Alberto Fernández: "Quisiera ganarle a Cristina, que mi gobierno sea más progresista que el de ella"

Junto a Vilma Ibarra y Elizabeth Gómez Alcorta, Fernández promulgó una ley que entra en vigencia este jueves.

"Quisiera ganarle a Cristina. Que mi gobierno sea más progresista que el de ella, dar más derechos que los que ella dio". El presidente Alberto Fernández lo dijo en ese tono en el que las cosas se dicen un poco en broma y otro poco en serio, justo después de asegurar que la primera presidencia de su actual vicepresidenta -y la líder política que lo postuló para el cargo que ahora ocupa- fue "la más progresista de la democracia en materia de dar derechos".

Fue este miércoles al mediodía, en el Museo del Bicentenario, enclavado en las entrañas de la Casa Rosada: allí fue el acto oficial de promulgación de la Ley de Cupo Laboral Travesti Trans, que lleva por número el 27.636 y que es conocida como "Ley Lohana Berkins - Diana Sacayán", en reconocimiento a dos activistas históricas de ese colectivo que fueron víctimas de travesticidios. La ley, que entrará en vigencia este jueves, prevé que los tres poderes de la Administración Pública Nacional garanticen que al menos el 1% de las vacantes laborales sean otorgadas a personas del colectivo travesti trans.

"El primer gobierno de Cristina vino con la Asignación Universal por Hijo, la Ley de Matrimonio Igualitario, la de Muerte Digna, la de Identidad de Género: fue el más grande en términos de conquistar derechos. Yo quiero dar todavía más derechos", se entusiasmó Fernández, escoltado por su secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, a quien señaló como su maestra "en estos temas": "Durante su campaña para diputada, Vilma hablaba mucho del matrimonio igualitario, y en mi rol de jefe de campaña le pregunté si hacía falta hablar tanto de eso, que impactaba finalmente en una minoría. Vilma me dijo algo que todavía me acuerdo y que me hizo entender todo: 'Las minorías sólo tienen derechos si las mayorías les dan derechos'", recordó el Presidente. Acababa de firmar el decreto de promulgación preparado por Ibarra frente a algunas diputadas y referentes del colectivo travesti trans.

"Este es un día histórico para nuestro colectivo, estoy profundamente emocionada, con el corazón. Esta ley es una reivindicación de nuestro colectivo como sujeto político, una comprensión de las condiciones de desigualdad en las que vivimos y en las que morimos, un hecho histórico para Latinoamérica y el mundo, y una política concreta para modificar esa desigualdad estructural que implica que vivamos una vida precaria", resumió Alba Rueda, activista trans y subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación: fue ella la funcionaria más aplaudida por quienes se acercaron al acto oficial a celebrar la promulgación de la ley. Su nombre lo celebraron las mismas que, apenas terminó la presentación de la norma, cantaron: "Lo dijo Lohana y Sacayán / Al calabozo no volvemos nunca más".

"El 10 de diciembre de 2019, cuando asumimos el gobierno, sabíamos que estábamos en deuda y que había que llevar a leyes las banderas que nos trajeron hasta acá", destacó Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad. Según destacó, el decreto que Fernández firmó en septiembre por el cual el Poder Ejecutivo Nacional ya había quedado obligado a cumplir con el cupo travesti trans ya hizo que de 30 personas empleadas por el Estado nacional hasta ese mes, se pasara a un número actual de 220 trabajadoras y trabajadores de ese colectivo.

"A través de ese decreto abrimos un registro: ya tenemos perfiles de 4.300 aspirantes", sostuvo la titular de la cartera de Mujeres, y agregó: "El hecho de que ahora haya una ley y no sólo un decreto implica que es una política de Estado, y no sólo de gobierno". Para hacer hincapié en la lucha histórica del colectivo travesti trans, Gómez Alcorta recordó una frase de Lohana Berkins: "El amor que nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo", dijo.

Ante la consulta de elDiarioAR sobre qué plazos estaban previstos para incorporar a esas 4.300 personas que se inscribieron en el registro a un trabajo formal, Gómez Alcorta respondió: "No hay plazos previstos y tampoco es la única vía de ingreso. La ley entra en vigencia mañana -por este jueves- y de esa manera hay dos poderes del Estado -el Legislativo y el Judicial- que tendrán que instrumentar las vías para incorporar a quienes estén en el registro".

"Cada vez que ampliamos derechos somos una sociedad mejor. Las minorías tienen derechos que las mayorías deben reconocer, y hay que hacer un trabajo todos los días para que no haga falta una ley de cupo laboral trans: con las leyes estamos confrontando una cultura a la que le cuesta aceptar a este colectivo. Nunca vi que hiciera falta una ley de cupo para varones o para mujeres", sostuvo el Presidente. Omitió, por ejemplo, la Ley de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política, sancionada por el Congreso Nacional en 2017 y orientada a que las mujeres no estén subrepresentadas en el ámbito legislativo.

JR

Etiquetas
stats