HOGAR

No la tires: once cosas para hacer con tu ropa vieja

Foto: Elvert Barnes

Eva San Martín

Diario.es —

0

Los influencers lo llaman upcycling, pero en español existe un término fantástico para decir lo mismo, aunque no suene tan trendyreutilizar. Es decir, convertir algo que no te sirve en otro objeto que sí y darle una nueva vida. Millones de toneladas de ropa se tiran en el mundo y a muchas les podemos dar un nuevo uso mientras cuidamos el planeta. Y, de paso, ahorrarnos dinero.

1. Arreglala o personalizala

No hace falta que seas un experto de la aguja y el hilo: internet está repleto de tutoriales para hacer pequeños arreglos a la ropa que vale la pena recuperar pero que ya no nos ponemos. Algo tan sencillo como cambiar unos botones puede lograr que reviva una camisa que nos parecía aburrida. El DIY (do it yourself) o hazlo tú mismo no es nuevo. 

E incluso fue reivindicado por el movimiento punk de los setenta, puede bastar con ponerles unos flecos o teñir tus prendas con restos de comida o tal vez hacer un remiendo creativo a esos pantalones, con un poco de hilo de colores. 

2. Hacete una bolsa para ir de compras

Si echas un vistazo a la red, descubrirás que hay decenas de ideas para transformar una vieja remera en algo tan práctico como una bolsa de tela para ir hacer las compras. Lo más fácil parece usar una remera sin mangas y coser la apertura inferior. Usa las tiras de la remera como manijas y refuerza el bajo de la bolsa para que aguante más.

3. Trapos de cocina

Tan sencillo como cortar la ropa que esté estropeada en cuadrados del tamaño que prefieras. ¡Ya los tenés!

4. Un delantal con una camiseta

Cortá las mangas de una camiseta grande, con cuidado de no desarmar el cuello. Ahora, recortá la espalda, y guardá dos tiras largas de la tela que saques de ella: te servirán para anudarte el delantal. Cosé una tira a cada lado, ¡y listo!

5. Relleno para pufs

Durante y después del confinamiento, muchos se han dedicado a sus casas para convertirlos en espacios más acogedores. Si a vos también te atrapó el llamado síndrome del nido, y querés tener más sitios cómodos donde sentarte a ver tus series favoritas, esta idea te puede interesar. Porque hacerte un puf o un asiento blando sin respaldo es tan sencillo como coser una sábana y rellenarla con toda esa ropa ajada que te sobra.

6. Funda de almohadón con una camisa.

Solo necesitás recortar tu camisa con la forma que tenga el relleno, y coserla. La ventaja de reutilizar una camisa como funda de almohadón es que ya tenés los botones para sacar el relleno cuando necesites lavarla. 

7. Manopla de cocina con una media

No hace falta que esas medias agujereadas, sin par o que ya no te gustan acaben en la basura. Podés utilizarlos como una manopla para la cocina con la que sacar tus tortas del horno sin quemarte los dedos. Usa una media limpia y mullida o, para mayor protección, mejor usa varias (y sin agujeros).

8. Envolvé objetos

Los japoneses llaman furoshiki a una tela cuadrangular que se utiliza para envolver y transportar todo tipo de objetos; desde regalos hasta botellas de vidrio. Pues eso. Una suerte de bolsa improvisada y moderna. 

9. Una bandada para el pelo o el cuello

Una vez que cortaste un cuadrado de tu prenda y tenés tu furoshiki, sus usos potenciales se multiplican. Uno sencillo: usarlo como diadema o como bandana para el pelo. Solo tenés que unir dos esquinas para formar un triángulo. Después, dóoblalo sobre sí mismo para formar una tira anudalo a la cabeza o al cuello, como prefieras. También sirve para decorar tus colitas de pelo: átate el pelo con una gomita y rodealo después con tu pañuelo. 

10. Envolver las manijas del bolso o la correa de la cámara

O enrollalo a las manijas de un bolso aburrido para darle una vida nueva. Con la misma técnica, también podés utilizar tu trozo cuadrado de tela como correa de la cámara. 

11. Banderines para fiestas

Y si en lugar de hacer cuadrados, cortas tus prendas en triángulos (o en cuadrados y después las doblas), podés atar varios pedazos para crear banderines con los que decorar tu casa o una fiesta. 

¿El objetivo? Utilizar nuestra ropa para crear algo que no solo suene amable con el planeta, sino que resulte de pronto sorprendentemente inspirador. 

E.S.M.

Etiquetas
stats