El atentado contra CFK

Cristina Kirchner declaró ante la jueza que no se dio cuenta de que le habían apuntado y gatillado

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner salió la tarde de este viernes de su domicilio del barrio porteño de Recoleta con rumbo desconocido.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró a la jueza María Eugenia Capuchetti y al fiscal Carlos Rívolo que no se dio cuenta de que un hombre estaba apuntando y gatillando un arma de fuego a centímetros de su cara, confirmaron a elDiarioAR dos fuentes con acceso al expediente en el que investiga el intento de homicidio de la exmandataria. No fue hasta momentos más tarde cuando se percató de lo que había ocurrido, agregaron.

Fernández de Kirchner declaró como testigo cerca de las 11 de la mañana del viernes en su domicilio, en el barrio porteño de Recoleta. Se mostró tranquila y predispuesta a colaborar con la investigación, aseguraron las fuentes consultadas.

El viernes por la mañana, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, y Diego Carbone, jefe de la custodia de Fernández De Kirchner, estuvieron reunidos con la jueza y el fiscal. El primero se presentó en nombre del Ejecutivo para interiorizarse sobre la situación y el segundo, quien no estaba la noche del jueves en el lugar del hecho, llegó a Tribunales para coordinar la declaración testimonial que la Vicepresidenta daría horas más tarde en su domicilio de Recoleta, según pudo confirmar este medio.

La causa ya acumula diez cuerpos de expedientes, alrededor de 2.000 hojas, y aún se aguardan resultados de las pericias a al menos un teléfono y una laptop.

ED

Etiquetas
stats