Precios congelados: una lista oficial y tres escenarios distintos frente a la góndola

Los "precios congelados" están formalmente vigentes hasta el 7 de enero.

La lista oficial mide 1.432 productos y tiene precios para las 24 jurisdicciones de la Argentina. Se trata de los "precios congelados" que estableció a través de una resolución la Secretaría de Comercio Interior que encabeza Roberto Feletti: formalmente, entró en vigencia este miércoles y rige hasta el 7 de enero. Pero la realidad en los supermercados -y, por lo tanto, en los bolsillos- es distinta.

En una recorrida por locales de algunas cadenas elDiarioAR pudo comprobar que hay productos dentro de la lista que, incluso a primera hora de la mañana y con las góndolas llenas, no están disponibles y otros que se venden más caros que lo indicado por la lista dictada por el Estado.

En una sucursal porteña de Coto, el sachet de un litro de leche La Serenísima que desde Comercio Interior se publica a 80 pesos se vende por 88. En un local de Carrefour también de la Ciudad el desfasaje es el mismo, y ahí mismo se venden a 103,90 pesos las tapas de pascualina de hojaldre La Salteña, que según los "precios congelados" deberían cobrarse $87,46. El puré de tomate Molto se cobra 74,20 pesos, y no los 59,05 que figuran en la lista. En apenas tres ejemplos hay precios entre 10% y 25% más caros que los publicados oficialmente.

En Coto, la botella de 2,25 litros de Coca Cola se vende a 232 pesos, aunque en la lista correspondiente a la Ciudad de Buenos Aires se publique a 208,44. El envase de 400 gramos de dulce de leche Ilolay cuesta en la góndola 196 pesos, por encima de los 167 anunciados en el programa de "precios congelados", y un kilo de arroz integral Gallo cuesta 215 pesos, y no los $175 anunciados. En esos casos, el incremento entre la lista y la caja -otra vez, el bolsillo- es de al menos 11% y alcanza el 23%.

A ese desfasaje entre lo informado y lo que efectivamente encuentra una persona cuando va a comprar se le suma otro escenario: hay productos que están en la lista pero no se encuentran en los locales. La leche de un litro Apóstoles -entre las más baratas de la lista- no estaba disponible en estos locales. En Coto no había, entre todas las marcas (y modelos) disponibles, queso blanco Mendicrim, ni manteca La Paulina, y en Carrefour había salchichas Swift pero su versión Kids. Ni un paquete de las de esa marca que el Estado incluyó en el programa que acaba de entrar en vigencia.

Como tercer escenario, hay, sí, precios en la góndola que coinciden con los anunciados por la secretaría que conduce Feletti: son los que ya estaban incluidos en el programa de Precios Cuidados, señalados en las góndolas bajo esa categoría. Los que no pertenecían antes a ese listado pueden atravesar dos escenarios distintos: estar en falta o venderse más caros.

"Estas herramientas nunca funcionaron en la Argentina para contener supuestamente la inflación y siempre provocaron desabastecimiento de algunos productos", dijo este jueves Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio, en declaraciones radiales a De acá en más, por Urbana Play FM. El programa acaba de lanzarse y quien vaya al supermercado con gastos previstos a partir de esa lista encontrará sorpresas. Negativas para el bolsillo.

JR

Etiquetas
stats