Alberto Fernández: “Cuando necesito hablar con Cristina, yo la llamo”

El presidente Alberto Fernández ofreció una entrevista radial

elDiarioAR


0

El presidente Alberto Fernández negó este domingo falta de diálogo con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y señaló que cuando necesita hablar con ella la llama.

Ultimátum de Cristina y aprestos para una interna más cruda en el Gobierno

Ultimátum de Cristina y aprestos para una interna más cruda en el Gobierno

“Cuando necesito hablar con Cristina, yo la llamo”, sostuvo en una entrevista con FM Futurock.

También respondió al discurso de ayer de Máximo Kirchner, quien lo acusó de iniciar una aventura personal en la Presidencia. Fernández afirmó que en términos políticos “nadie puede acusarlo” de encarar una “aventura personal”.

El mandatario advirtió que “garantizar que la derecha no vuelva a Argentina, fundamentalmente por el bienestar del pueblo, es un deber que tenemos todos en nuestro espacio”, y remarcó que el Frente de Todos (FdT) “no es de 3 o 4 dirigentes”.

“Perón nos enseñó que cuando un compañero habla mal de otro compañero empieza a dejar de ser peronista”, dijo y añadió: “Nadie ha hecho más por la unidad que yo”.

En esa línea, consideró una “mirada equivocada” atribuirle una supuesta intención de encarar una “aventura personal”, al ser consultado por las definiciones del diputado Máximo Kirchner del sábado.

“Lo que siempre señalan es que nunca quise construir el 'albertismo'. No creo en los personalismos, somos parte de un proyecto, algunos serán más necesarios que otros”, analizó el jefe de Estado y prosiguió: “Lo que sí sé es que soy parte de un proyecto, me pueden acusar de cualquier cosa, menos de hacer aventuras personales”.

En esa línea, afirmó que tiene la “decisión” de que FdT “gane las elecciones de 2023” y añadió que “después discutiremos quién es el mejor candidato”.

No obstante, dijo que “la mejor forma es con la gente votando” y reiteró: “No soy obstáculo de nada”.

También valoró Fernández la herramienta de las PASO y aclaró que no está en sus manos “levantar o seguir” con esa instancia electoral ya que “es un tema del Congreso”, al tiempo que definió a las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias como un “hallazgo” de la gestión de la exmandataria Cristina Fernández.

“Es un tema del Congreso, los temas electorales le corresponden al Congreso”, dijo y añadió que “la reforma de temas electorales necesita una mayoría calificada; no pierdan tiempo hablando conmigo”.

En el plano económico, el Presidente reiteró su pedido de que el Congreso avance en el tratamiento de la ley de renta extraordinaria porque hubo una ganancia “inesperada” producto de la coyuntura, que no era planificada ni responde a una inversión específica, y que por lo tanto “tiene que tributarse al Estado”.

También aseveró que “una devaluación brusca hace empobrecer a la gente” y que por eso su gestión no avanzará en esa línea, al tiempo que elogió al ministro de Economía, Sergio Massa, por haber logrado “tranquilizar la economía y con rigor y sensatez económica”.

Consideró además que los trabajadores no pueden hacer un esfuerzo extra puesto que “vienen de perder 20 puntos del salario en época de (el expresidente Mauricio) Macri”.

De hecho, señaló que el Gobierno está “estudiando el tema” del otorgamiento de un bono de fin de año para los trabajadores formales, aunque aclaró que “hay que verlo con cuidado”.

“Veo lo mismo que Cristina: hay que tratar de recomponer los ingresos más bajos y hay que tener en cuenta cómo es el universo de los salarios más bajos”, expuso.

Fernández abogó además por “institucionalizar” la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) para que haya “normas que empiecen a regir en toda la región”, con el respeto a la “unidad y diversidad”.

“América Latina tiene todo lo que el mundo puede demandar. Tenemos que producir alimentos, por eso estoy pidiendo que el Congreso se ponga de acuerdo para avanzar con la ley de Agroindustria”, expuso.

En esa línea, Fernández planteó la necesidad de “darle institucionalidad a la CELAC”, el organismo del cual es presidente pro témpore, para que haya “normas que empiecen a regir en toda la región”, con el debido respeto a la “unidad y diversidad”.

“Teniendo a México, Brasil y Argentina alineados en un destino común es mucho más fácil poder concretar estos objetivos. Es una gran oportunidad que tenemos para que eso de mediano o largo plazo tenga un impulso más fuerte y sólido”, afirmó.

CRM con información de la agencia Télam

Etiquetas
stats