premios oscar

El recorrido al Oscar de “Argentina, 1985”: entre los cines, el streaming, 007 y Amazon

Ricardo Darín y Peter Lanzani interpretan a Julio Strassera y a Luis Moreno Ocampo en Argentina, 1985.

Pablo Planovsky

0

Todavía queda el desenlace para saber cómo termina esta historia, pero el recorrido de Argentina, 1985 tuvo todos los matices dramáticos dignos de una producción de Hollywood. Se estrenó el 2 de septiembre de 2022 en el Festival de Venecia y, cuando terminó la proyección, recibió una ovación de 9 minutos de los asistentes a la función. Durante los últimos años, en la industria del cine se convirtió en moneda corriente medir la cantidad de minutos de aplausos u ovaciones que recibe cualquier película. Sea Cannes o Venecia, no hay que olvidar que los festivales también son mercados desde donde se empieza a construir el recorrido de un título. Argentina, 1985, aún siendo una de las más ovacionadas del festival, fue superada por Los espíritus de la isla, que recibió 13 minutos de aplausos. Ya en ese entonces, ambas se perfilaban como candidatas al premio mayor, el Oscar. Hoy Argentina, 1985 recibió la nominación como mejor película internacional. Los espíritus de la isla tuvo 9 nominaciones, incluyendo mejor película.

Una narrativa posible es pensar en Argentina, 1985 como la “pequeña película que pudo”: presentación en uno de los festivales más prestigiosos, éxito pese al boicot de las grandes cadenas y, ahora en su desafío final, enfrentarse a la multinominada Sin novedad en el frente, la película alemana bélica que es el principal caballo de batalla de Netflix para esta temporada de premiaciones, que arrasó con 9 nominaciones.

Con el flamante anuncio, Argentina es el país iberoamericano con mayor cantidad de nominaciones (8) y premios (2) conseguidos en los Oscar. La “final” para Argentina, 1985 va a ser el 12 de marzo, la fecha en la que se hace la ceremonia de la Academia de Cine en Estados Unidos. Pero antes que pensar en un posible “Argentina vs. Alemania” o “Argentina vs. Corea”, se puede pensar en “Amazon vs. Netflix”.

Quizás algunos espectadores hayan notado que Argentina, 1985 no tiene el logo de “Cine Argentino” que aparece al comienzo de casi todas las producciones nacionales. La película es una coproducción entre cuatro productoras: Infinity Hill, La Unión de los Ríos, Kenya Films y Amazon Studios. La representante de la división de Contenido Original en América Latina de Amazon, Javiera Balmaceda, anunciaba en agosto de 2021 que la empresa de Jeff Bezos iba a ser parte del camino de Argentina, 1985 cuando se iniciaba el rodaje.

Por qué se eligió a Amazon como una de las coproductoras de Argentina, 1985? Axel Kuschevatzky lo explica: “Hasta hace unos años en Argentina la forma de financiar películas pasaba mayoritariamente por fondos públicos, es decir, subsidios del INCAA; coproducciones, en mayor parte con Europa; preventas, donde se trataba de que algún estudio de Hollywood comprara la película; y financiación privada, como Telefé. Con la devaluación la escala de mercado de Argentina fue cada vez menos rentable. Los subsidios cada vez aportaban menos. Muchos países de Europa, por las crisis, prefirieron coproducir con otros de Europa, y algunos cambiaron modelos de producción. Para hacer películas masivas no existía ese modelo de otra época. En este sentido fuimos a hablar directo con Amazon, no tuvimos ninguna llamada particular de cualquiera de las otras plataformas en ese momento. Amazon ya había producido proyectos basados en hechos reales. Yo había tenido charlas previas con otras plataformas, pero no había tenido receptividad para películas de esta franja presupuestaria”.

“Amazon respondió muy rápido. Lo querían hacer como una coproducción, no es un encargo de Amazon o un trabajo hecho a pedido. No es que vinieron y nos dijeron que hagamos una película sobre esto. Fue una sociedad entre partes con la toma de decisiones hecha entre las cuatro empresas productoras”, agrega Kuschevatzky. Argentina, 1985 también tiene entre los nombres de los productores a Victoria Alonso, la Argentina que produjo las películas mega taquilleras de Marvel.

El ingreso de Amazon: no todas fueron buenas noticias

Sony, uno de los mayores estudios en todo el mundo de la producción y distribución de cine, iba a distribuir Argentina, 1985 en un acuerdo comercial con varias cadenas importantes. En junio de 2022 la película figuraba en la sección de próximos estrenos de algunas de las salas más grandes de Argentina. Pero, detrás de escena, los acuerdos empezaban a resquebrajarse porque Amazon pedía sólo 3 semanas de exclusividad en salas de cine, para luego estrenar la película en su plataforma Prime Video. Sony, casi un mes antes del estreno, se bajó de la distribución. Las principales empresas de cines en el país (Cinépolis, Cinemark, Hoyts y Showcase) borraron la película de la grilla de próximos estrenos.

La “ventana de exhibición” fue una pulseada muy grande que tuvieron los cines contra las plataformas de streaming, incluso antes de la pandemia. En el contexto del confinamiento, en 2020, la balanza se inclinó en favor de las empresas de streaming. Cuando las salas pudieron volver a abrir, los cines (sin importar si eran cadenas multinacionales gigantes o salas pequeñas e independientes) ya no tenían mucho margen para negociar. Atrás parecían haber quedado los días en los que una película tenía 90 días de exclusividad en salas.

Al final, cuando se estrenó en cines independientes, la película fue un éxito. Quedó lejos de los más de 2 millones de espectadores que hicieron Relatos salvajes o El secreto de sus ojos, pero al superar la barrera del millón de espectadores, en un contexto en el que el cine no se recuperó del todo del golpe del confinamiento por pandemia, la cifra fue más que notable. Más difícil es saber los números que tuvo en Prime Video, el servicio de streaming de Amazon. Primero, porque (sea Amazon, Netflix o Apple TV+) no hay manera de cotejar los datos que las plataformas de streaming anuncian sobre los títulos que tienen en sus catálogos. Segundo, porque no hubo anuncios rimbombantes de récords “de espectadores digitales” en la plataforma.

“Yo tuve bastante suerte. Fui parte de varios proyectos que tuvieron recorrido por premios internacionales”, recuerda Axel Kuschevatzky cuando se le pregunta por esta instancia de premios. En 2010, como productor de la película, vio como El secreto de sus ojos ganaba el Oscar para Argentina. Luego, volvió a vivir la experiencia con Relatos salvajes, que estuvo nominada pero no ganó. Pero con ninguna de esas dos existía el streaming como un servicio que alcanzara a la mayor parte del mundo. “Ni con El secreto de sus ojos o Relatos salvajes existía la idea de distribución global. Yo lo vivo con mucha felicidad que una película tenga la posibilidad de llegar a la mayor cantidad de gente posible. Por supuesto, la parte que soy muy cuidadoso es que siempre trato de que las películas tengan la posibilidad de estrenarse en cine, porque nosotros trabajamos pensando en cómo se siente la película con un público, viéndola en comunidad, no solo en casa. Hacer una película sobre los riesgos de la democracia en términos globales, cuando en todo el mundo vemos situaciones en donde se las ataca, como la insurrección del 6 de enero del Capitolio norteamericano, o la insurrección en Brasilia, nos dan ganas de que todo el mundo la vea porque conecta con el contexto general”.

PP

Etiquetas
stats