El detenido por el atentado a CFK se negó a declarar y el arma había sido disparada recientemente

La jueza federal María Eugenía Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo, a su llegada a la sede de la Policía Federal en la calle Cavia para tomarle declaración indagatoria a Fernando André Sabag Montiel.

Fernando André Sapag Montiel se negó este jueves a declarar ante la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal Carlos Rívolo, quienes lo indagaron por el intento de homicidio de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, confirmaron a elDiarioAR dos fuentes directas del expediente. Permanecerá detenido en la dependencia de la Policía Federal Argentina (PFA) de la calle Cavia, en Palermo.

Minutos antes de las 19, los magistrados se trasladaron a dicho lugar de detención, donde Sapag Montiel se encuentra detenido desde el jueves por la noche, cuando fue apresado tras gatillar una pistola a pocos centímetros de la cara de la expresidenta en las inmediaciones de su domicilio, en el barrio porteño de Recoleta.

Durante la indagatoria, Sabag Montiel permaneció junto a Capuchetti y Rívolo junto a su defensor oficial, Juan Martín Hermida y dos secretarios que asisten en la investigación a los magistrados.

El detenido se mostró tranquilo y sólo dijo que no declarará por el momento. Los magistrados le preguntaron a Sabag Montiel por su ojo morado y el acusado les respondió que había recibido un golpe durante el momento de forcejeo con “la seguridad”, poco antes de ser apresado, pero aclaró que no fue la policía, sin hacer referencia a los militantes que participaron de su detención.

La jueza y el fiscal no descartan ninguna hipótesis sobre el atentado a Fernández de Kirchner e intentan determinar si Sabag Montiel actuó solo o contó con cómplices en la planificación, confirmaron a este medio dos fuentes directas de la investigación. Los investigadores analizan llamadas entrantes y salientes de su teléfono Samsung, el único secuestrado como móvil personal del detenido.

Los resultados preliminares de las pericias del arma utilizada por Sabag Montiel determinaron que la pistola secuestrada es una Bersa, calibre 32, automática, y se determinó que había sido disparada recientemente, en base a rastros de pólvora.

La pistola está registrada a nombre de un tercero. El último trámite realizado por el arma fue en 2002 para la transferencia. “Es apta para disparo”, informó un parte de la Policía Federal Argentina (PFA). 

A primeras horas de la tarde, Capuchetti había decidido postergar la declaración indagatoria del detenido mientras aguardaba los resultados de varias medidas de prueba pendientes. Pero durante la tarde, la jueza recibió un informe médico que determinó que Sabag Moltiel estaba en condiciones de declarar y ordenó indagarlo. La magistrada y el fiscal quisieron evitar el traslado del detenido y se movilizaron en automóviles hacia el lugar de detención.

Los peritos de la PFA aún se encontraban analizando el contenido extraído del teléfono celular secuestrado al detenido y de al menos una laptop secuestrada en el departamento que habita en el partido de San Martín. 

Custodios bajo la lupa

Durante la madrugada y la mañana del viernes, 24 personas declararon como testigos en la causa, confirmó una fuente directa de la investigación. Diez de ellos son integrantes de la custodia de la Vicepresidenta.

La investigación en Comodoro Py también intenta determinar la responsabilidad presunta de los custodios y si cumplieron sus funciones de proteger a Fernández de Kirchner. 

La expresidenta resultó ilesa, ya que no se disparó proyectil desde el arma, a pesar de que el sospechoso gatilló a pocos centímetros de la cara de Fernández de Kirchner.

El viernes por la mañana, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, y Diego Carbone, jefe de la custodia de Fernández De Kirchner, estuvieron reunidos con la jueza y el fiscal a primera hora de la mañana del viernes. El primero se presentó en nombre del Ejecutivo para interiorizarse sobre el avance de la causa y el segundo, quien no estaba la noche del jueves en el lugar del hecho, llegó a Tribunales para coordinar la declaración testimonial que la Vicepresidenta daría horas más tarde en su domicilio de Recoleta, confirmaron dos fuentes de la investigación.

Perfil

En la causa, se conformó un equipo interdisciplinario entre el juzgado federal número 5 y la fiscalía federal número 2, y se sumó el fiscal Horacio Azzolin, a cargo de la Unidad Fiscal especializada en Cibercrimen, a cargo de construir el perfil informático de Sabag Montiel a través de las redes sociales. También se analiza su situación económica, entre otros factores.

Durante la noche del jueves, tras el ataque, las redes sociales de Sabag Montiel fueron cerradas, lo cual está siendo investigado por la Justicia. Este viernes en los tribunales circulaba la versión de que había sido una medida preventiva tomada por los administradores de Facebook, Twitter e Instagram. 

El hombre de 35 años nació en Brasil, pero vive en Argentina desde hace años. Se registró ante la AFIP como proveedor de “servicios de transporte y almacenamiento” en mayo de 2019, de acuerdo a los registros oficiales.

Vive en un monoambiente en la localidad bonaerense de Villa Zagala, partido de San Martín, donde la Policía Federal secuestró en un ropero dos cajas de bala marca Magtech, calibre 9 mm, con 50 proyectiles cada una, entre otras pertenencias personales. Se secuestró también una laptop y documentos, que incluyen un certificado de discapacidad a nombre del detenido, expedido por una Junta Evaluadora de Quilmes

Sabag Montiel ya había sido detenido en marzo de 2021 por portación de un cuchillo. Entonces se movilizaba en un automóvil Chevrolet Prisma de color negro sin patente, según un parte de la policía porteña.

CC

stats