La secretaria del Tesoro de Estados Unidos manda al bitcoin por debajo de US$ 50.000

La secretaria del Tesoro de EEUU, Janet Yellen

0

El bitcoin volvió a desplomarse este martes luego de que la secretaria del Tesoro de los Estados Unidos Janet Yellen lo calificará como método de pago "ineficiente" y su cotización se ubicaba por debajo de los US$ 50.000. Había alcanzado el récord de US$ 58.300 el último domingo.

“Es una manera extremadamente ineficiente de llevar a cabo transacciones”, dijo Yellen, quien consideró que “la cantidad de energía que es consumida al procesar transacciones” con el Bitcoin es “asombrosa”.

De acuerdo con el sitio especializado en criptomonedas Coinmarketcrap, la cotización del bitcoin (BTC) se encontraba este martes al mediodía mediodía en US$ 48.700 con una caída de 6% en las últimas 24 horas, y un derrumbe de 16,5% en dos días.

Pese a la caída, el valor actual del bitcoin representa un crecimiento de casi 335% frente a los US$ 11.200 de fines de 2019; y de 74% desde el inicio de 2021, cuando la criptomoneda cotizaba a US$ 28.000.

El bitcoin alcanzó niveles récord en las últimas semanas impulsado por las declaraciones de apoyo a las criptomonedas que realizó el magnate Elon Musk, dueño de la empresa que fabrica de vehículos eléctricos Tesla, quien no sólo minimizó las advertencias sobre una burbuja financiera sino que invirtió a través de Tesla US$ 1.500 millones en la criptomoneda y aseguró que un futuro cercano la empresa aceptaría bitcoins como forma de pago por sus vehículos.

Cuando el bitcoin supero US$ 56.000 por unidad, el valor del conjunto de los bitcoines creados desde 2009 subió por encima de US$ 1 billón. Con más de 18,6 millones de bitcoines creados desde su lanzamiento, en 2009, por personas anónimas, el conjunto del mercado representa potencialmente más de US$ 1,015 billones, según la página coinmarketcap.com.

Musk defendió en Twitter la inversión en Bitcoin de US$ 1.500 millones que realizo Tesla afirmando que "cuando la moneda fiduciaria tiene un interés real negativo, sólo un tonto no buscaría en otra parte". Y agregó: "Tener algo de Bitcoin, que es simplemente una forma de liquidez menos tonta que el efectivo, es lo suficientemente aventurero para una empresa S&P 500". El empresario sostuvo que "Bitcoin es casi tan mierda como el dinero fiduciario", y agregó que "la palabra clave es 'casi'".

En la vereda opuesta, el economista Peter Schiff, dueño de la agencia de Bolsa estadounidense Euro Pacific Capital, afirmó en Twitter que "un activo financiero está en una burbuja cuando su precio no tiene relación con su valor presente subyacente o una expectativa razonable de su valor futuro", y añadió que "la convicción de los inversores en la apreciación del precio es alta y el miedo a perder es bajo".

"A US$ 50.000, Bitcoin es la burbuja más grande de todas", aseguró Schiff, quien afirmó que "no se puede descartar un movimiento de hasta US$ 100.000. Tampoco se puede descartar un descenso a cero".El financista remarcó que "si bien es posible un movimiento temporal de hasta US$ 100.000, un movimiento permanente hasta cero es inevitable".

El crecimiento insaciable del Bitcoin preocupa a los analistas financieros, que consideran que, al haber quintuplicado sus precios en un año, es bastante probable que la burbuja explote. Sin embargo, los defensores del Bitcoin ven en la red descentralizada, creada por personas anónimas en 2008, un medio de protegerse contra las acciones de los bancos centrales.

En los últimos meses, muchas empresas financieras manifestaron su interés por la criptomoneda. Del gigante de los pagos en línea Paypal, en octubre, al mastodonte de los fondos de inversión BlackRock a finales de enero, pasando por el banco más antiguo de Wall Street, BNY Mellon, numerosos actores financieros estadounidenses anunciaron que prevén poner en marcha servicios para usar o vender criptomonedas.

A comienzos de mes la Universidad de Cambridge lanzó el Índice de Consumo de Electricidad de Cambridge Bitcoin (CBECI, por sus siglas en inglés). Se trata de un indicador que proporciona una estimación en tiempo real, del uso total anual de electricidad de la red Bitcoin, y permite comparaciones en vivo con usos alternativos de electricidad para poner las cifras en perspectiva.

“El índice se ha desarrollado en respuesta a las crecientes preocupaciones sobre la sostenibilidad y el impacto ambiental de la minería de Bitcoin, que se basa en operaciones criptográficas de computación pesada que requieren cantidades significativas de electricidad", señala la universidad. Precisó que "la red Bitcoin consume 121,36 teravatios por hora (TWh) mientras que el consumo de la Argentina es de 121 TWh, ubicándose en el puesto 31° del ranking mundial de utilización de la energía", un escalafón que es liderado por China con 5.564 TWh y los Estados Unidos con 3.902 Twh.

Con información de Télam

Etiquetas
stats