El 2023 ya llegó

Boleta única: cruces entre el oficialismo y la oposición en el inicio del debate

La boleta única, que ya se utiliza en cinco distritos del país, enfrenta al oficialismo y la oposición

El debate por la boleta única arrancó este martes en Diputados con fuertes cruces entre el oficialismo y la oposición, luego de que la semana pasada una importante mayoría opositora lograra forzar al Frente de Todos a sentarse a discutir una reforma electoral y dispusiera que un plenario de comisiones firme dictamen el 31 de mayo próximo.

Agendado para iniciar a las 10, el debate per se de la iniciativa de boleta única en las comisiones de Asuntos Constitucionales, Presupuesto y Hacienda, y Justicia se demoró más de una hora, luego de que los legisladores se enfrascaran en una discusión reglamentaria sobre cómo llevar adelante el debate en el plenario. El tono tenso y de acusaciones cruzadas al inicio ya prevé la manera en que se llevarán la discusiones en las próximas tres semanas, teniendo en cuenta que el oficialismo rechaza de plano cualquier modificación en la forma de votación.

“Estamos acá por una acción absolutamente unilateral y arbitraria, aceptando una decisión con la cual nosotros no acordamos”, acusó Germán Martínez, presidente del bloque del FdT. 

Previendo que hay unos 19 proyectos distintos de reforma electoral y que debería haber dictamen a fin de mes, el oficialismo consideró “un corset” la agenda de trabajo votada por la mayoría del cuerpo en la sesión especial del jueves pasado. Allí, un acuerdo opositor que unió a Juntos por el Cambio, con el Interbloque Federal, el liberar José Luis Espert y parte del bloque Provincias Unidas logró 132 votos a favor para emplazar a Diputados a abrir el juego sobre la boleta única. Incluso tuvo el apoyo de Romina del Plá, del Partido Obrero, en disidencia de sus compañeros del Frente de Izquierda-Unidad.

La discusión técnica entre los diputados comenzó cuando Mario Negri, jefe del bloque radical, pidió que se permita a algunos invitados especiales que vivan en el interior del país y sean convocados como oradores al debate, puedan participar por videollamada, impedidos de viajar a Buenos Aires por los feriados del miércoles próximo –por el censo nacional– y el siguiente –25 de mayo–. 

“¿De qué imposición está hablando? Cuando tienen la mayoría son la patria y el pueblo, pero cuando la tienen los otros es unilateralismo e imposición”, le espetó a Martínez el macrista Fernando Iglesias. Y dijo visiblemente ofuscado: “Hace dos meses que el Congreso está parado. Cerraron la Cámara de Diputados”.

La queja opositora por la demora en Diputados está centrada en que hasta esta semana muy pocas de las 46 comisiones habían sido constituidas luego de la renovación del pasado 10 de diciembre. De hecho, los cuerpos de trabajo de Asuntos Constitucionales y de Justicia recién se conformaron ayer martes. Cerca de Sergio Massa argumentaron ante elDiarioAR que la demora se debió a la paridad de fuerzas y las pujas internas, no solo en el FdT, sino también en JxC: actualmente está integrado por diez bloques distintos y aún no definió un presidente.

“Se ponen muy nerviosos”

Saldada la discusión técnica, la oposición protagonizó el debate, con solo una intervención en el micrófono del oficialista Sergio Casas. “No me parece una urgencia tratar este tema”, se quejó el ex gobernador de La Rioja.

Uno de los cruces más fuertes se dio cuando Juan Manuel López, titular del bloque de la Coalición Cívica dentro de JxC, apuntó contra el financiamiento de los partidos políticos durante las elecciones. “Los partidos políticos imprimen muchas más boletas que las que paga el Estado. Imagino el PJ, sobre todo en la provincia de Buenos Aires”, señaló el legislador, lo que despertó el enojo de Leopoldo Moreau, del FdT.

“No se preocupe Moreau, esto también los va a favorecer cuando sean minoría de vuelta”, le chicaneó López, despertando el aplauso de sus correligionarios. “Es un debate interesante como se financian los partidos. Se ponen muy nerviosos”, agregó, antes de recordarle al oficialismo que Cristina Kirchner rechazó ya la reforma electoral en su discurso del viernes pasado en Chaco. “Les bajó la orden de que boleta única no. En el Senado la vicepresidenta de va a tener que hacer cargo si quiere mas o menos transparencia”, cerró. 

La primera reunión de comisiones por la boleta única terminó pasado el mediodía. En el esquema esbozado por la oposición, los próximos encuentros se prevén para los días martes 17 y 24, para finalmente buscar dictamen el miércoles 31, como paso previo a la aspiración de llevar el tema al recinto en la primera quincena de junio. A juzgar por el resultado de la última sesión, estaría descontada la media sanción en Diputados, aunque muy difícilmente consiga convertirse en ley en el Senado. 

En la Cámara alta, Cristina Kirchner junto a los aliados provinciales del FdT como Magadalena Solari Quintana (Frente Renovador de Misiones) tiene poder de veto. La oposición cuenta con 33 votos, pero quedaría lejos de los 37 necesarios para sacar la ley. “Es un pedazo de papel con una cantidad tremenda de partidos donde sólo se conoce al primer candidato. Una boleta donde vos votás una lista de diputados pero no sabés si hay chorizos o si hay ajos”, graficó la vicepresidenta desde Chaco para cuestionar la boleta única, que calificó de “boleta oculta”.

Etiquetas
stats