Periodista rusa que protestó contra la ocupación se sacó la tobillera electrónica y se niega al arresto domiciliario

Tras participar en un piquete a mediados de julio contra la campaña militar en Ucrania, Marina Ovsiánnikova fue acusada de difundir informaciones falsas sobre el Ejército ruso, por lo que podría ser condenada a hasta 10 años de cárcel.

elDiarioAR

0

La periodista Marina Ovsiánnikova, conocida por haber irrumpido en un programa de la televisión pública rusa con un cartel contra la campaña militar en Ucrania, declaró este miércoles que se niega a estar bajo arresto domiciliario.

Una mujer irrumpió en el noticiero más visto de Rusia para criticar la invasión a Ucrania

Una mujer irrumpió en el noticiero más visto de Rusia para criticar la invasión a Ucrania

“Soy completamente inocente, y dado que nuestro Estado se niega a cumplir sus propias leyes, desde del 30 de septiembre de 2022 ya no cumplo la medida cautelar en forma de arresto domiciliario y me considero libre de ella”, escribió Ovsiánnikova en Telegram.

La periodista, en paradero desconocido desde la semana pasada, confió en que algún día el tribunal o el fiscal dejarán de negar la muerte de “niños en Ucrania” y perseguirla por “decir la verdad”.

“Estuve bajo arresto domiciliario dos meses y todo ese tiempo, los investigadores (...) trataban de hacer como que en Ucrania no ha muerto ni un niño”, prosiguió.

Mientras, la información sobre las víctimas es de libre acceso y se encuentra, en particular, en la web de la ONU, “de la que Rusia es aún miembro”.

Simultáneamente, el Tribunal Basmanni de Moscú, que había decretado en agosto pasado arresto domiciliario para la periodista hasta el próximo 9 de octubre, rechazó sustituir la medida cautelar de Ovsiánnikova por prisión preventiva.

Rusia declara en busca y captura a Ovsiánnikova

Ovsiánikova fue inscrita en la base de datos de personas en busca y captura del Ministerio de Interior, según consta en el sitio web de dicho departamento.

La periodista emigró a Alemania tras protestar contra la decisión del Kremlin de iniciar la llamada “operación militar especial” en Ucrania, pero posteriormente regresó a Rusia, donde continuó expresándose en contra del conflicto.

Tras participar en un piquete a mediados de julio contra la campaña militar en Ucrania, Ovsiánnikova fue acusada de difundir informaciones falsas sobre el Ejército ruso, por lo que podría ser condenada a hasta 10 años de cárcel.

El Tribunal Bassmanni de Moscú decretó en agosto pasado arresto domiciliario para la periodista hasta el próximo 9 de octubre.

El pasado sábado, el exmarido de la periodista, Igor Ovsiánikov, informó de que Marina había huido del arresto junto a su hija.

Con información de EFE.

IG

Etiquetas
stats