Europa no se atreve a embargar las compras de gas ruso pero apunta al carbón y el petróleo

El comisario de Finanzas, Paolo Gentiloni, y el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

Andrés Gil

Bruselas / Bélgica —

0

Si no puede ser el gas, que al menos sea el carbón. Y, partir de ahí, el petróleo. Es lo que tiene en mente la Comisión Europea, según ha afirmado este martes el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis: “Necesitamos llegar a un consenso entre los Estados miembros, y hay discusiones sobre lo que se puede hacer en el área de la energía, como el carbón y el petróleo. El quinto paquete de sanciones está ultimándose, no puedo anunciar detalles, pero la energía está siendo considerada como parte del paquete. No será solo sobre energía, afectará también a otros sectores, como en el comercio, el transporte y la energía, como el carbón”. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, visitarán Kiev esta semana para reunirse con el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, en una muestra de apoyo al país, después de que viajara también la presidenta de la Eurocámara, Roberta Metsola. El Ejecutivo comunitario también dijo el lunes que ayudará a Ucrania a reunir pruebas de posibles crímenes de guerra cometidos por las tropas rusas en Bucha. Y el PP europeo, principal grupo político de la Eurocámara y al que pertenecen Dombrovskis y Von der Leyen, ha pedido este martes “un embargo inmediato sobre el petróleo y el carbón” y que las importaciones de gas se detengan “lo antes posible”.

En definitiva: se arranca con el carbón y petróleo vendría después, mientras el gas, de momento, no puede tocarse.

Según adelantan la agencia Bloomberg y el diario The Wall Street Journal, el nuevo paquete de sanciones que está ultimando Bruselas afectará, efectivamente, al sector energético ruso, pero, según estos medios, se centrará inicialmente en el carbón. La medida, que supone otro salto adelante en el endurecimiento de las sanciones, aunque aún no toca el gas, que es la principal fuente de ingresos de Rusia, llega tras las imágenes de 400 civiles asesinados en Bucha, localidad próxima a Kiev, descubiertos el domingo tras la retirada de las tropas rusas.

Así, el embargo sobre el carbón ruso sería parte de un paquete de medidas que también buscaría reforzar las sanciones existentes y corregir las lagunas de lo ya aprobado. Este miércoles se reúnen en Bruselas los embajadores de los 27 ante la Unión Europea (UE) para debatir qué hacer, y decidir si efectivamente se procede a la prohibición del carbón ruso y a partir de cuándo. También se espera que la Comisión Europea proponga prohibir que la mayoría de los camiones y barcos rusos ingresen al bloque, informa Bloomberg.

“Las discusiones están en curso en lo que respecta a la Comisión Europea”, ha dicho este martes en el Ecofin de Luxemburgo el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, sobre el gas: “Es una opción, pero necesitamos llegar a un consenso entre los Estados miembros. Las discusiones continúan y continuarán también hoy. Sí hay discusiones sobre lo que se puede hacer en el área de la energía, como el carbón y el petróleo. Hay discusiones también sobre qué sanciones adicionales podría haber en el ámbito del comercio. Hay discusiones sobre nuevas sanciones, pero lo importante es que presentemos un paquete de sanciones fuerte y creíble frente a las atrocidades que estamos viendo, que el ejército ruso está cometiendo en Ucrania. Deberíamos presentar un paquete de sanciones fuertes en respuesta a esta situación, incluyendo energía, y las discusiones exactas sobre esto están en curso”.

El comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni, explicaba este martes a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas de la UE (Ecofin) en Luxemburgo: “Estamos discutiendo el estado de las últimas sanciones: su implementación, las lagunas, qué podemos hacer y si es necesario endurecerlas. Porque todos los días nos impactan estas imágenes [de civiles asesinados]; tenemos nuevas imágenes de satélites sobre lo que está pasando en Bucha y tenemos que reaccionar”. Gentiloni, eso sí, ha declarado que el nuevo paquete de sanciones “se está trabajando” y que incluye “abordar los riesgos de elusión” al tiempo que hay “un debate sobre la posibilidad de endurecerlas, pero no se ha tomado ninguna decisión hasta ahora”. Y añade: “Nada está fuera de la mesa”.

No obstante, el lunes por la noche, Gentiloni, después del Eurogrupo, sí informó de algo que, de momento, sí parece fuera de la mesa. “No vamos a tomar ahora decisiones sobre el embargo del gas”, reconocía.

Bruno Le Maire, ministro de Economía y Finanzas de Francia, país que preside este semestre el Consejo de la UE, ha afirmado en el Ecofin este martes sobre el endurecimiento de las sanciones: “El principio clave de las sanciones es la unidad de los 27. Esto es lo que las hace efectivas. Esto es lo que les da valor en su aplicación contra el estado ruso y contra Vladimir Putin. Las discusiones se llevarán a cabo en las próximas horas. El presidente de la República fue muy claro ayer que en estas sanciones podría estar el sector energético, dejó muy claro ayer que estaba abierto a ampliar las sanciones al carbón y al petróleo. Veremos cuál será la posición de los demás estados miembros. La posición de la presencia francesa es muy clara. Estamos listos para hacer cumplir las sanciones, y el petróleo y el carbón son una posibilidad, y debemos discutir y construir la unidad en los 27 estados miembros”.

La ministra lituana, Gintarė Skaisté, también ha sido tajante sobre la energía: “Deberíamos cortar a Rusia de sus principales fuentes de ingresos: su sector energético. Y creo que deberíamos reducir las compras a Rusia: en petróleo, gas y carbón. Lituania es el primer país de la UE en decir adiós al gas ruso. Y creo que también deberíamos hablar sobre el sistema financiero ruso y eliminar a los bancos rusos más grandes de swift, Sberbank y Gazprombank. Lo que estamos haciendo hoy será la historia del mañana y debemos mostrar solidaridad con el pueblo ucraniano”.

Pero no todos lo ven igual por temor al efecto bumerán en países muy dependientes como Alemania o Hungría. El ministro de Finanzas austriaco, Magnus Brunner, dijo este lunes a su llegada al Eurogrupo que hay que “mantener la cabeza fría” cuando se trata de sanciones: “Los crímenes de guerra nos conmocionan tremendamente. Pero hay que mantener la cabeza fría cuando se trata de sanciones. Nosotros, como Alemania, somos muy cautelosos acerca de un embargo de gas, porque tememos que las consecuencias para nosotros sean mayores de lo que serían para Rusia”.

Y el ministro de Finanzas, Christian Lindner, ha afirmado, por su parte: “La comunidad internacional y especialmente nosotros como europeos debemos preparar el próximo paquete de sanciones. Hay que aumentar aún más la presión sobre Putin sin debilitarnos. Todo tiene que estar sobre la mesa. Nuestra intención es independizarnos de las importaciones de energía de Rusia lo antes posible, y se debe hacer una distinción entre gas, carbón y petróleo, cada uno de los cuales debe ser visto de manera diferente porque los reemplazos requieren diferentes períodos de tiempo. Pero debe quedar claro. Todas las relaciones económicas con Rusia deben terminar lo antes posible. Hay que prever sanciones severas, pero el gas no se sustituye a corto plazo”.

AGB

Etiquetas
stats