Largas filas, demoras y un nivel "algo bajo" de participación en el primer tramo de las PASO

A cuatro horas de iniciadas las PASO y en medio de protocolos, votó el 26% del padrón electoral

elDiarioAR

0

Durante estas últimas semanas, el Gobierno, a través de su discurso, trató de transmitir tranquilidad a los argentinos para evitar la baja participación en las primarias: “Vayan a votar tranquilos porque no es una actividad de riesgo”, manifestaba el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, para despejar las dudas de quienes temen contagiarse de coronavirus en los centros de votación. Si bien faltan cinco horas para el cierre de los comicios y no se trata de un número determinante, desde la Cámara Electoral indicaron a elDiarioAR que a las 12 había un 26% de participación y que se trata de un porcentaje "algo bajo", mientras que desde el Gobierno informan que está en la media histórica.

"Estamos muy satisfechos con el nivel de participación. Según informó la @CamaraElectoral ya emitió su voto un 25% del padrón, 4 puntos más que la mañana de la última elección. Los protocolos se están cumpliendo y la gente vota con tranquilidad", dijo esta tarde el ministro del Interior en su cuenta de Twitter.

En un contexto atípico, más de 34 millones de argentinos se encuentran habilitados para emitir su voto y definir los candidatos que competirán en noviembre próximo de cara a la renovación parcial del Congreso nacional, en un domingo en que el buen clima acompaña. En las primeras cuatro horas, los principales dirigentes del oficialismo y de la oposición destacaron a la prensa el cumplimiento del protocolo sanitario dispuesto por el Gobierno nacional.

"Por lo que veo, las elecciones se están realizando con mucha tranquilidad. Votemos en paz y en orden, que es lo que necesita la Argentina", manifestó el presidente Alberto Fernández a la prensa poco después de emitir su voto, alrededor de las 9.30 en la mesa 69 del establecimiento electoral ubicado en la sede de la Universidad Católica Argentina (UCA) en el barrio porteño de Puerto Madero.

Asimismo, todos coincidieron en formular un llamado a asistir a las urnas para "fortalecer la democracia y las instituciones". Los precandidatos vaticinaban un bajo nivel de participación y los datos de la primera parte de la jornada electoral daban cuenta de eso hasta el momento.

Desde la Cámara Nacional Electoral recomendaron este mediodía la asistencia a los lugares de votación desde temprano para evitar colas de último momento, mientras que sugirieron aprovechar el buen clima al aire libre, donde la mayoría de los establecimientos organizó los espacios para mantener el distanciamiento social como parte del protocolo sanitario.

De acuerdo con información de la justicia electoral, sólo se reportaron algunas demoras por la ausencia de autoridades de mesa en diferentes distritos. Pero los usuarios en redes sociales no reportaron lo mismo, principalmente en municipios del conurbano bonaerense, donde la ausencia de autoridades de mesa y las colas en la calle retrasaron el inicio de las elecciones y despertaron las quejas del electorado.

En algunas zonas se tuvieron que cortar las calles porque en las veredas no había lugar para las largas filas. Entre otros motivos, aseguraron lentitud en ordenar los protocolos y ponerse de acuerdo entre las autoridades de mesa en los típicos faltazos a último momento. La situación pasó de sorpresa a malestar en los establecimientos y luego a quejas: en la provincia de Santa Fe, por ejemplo, la Justicia Federal determinó habilitar el ingreso de 10 a 15 personas a los lugares de sufragio.

Con algo más del 51% de la población mayor de 18 años con su esquema de vacunación completo, las autoridades electorales recomendaron no obstante extremar los cuidados a la hora de votar. El "Protocolo sanitario de prevención COVID-19" dispone una serie de medidas para que se respete el distanciamiento, el uso del barbijo y la higiene de manos en cada uno de los centros de votación.

Estas PASO constituyen la primera prueba electoral para las fuerzas políticas tras el inicio de la pandemia de coronavirus, en marzo de 2020, y el primer test sobre los primeros dos años de gestión del presidente Alberto Fernández.

Los argentinos elegirán a los candidatos que los representarán para renovar en la elección legislativa del 14 de noviembre la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado, un total de 24 de las 72 plazas.

De las 257 bancas de la Cámara baja, se renovarán 127, el 48 por ciento de los cuales pertenece a JxC, que arriesga 60 escaños, el 41% al FdT (51 bancas) y los bloques intermedios, 15 lugares.

La competencia por las plazas del Senado, en tanto, estará marcada por la aspiración del oficialismo a retener el quórum propio en el recambio de las plazas que se juegan este año, las de Corrientes, Santa Fe, Córdoba, Chubut, Mendoza, La Pampa, Catamarca y Tucumán.

Un total de 100.000 urnas fueron distribuidas en todo el país por el Correo Argentino en medio de estrictas medidas sanitarias en las que se incorporó la figura de facilitadores, con la colaboración de personal militar y de las fuerzas de seguridad para garantizar el cumplimiento del uso del barbijo, la distancia social y la higiene de manos.

AB

Etiquetas