EEUU y China sostienen las primeras conversaciones comerciales "sinceras" bajo el mandato de Biden

Los dos estandartes: cinco estrellas de la República Popular, cincuenta estrellas de la Unión. En paralelo a las negociaciones, en EEUU senadores de los cincuenta estados aprobaron destinar a la competencia tecnológica con China un programa de miles de millones de dólares (debaten cuántos).

Vincent Ni

0

Los principales negociadores comerciales de EEUU y China han mantenido conversaciones “sinceras”, las primeras bajo la presidencia de Joe Biden, mientras Washington continúa planteando sus preocupaciones respecto a las prácticas comerciales de Beijing.

Biden y Putin celebrarán su primer encuentro cara a cara en junio en Ginebra

Biden y Putin celebrarán su primer encuentro cara a cara en junio en Ginebra

En el tan esperado primer compromiso oficial entre la representante comercial de EEUU, Katherine Tai, y el viceprimer ministro chino, Liu He, celebrado virtualmente el jueves por la mañana (hora de Beijing), las dos partes enfatizaron la importancia de las relaciones comerciales bilaterales y acordaron promover más negociaciones.

Un comunicado del Ministerio de Comercio de China dijo que EEUU y China mantuvieron “intercambios sinceros, pragmáticos y constructivos con una actitud de igualdad y respeto mutuo”.

En Washington, la oficina del representante comercial de EEUU informó que Tai “discutió los principios rectores de la política comercial de la administración Biden-Harris centrada en los trabajadores y la revisión en curso de la relación comercial entre EEUU y China, al mismo tiempo que planteó otras cuestiones de preocupación”.

La declaración no especificó qué preocupaciones surgieron durante la conversación. Sin embargo, aclaró que Tai esperaba discusiones futuras con su contraparte china.

Las relaciones comerciales entre las dos economías más grandes del mundo se han deteriorado desde la presidencia de Donald Trump. La administración Biden se ha comprometido a continuar con algunas de las políticas comerciales de Trump hacia China, mientras busca la cooperación de Beijing en temas como el cambio climático.

La Casa Blanca también ha insistido en que los aranceles existentes se mantendrán por ahora mientras la administración busca asegurar una recuperación de la crisis económica de EEUU provocada por la pandemia. China también ha sostenido aranceles sobre algunas importaciones de EEUU.

Los dos países firmaron un acuerdo comercial de “fase 1” en enero del año pasado, poco antes de que Covid-19 comenzara a afectar la economía global. En ese pacto, Beijing prometió aumentar sus compras de productos y servicios estadounidenses en al menos U$S 200 mil millones durante 2020 y 2021.

Sin embargo, en una entrevista con la agencia de noticias Reuters antes de entablar las conversaciones, Tai dijo que EEUU todavía enfrenta “desafíos muy grandes” en su relación comercial y económica con China, y requiere atención “en todos los ámbitos”.

Algunos expertos dijeron que Pekín se está quedando corto en su acuerdo para 2020, y todavía está rezagado en sus importaciones en 2021. Según el Instituto Peterson de Economía Internacional en Washington, hasta 2020, las importaciones totales de China de productos cubiertos por la legislación desde los EEUU fueron de U$S 99,9 mil millones.

El año pasado, China fue la única economía mundial importante que logró un crecimiento a pesar de la pandemia global. Tras recuperarse de una rara contracción en los primeros meses de 2020, la economía de China creció un 2,3%.

El déficit comercial de EEUU alcanzó un récord en marzo. Su desequilibrio comercial con China aumentó más del 22% de

U$S 36. 9 billones, ya que la demanda de barbijos y otros productos fabricados en el extranjero siguió creciendo. 

Traducción de Alfredo Grieco y Bavio

Etiquetas