Telam agency advice

Irwin ganó por escándalo el Gran Premio Nacional

0

Irwin, con la monta del jockey brasileño Francisco Goncalves, ganó hoy, por escándalo, el Gran Premio Nacional, una prueba de 2.500 metros con un premio importante de 10.000.000 pesos que se corrió en el décimo tercer turno de la reunión en el hipódromo Argentino de Palermo.

El ganador, un hijo de Seek Agaín, pagó un dividendo de 3,20 pesos por boleto y empleó un tiempo de 2m 34s 80/100 para las 25 cuadras de arena seca.

Hay que aclarar que el hipódromo de Palermo no informó sobre la distancia en cuerpos que hubo entre Irwin y Storefront. Calculando a ojo de buen cubero hubo entre cinco y siete cuerpos de ventaja. Tampoco se informó de los parciales de la carrera. Solo hubo información del tiempo final.

La carrera no fue carrera. Irwin demostró toda su gran capacidad y en la recta final fue una máquina de correr. No hubo piedad y ganó por escándalo. Este muy buen potrillo pudo, con un poquito de suerte, haber ganado la Triple Corona. Le faltó suerte y nada más.

En septiembre ganó la Polla de Potrillos y en octubre fue a San Isidro para ganar el Gran Premio Jockey Club. No pudo. Cuando había agarrado la punta de la carrera en la mitad de la recta vino la sorpresiva atropellada de Zodiacal , quien ganó esa prueba a 45 pesos por boleto. Un batacazo que hoy no se dio. Zodiacal entró hoy en el sexto puesto.

Irwin llegó a este Gran Premio Nacional para demostrar su jerarquía. Y lo hizo durante todo el desarrollo. En la punta siempre vino Shy Friend, seguido de cerca por Irwin. Francisco Goncalves, su jockey, hoy lo trajo de menor a mayor y a partir de la recta final se terminó la historia de la carrera.

Ya en los 500 metros finales de la recta Irwin fue a buscar a Shy Friend y a partir de los 300 metros logró sacar una ventaja cómoda y que nunca estuvo en peligro. Un gran paseo, un gran baile y una linda revancha para un caballo que se lo merecía.

Shy Friend terminó perdiendo el segundo lugar a manos de Storefront por cuatro cuerpos. Ambos hicieron lo que pudieron. Hoy la importancia está en la manera rotunda en que Irwin impuso en los 400 metros finales. Fue letal.

El entrenador de Irwin es Javier Fren, el hijo de Carlos Fren, aquel que jugara con Diego Maradona en Argentinos Juniors. Eran muy amigos y luego se distanciaron. Hoy Carlos Fren vivió un momento de gloria. Vio la gran victoria de Irwin con mucha emoción. Por su hijo y por Irwin.

Toda la gente del stud Volver al Futuro se merecían esta fenomenal alegría. Trabajan bien, son sencillos y están cosechando lo que sembraron.

Irwin perdió la posibilidad de ganar la Triple Corona en San Isidro cuando Zodiacal lo sorprendió. Hoy en Palermo fue todo lo contrario. Vino cerca del puntero y en la recta los perdió de vista. Así se gana, así el turf argentino gana prestigio. Un final muy feliz para un potrillo que se lo recontra merecía.

Etiquetas
stats