El Congreso de EEUU aprobó el plan billonario de infraestructura promovido por Biden

El presidente de EEUU, Joe Biden

elDiarioAR

0

El Congreso de Estados Unidos aprobó en las últimas horas el gigantesco plan de inversión en infraestructura que quería el presidente Joe Biden, una victoria a medias para el demócrata, que antes no logró que se votara su iniciativa para reformar el sistema de protección social del país e invertir en la lucha contra el cambio climático.

Este proyecto de 1,2 billones de dólares llegará ahora a la mesa de Biden para su aprobación definitiva después de que las dos Cámaras del Congreso dieran su visto bueno.

Los demócratas necesitaban 218 votos para aprobar este plan destinado a la modernización de autopistas, puentes e Internet de banda ancha, considerado uno de los más ambiciosos de la historia de Estados Unidos. El texto finalmente fue aprobado con 228 votos a favor y 206 en contra, estos últimos todos de legisladores republicanos.

Recibí nuestro newsletter El mundo es azul como una naranja
Un resumen semanal de política internacional en mil palabras. Por Alfredo Grieco y Bavio.

Es gratuito y podés darte de baja en cualquier momento.

El plan aprobado en el Capitolio, que tan solo contempla unos 550.000 millones de dólares en gasto nuevo, es sustancialmente menor al paquete inicial presentado por Biden en marzo pasado por 2,25 billones de dólares.

El paquete contempla más de 110.000 millones de dólares para reparar carreteras, puentes y autopistas, y 66.000 millones de dólares para fomentar el ferrocarril de pasajeros y mercancías. Esta última inversión supone la mayor inyección de fondos en la red de ferrocarriles del país en medio siglo.

El proyecto de ley destina, además, 55.000 millones de dólares para abordar los problemas en el suministro de agua, como el reemplazo de todas las tuberías de plomo, y contempla 65.000 millones de dólares para modernizar la red eléctrica.

Asimismo, asigna miles de millones de dólares para rehabilitar acequias, reformar puertos y aeropuertos y expandir el acceso a la banda ancha.

Ante la necesidad de mejorar la imagen de su mandato, Biden tenía esperanza en aprobar dos importantes leyes en la Cámara de Representantes: el plan de inversiones y un vasto paquete de 1,75 billones de dólares para reformar el sistema de bienestar y para luchar contra el cambio climático. Pero los líderes demócratas tuvieron que dejar de lado la votación de este último texto porque el ala moderada del partido exigía analizar el dinero que implica. La facción progresista, por su parte, amenazó con bloquear también el voto del plan de infraestructuras si no se avanzaba con el paquete de bienestar social, pero alcanzaron un acuerdo entre ambas partes.

Biden, que ve cómo su popularidad cae a un año de las elecciones de mitad de mandato, dijo que su plan de gasto social se votará ahora en la Cámara de Representantes la semana del 15 de noviembre, informó la agencia de noticias AFP.

Este paquete de inversión prevé la creación guarderías para todos, una profunda mejora de la cobertura sanitaria e importantes inversiones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que significa una profunda remodelación del estado del bienestar en Estados Unidos. Pero es objeto de disputa en el seno del Partido Demócrata y la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, no logró alinear a sus compañeros de bancada para aprobar ambas iniciativas.

Aunque el paquete de gasto social y medioambiental promovido por la Casa Blanca salga adelante en la Cámara de Representantes, todavía tiene que ser debatido en el Senado, donde es muy probable que sufra importantes modificaciones.

De hecho, este plan está en manos del senador demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin, quien dice temer que la iniciativa aumente aún más la deuda pública y dispare la inflación. Debido a la escasa mayoría demócrata en el Senado, Manchin tiene prácticamente el poder de veto sobre el plan.

CB con información de agencias

Etiquetas
stats