Fuerte apoyo de China y Brasil a la Argentina en la negociación con el FMI: piden recortes en los intereses

Los países del G24, incluidos China y Brasil, piden un cambio en la política de tasas al FMI

El grupo que reúne a los países en vías de desarrollo y emergentes, el denominado G24, alentó este lunes al Fondo Monetario Internacional (FMI) a modificar su política de sobrecargos de tasas de interés, para corregir su "carácter regresivo y procíclico" y ayudar a que la recuperación económica global sea en forma equilibrada.

China y Brasil son parte del G24, como la Argentina, y la inclusión de este pedido en el comunicado del grupo luego de la reunión virtual que mantuvieron con la jefa del FMI fue leída en Washington como el apoyo formal de China a la Argentina en las negociaciones que están en curso para la refinanciación de los US$ 45.000 millones que tomó la administración de Mauricio Macri en 2018.

China, la segunda economía del mundo, es el principal comprador de las exportaciones argentinas, mayormente soja y sus derivados. Brasil, la mayor economía de América latina, es el segundo mayor destino de las exportaciones locales, en su mayoría productos industriales como autos.

El comunicado fue emitido luego de la reunión virtual que mantuvieron con Kristalina Georgieva los ministros de Economía de los países miembros del G24 como parte de la Asamblea de Primavera (boreal) conjunta del FMI y el Banco Mundial que se celebra esta semana en Washington.

"Dado que este es el año para que el FMI revise sus políticas de límites de acceso y de sobrecargos de tasas de interés, instamos al Fondo a corregir el carácter regresivo y procíclico de la política de sobrecargos y a considerar medidas específicas, como suspender dichos sobrecargos en este momento, para ayudar a la recuperación económica de los países", dijo el G24 en su comunicado. "Alentamos al FMI a seguir considerando una reducción permanente significativa de los sobrecargos o su eliminación."

En su intervención, el ministro de Economía, Martín Guzmán, pidió explícitamente que se recorten estas tasas de recargo que implican tasas de interés de hasta el 4,5%. Guzmán viene sosteniendo desde el año pasado que la política de recargos es "regresiva y procíclica", las mismas palabras que este lunes incluyó el G24 en su comunicado.

"Es desigual, porque afecta de manera desproporcionada a los países emergentes y de ingresos medios con las cuotas más bajas, y es procíclica, porque impone condiciones más duras a los países que tienen condiciones de mercado más adversas", dijo Guzman el año pasado en foros del G20, G24 y de otros organismos multilaterales.

Luego del comunicado del G24, Guzmán celebró la solicitud formal que quedó plasmada por escrito de solicitar al FMI una revisión de los sobrecargos en los préstamos de emergencia. La celebración es comprensible. La solicitud llega justo cuando Guzmán negocia la refinanciación del préstamo Stand By que pidió Macri sin autorización del Congreso en 2018. Guzmán y el FMI avanzan hacia un préstamo de Facilidades Extendidas, cuyo plazo de repago es de 10 años, basado en las premisas de que para poder repagar la Argentina debe crecer y que como la inflación es multicausal debe ser enfrentada con muchas herramientas.

Para ambas premisas es necesario que los intereses sean mucho menores al 4,5% que hoy se aplicaría con la actual política de recargos de intereses del FMI, una tasa que superior a la tasa de mercado a la que acceden hoy soberanos como Perú, Chile, Brasil, Paraguay y Uruguay. Cada punto de interés representa US$ 450 millones anuales.

En su carácter de representante de la Argentina, Guzmán también respaldó la decisión del FMI de aprobar una nueva asignación general de DEG por un monto de US$ 650.000 millones. Como se reportó, el organismo multilateral de crédito se encamina a aprobar una inyección de liquidez en el FMI de ese monto tan pronto como en junio en un instrumento llamado Derechos Especiales de Giro que pueden ser convertidos en hasta cinco tipos de monedas. Si la propuesta es finalmente aprobada por la entidad -nacida luego de la Segunda Guerra Mundial que tiene a Estados Unidos como el único país con poder de veto en su Directorio-, la Argentina recibiría un estimado de US$ 4.370 millones, en proporción a su cuota.

Como el dinero se distribuirá en base a la proporción de votos, las economías más poderosas se llevarían el lion share (la parte del león), como se le dice en la finanzas internacionales a la torta de dinero. Es por eso los emergentes también se agrupan para pedir que esos fondos que se distribuirán a las potencias puedan ser redistribuidos a los en vías de desarrollos. Concretamente, Guzmán solicitó que se analicen opciones para reasignar voluntariamente esos DEG no utilizados a todos los países en desarrollo que necesitan liquidez, incluidas las economías emergentes y de ingresos medios en su felicitación a la jefa del FMI por liderar la creación de esta inyección de capital record para el organismo basado en Washington.

“Felicitamos y celebramos el liderazgo positivo y efectivo de Kristalina Georgieva por tal logro y pedimos una exploración de opciones que permitan reasignar voluntariamente DEG no utilizados a todos los países en desarrollo que necesitan liquidez, incluidas las economías emergentes y de ingresos medios”, dijo el funcionario argentino.

La felicitación a Georgieva de parte de Guzmán se encuadra en el marco de la negociación del acuerdo de US$ 45.000 millones que tiene a los dos funcionarios como los principales negociadores. El argentino, en representación de su país y a la búlgara como representante de los países del FMI, dominado en su Directorio por las principales potencias como Estados Unidos, China, Japón, y Alemania. En la última reunión en persona que mantuvieron, Georgieva le mostró a Guzmán cómo será el camino que les queda juntos cuando le mostró su cuadro favorito: Un paseo con un burro.

Durante el encuentro con Georgieva, los ministros de finanzas de los países emergentes también coincidieron en la importancia de adoptar medidas para superar las vulnerabilidades de la deuda y los déficits de financiación, y en la necesidad de fortalecer el apoyo financiero a corto y largo plazo para los mercados emergentes y los países en desarrollo.

El Grupo de los 24 es el principal foro de coordinación de políticas económicas y financieras de economías emergentes y en desarrollo. Además de China y Brasil, incluye a México, Colombia, Irán, Venezuela y Sudáfrica, entre otros.

PRG

Etiquetas