Argentina recuperó su fútbol, le ganó 2 a 0 a Polonia y se metió en los octavos de la Copa del Mundo

Los jugadores festejan junto a Julián Álvarez, el ex River quien realizó el segundo gol contra Polonia.

elDiarioAR


0

La Selección Argentina se clasificó para los octavos de final del Mundial Qatar 2022, donde el próximo sábado enfrentará a Australia, segundo del Grupo D. Fue después de vencer con nitidez este miércoles el Estadio 974 de Doha a Polonia por 2-0, finalizando en el primer puesto del Grupo C.

Octavos de final del Mundial Qatar 2022: todos los clasificados confirmados y cómo se perfila la llave

Octavos de final del Mundial Qatar 2022: seis clasificados confirmados y cómo se perfila la llave

Alexis Mac Allister al primer minuto del segundo tiempo y Julián Álvarez a los 22 anotaron los goles del vigente Campeón de América. A los 38 minutos del primer tiempo, el arquero polaco Wojciech Szczesny le atajó un penal al capitán Lionel Messi.

El astro rosarino que hoy batió el récord de 22 presencias mundialistas en la Selección, fue ovacionado por los más de 40.000 fanáticos “albicelestes” que celebraron la continuidad de los éxitos del equipo en la Copa del Mundo.

Argentina jugará en octavos de final con Australia, el segundo del Grupo D y que ocupa el 38vo. lugar del ranking de la FIFA, en un partido el próximo sábado a las 16 hora argentina (22 de Qatar) en el estadio Ahmad Bin Ali, que tiene capacidad para 45.032 espectadores.

Por su parte, Polonia se clasificó a la siguiente instancia por diferencia de goles con México. En caso que hubieran empatado en esa instancia, la selección azteca hubiera quedado descalificada por el fair play, que es la diferencia de tarjetas acumuladas. El conjunto del crack Robert Lewandowski, casi “ausente” esta noche, jugará el domingo a las 12:00 con el vigente campeón, Francia.

Recuento del partido

Desde el principio, los polacos intentaron quedarse con el domino del balón en un encuentro que tuvo como tendencia el pelotazo. Por otro lado, Argentina planteó un juego de presión con Enzo Fernández, Rodrigo De Paul y Marcos Acuña como su despliegue ofensivo y contó la acción clara defensiva de Nicolás Otamendi.

Con el paso de los minutos, la albiceleste afianzó su juego en la sociedad compuesta por Fernández, De Paul y Ángel Di María. Tuvo también las proyecciones de Acuña y los destellos de Lionel Messi, quien sorprendió a Wojciech Szczesny, con un remate a quemarropa que el arquero envió al tiro de esquina.

La “Scaloneta” intensificó sus avances por las bandas, dominó y se acercó peligrosamente al área rival, pero no tuvo profundidad para el gol, mientras que Polonia empleó como herramienta fundamental los envíos hacia Robert Lewandowski, pero el goleador del Barcelona fue controlado por Otamendi y el “Cuti” Romero.

Di María probó un tiro de esquina olímpico, y con sus intervenciones punzantes alimentó la ilusión del equipo argentino, que intentó con los remates de Acuña y las acciones del ex River Plate Julián Álvarez.

Hacia el cierre de la primera parte, Szczesny le cometió un penal con un toque a la cara de Messi, el cual se sancionó mediante el VAR, pero el portero le ganó el duelo al astro argentino, bajándole el telón al primer tiempo sin el desahago, ya que al rato le impidió una chance a Álvarez.

Ya en el segundo tiempo, Polonia se vio sorprendida por Argentina y le otorgó la ventaja: Molina desbordó por la derecha y metió un gran buscapié para la oportuna aparición de Mac Allister, que tuvo un disparo mordido al palo más lejano del arco rival.

Polonia sintió el impacto de la desventaja y tras varios minutos, con algunos cambios que ingresaron a la cancha, se adelantó por momentos en el terreno de juego y avisó con un cabezazo desviado de Krystian Bielik, mientras que el conjunto argentino usó ese contragolpe para casi ampliar el marcador con las apariciones de Álvarez y Mac Allister.

Argentina se encontró con más espacios, dándole final a la historia a tan solo 25 minutos del final: el equipo nacional gestó una obra colectiva maravillosa que concluyó con un bombazo de Álvarez al ángulo superior izquierdo, tras la asistencia de Fernández: fue el gol con más toques de la historia mundialista de la Selección.

El equipo argentino finalizó el partido con una Polonia exigida, que se replegó e intentó no cometer faltas para no perder su chance de acceder a los octavos, donde acompañará al equipo albiceleste.

A continuación, todos los detalles del partido:

LC con información de agencias

Etiquetas
stats