, pero sí necesitábamos desprejuiciarnos, desenojarnos con Fort. Fuimos empatizando con el personaje para entender que un millonario puede no interesarte pero estaba claro que algo provocó en la sociedad argentina. Había que hacerse cargo de eso, como fenómeno”.

El objetivo inicial consistió en componer diez episodios de media hora. La soltura de los entrevistados (Matías Alé, Guido Suller, Aníbal Pachano, Violeta Lo Ré, Tito Speranza entre los más destacados), un gran trabajo de producción periodística y la gran figura de Damián Kuc para narrar la historia dieron material de sobra. Los episodios fueron “recortados” y editados varias veces. El equipo de realización tenía un objetivo claro: se necesitaba un podcast dinámico, que aprovechara recursos tan atractivos como interesantes pero que tuviera en cuenta la necesidad de generar impactos y retener la tensión de la atención de una audiencia que solo escucha. Manual de radio.

“Me interesaba mucho que pudiéramos lograr una estructura previsible pero que no perdiera frescura, que la pudiéramos romper cuando hiciera falta para no encorsetarnos”, sostiene Dominzain. Para una persona que viene de la gráfica, escribir para un podcast (para audio) implica ampliar sus posibilidades expresivas. Se suele pensar que el audio recorta los recursos artísticos si se lo mira desde el audiovisual. Pero para el periodismo gráfico las expande.

Cuarto, la producción. La realización de "Basta Chicos", desde su idea inicial hasta su publicación duró un año. El proceso de escritura de guión y de realización de entrevistas llevó unos cuatro meses mientras se reservó otro para la edición sonora y un último para el diseño de la campaña de comunicación. Planificar, guionar, producir y… comunicar. Parte del éxito de este podcast está en su campaña de comunicación. Pero además, "Basta Chicos" contó con un gran equipo de producción: un director (Tomás Pérez Vizzón), dos guionistas (Julia Dominzain y Diego González), un editor sonoro (Pablo Sala), dos productores (Rubén Vivero y Andrés Alarcón), un narrador (Damián Kuc) y un equipo de legales para asesorar en materia de licencias y derechos.

Quinto, Damián Kuc. El gran suceso de YouTube Argentina en 2019 y 2020 con sus historias necesarias puso su voz para sostener el relato, hilar las historias e introducir a entrevistados que soltaron ante la ausencia de cámaras, el desconocimiento general sobre lo que es un podcast y la invitación a contar una historia en común. Para Pérez Vizzón “tenía que hacerlo Damián porque es el representante de una generación que no vio tele pero se hizo conocido por hacer videos para Youtube con un pijama de Fort”.

Sexto y último: viralizarse. "Basta Chicos" se convirtió en trending topic a las pocas horas de su publicación. Su ritmo vertiginoso (similar a The Last Dance) y la publicación de sus diez episodios al mismo tiempo lo llevaron al primer puesto de la lista de reproducciones de Spotify rápidamente. Rompió techos de “plays” en cortos plazos y consiguió replicar un fenómeno de las grandes series audiovisuales: el binge listening, muchas personas se terminaron los diez episodios en un par de días. El círculo virtuoso de audiencia se completó con presencia en redes sociales y algunos eventos fortuitos como el anuncio de la activación de la cuenta de Twitter de Fort por parte de sus hijos. Felipe, uno de ellos, forma parte del podcast.

"Basta Chicos" es, sin dudas, uno de los podcast más exitosos de Argentina. Atrapar una historia –por más conocida que sea- y contarla de una manera diferente, provocativa y dinámica es premiado por las audiencias. En el formato que sea.

"Basta Chicos" se puede escuchar en Spotify.

AE

Etiquetas
stats