Sociedad/Brands

Salud digital: ¿hacia dónde va la atención médica?

La telemedicina se transformó en una necesidad durante la pandemia de Covid-19

0

En estos tiempos en los que la pandemia del Covid-19 atravesó la vida de todos, la transformación digital en la salud ha avanzado necesariamente a un ritmo acelerado. 

Según el estudio de tendencias realizado por la consultora Econsultancy para Adobe en 2018, solo el 7% de las compañías de salud y farmacéuticas dijeron haberse vuelto digitales. vittal ya se encontraba en este grupo.

Antes del 2020, hablar de telemedicina o consulta virtual era algo excepcional, mientras que hoy es una práctica incorporada y aceptada por la mayoría de los pacientes.

Cuando lanzamos IDoc, nuestro servicio de consultas médicas online, a mediados del 2017, comenzamos con la atención de un médico diurno que recibía una sola videollamada por semana. Esta provenía generalmente de algún viajero en el exterior, que prefería la consulta con un médico argentino, con quien se sentía más cercano y a gusto.

La pandemia se impuso y rápidamente nos adaptamos a la atención médica virtual. Como primera respuesta, hemos robustecido nuestra plataforma brindando atención médica simultánea, online las 24 horas. Hoy más del 30% de las consultas son virtuales, las cuales tienen un índice de resolución cercano al 80%. 

Como una de las primeras empresas dedicadas a la asistencia prehospitalaria, con más de 30 años de trayectoria, en vittal vivimos de cerca estos cambios y fortalecimos nuestro servicio para apuntalar nuestra función como primer eslabón dentro del sistema de salud.

Para la Organización Mundial de la Salud las tecnologías digitales son herramientas con un potencial clave, ya que pueden contribuir a alcanzar una cobertura universal del servicio médico. 

Hoy, toda consulta médica que puede hacerse de manera virtual, sé canaliza de esta forma. Son tiempos de cambio, es momento de capitalizar lo aprendido y avanzar hacia un tele diagnóstico.

Empoderamiento del paciente

Desde este nuevo escenario, nos toca trabajar con dispositivos, con estadísticas, acompañando al paciente en su nuevo rol. Podríamos hablar de la era del "empoderamiento del paciente ". 

Trabajamos en conjunto con el entorno familiar o de confianza que lo rodea, ponemos a su disposición la tecnología para lograr un primer diagnóstico a distancia. La sistematización de este proceso enriquece al paciente, porque además podemos ir de manera presencial en caso de ser necesario. 

Siguiendo esta línea, nos orientamos hacia la implementación del telechequeo, dotando al paciente de herramientas que permitan su monitoreo en forma remota completando la información que el profesional precisa para arribar a diagnósticos adecuados. 

Hoy, el uso de diferentes plataformas de comunicación y transferencia de datos se ha incorporado a la rutina de los hogares. La tecnología habilita la inmediatez del contacto con el médico, manteniendo inalterables la calidad y calidez en su interacción propias de la consulta médica tradicional. Esta dinámica se replica en el nuevo modelo minimizando el contacto presencial y mejorando el alcance y la efectividad de las horas médicas.

Adicionalmente acortamos y eficientizamos tiempos que en medicina son clave para el sistema sanitario. En el caso de una emergencia médica se estipula la llegada de atención en 8 minutos, lo cual requiere de una unidad de terapia intensiva móvil que se desplace a toda velocidad para lograr este desafío. Con la telemedicina logramos mejores tiempos incluso para una consulta medica que no reviste urgencia. 

Lograr un sistema de salud inteligente que garantice la precisión del diagnóstico

La pandemia propició el proceso de la vinculación de la salud con el mundo digital. La receta electrónica, la historia clínica digital y la consulta médica virtual son parte de esta transformación. Nos encontramos frente a una comunidad adaptada y familiarizada, permeable a su incorporación en un nuevo modelo de atención al paciente.

Tenemos la mira puesta en este nuevo paradigma, donde conviven en un necesario equilibrio las consultas profesionales presenciales y las digitales. Y vittal fue pionera en ambas modalidades. En un sistema de salud que debe mantenerse incansable, estamos preparados para brindar una medicina distinta, accesible y sin riesgos para el paciente y para el profesional de la salud. 

La autora es economista, magister en Negocios y Marketing y es CEO de vittal

Etiquetas