El Senado convirtió en ley los cambios en el Impuesto a las Ganancias y el Monotributo

El Senado convirtió en ley la reforma del Impuesto a las Ganancias

elDiarioAR

0

El Senado aprobó esta noche la ley que reforma el impuesto a las ganancias y lleva el mínimo no imponible a 150 mil pesos mensuales brutos y el cambio en el régimen de monotributo, tras un extenso debate con reproches cruzados, a pesar del consenso alcanzado sobre el tema.

Con 66 votos a favor y una abstención (de Esteban Bullrich, del PRO), la Cámara alta convirtió en ley ambas iniciativas, aunque el punto central del debate fue el tema Ganancias, impulsado por el Gobierno que estima que el nuevo esquema beneficiará a cerca de 1.500.000 trabajadores y alrededor de 400 mil jubilados que actualmente tributan.

La nueva norma eleva el mínimo no imponible a 150 mil pesos brutos y, en el caso de los jubilados, comenzará a pagarse a partir de los ocho haberes mínimos y ya no de los seis, al tiempo que contempla nuevas exenciones.

En este punto, deja de estar alcanzado el sueldo anual complementario de quienes ganen hasta 150 mil pesos y también salario que perciban los trabajadores en relación de dependencia en concepto de bono hasta un monto equivalente al 40% de la ganancia no imponible cuando la remuneración bruta no supere los 300 mil pesos mensuales.

Por otro lado, la reforma del régimen de Monotributo actualizará los topes de cada categoría y crea un puente para facilitar el ingreso de contribuyentes al régimen general. Se actualizarán las escalas y montos del monotributo correspondientes al período 2020, que comenzarán a regir cuando la ley sea promulgada por el Poder Ejecutivo.

La reforma propiciada por la AFIP busca armonizar la transición entre el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (RS) y el Régimen General (RG), tanto en términos administrativos como en los montos de las obligaciones que deben afrontar las personas monotributistas.

Para los casos de monotributistas cuya facturación superó el límite más alto del régimen hasta un 25%, se contempla que puedan mantenerse en su actual condición durante el período fiscal 2021.

Los que superaron ese monto se tendrán que pasar al régimen general, y se establece una transición para que los contribuyentes puedan afrontar los pagos de Ganancias y de IVA.

El debate en el Senado

El presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado, el peronista cordobés Carlos Caserio, abrió la discusión calificando a la reforma al impuesto a las Ganancias como “una muy buena noticia para 3,7 millones de personas que se acogen a este régimen”.

“Es un proyecto que traerá mayores ingresos y se traducirá en movimientos económicos de la mano de un mayor consumo”, expresó Caserio, quien agregó que la reforma será “una contribución para que el Estado tenga más recursos y va a disminuir el gasto público porque va a tener menos necesidades que atender”.

El senador por Córdoba destacó la política del presidente Alberto Fernández en este sentido y cuestionó la promesa de campaña formulada en su momento por el expresidente Mauricio Macri, quien había prometido eliminar el pago de impuesto a las Ganancias para un sector de los asalariados.

El legislador afirmó que el expresidente Macri prometió “la eliminación del impuesto pero duplicó” la cantidad de trabajadores que lo terminaron pagando.

Su coterránea macrista, Laura Rodríguez Machado, defendió el gobierno del líder de Juntos por el Cambio mencionando que “se trabajó de manera consensuada con las provincias a las que se les mejoró la Coparticipación y que, en retribución, bajaron Ingresos Brutos, aunque este Gobierno se encargó de que vuelvan a cobrarlo”.

“Y van a seguir golpeando el bolsillo de la gente. Pretenden eliminar la presión fiscal cuando en realidad el kirchnerismo aumentó la presión fiscal en el bolsillo de la gente”, agregó la senadora cordobesa.

Por su parte, el oficialista Oscar Parrilli, agradeció a la oposición por apoyar el proyecto de Ley de reforma al Impuesto a las Ganancias, y les reclamó una “autocrítica” al acusarlos de ser los responsables de la situación económica y social que vive la Argentina.

“Me alegro de que hoy nos apoyen. Pero las consecuencias de hoy son por lo que ellos hicieron”, afirmó Parrilli.

El senador agregó que “cuando gobiernan se parecen a un lobo y cuando son oposición son la piel de cordero, porque parecería que lo que damos ni siquiera alcanza”.

DA

Etiquetas
stats