Fernández defendió la suspensión de clases presenciales: “El crecimiento de contagios en el AMBA de los chicos hasta 19 años es superior al 200 por ciento”

Alberto Fernández participó de una reunión de Gabinete Federal que se realizó en Rosario, como parte de la política de Capitales Alternas, junto al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.

elDiarioAR


0

El presidente Alberto Fernández volvió a defender este viernes la medida con la que dispuso la suspensión de clases presenciales en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) hasta el próximo viernes 30 entre las restricciones para mitigar la expansión de la segunda ola de coronavirus y dijo que el virus “no se fue” si no que, por el contrario, “vuelve y con más virulencia”.

Santa Fe anunció nuevas restricciones para enfrentar la segunda ola de coronavirus

Santa Fe anunció nuevas restricciones para enfrentar la segunda ola de coronavirus

“Cuando tomé la decisión de no seguir con las clases presenciales fue producto de haber visto que el crecimiento en 20 o 30 días de contagios en el AMBA de los chicos hasta 19 años era superior al 200 por ciento”, explicó el mandatario en declaraciones en Rosario, al participar de una reunión del Gabinete Federal en esa ciudad.

“¿Me hago el distraído? ¿Miro las encuestas? ¿Qué hago?”, se preguntó el mandatario.

En esa línea, agregó: “Llamo a los que saben y me dicen que, cuando ponemos en funcionamiento el sistema educativo, la circulación crece un tercio más y lleva virus encima. Debemos cuidarnos por mucho que nos pese, después de un año de cuidados. El virus no se fue; vuelve y con más virulencia”, sentenció el mandatario.

¿Me hago el distraído? ¿Miro las encuestas? ¿Qué hago?

Además, el presidente se refirió también a las disputas judiciales y políticas que recrudecieron durante los últimos días a raíz del conflicto con la ciudad de Buenos Aires. “Hay una parte de la Argentina que está enferma de odio, y el odio no ayuda a nada, nos contamina más, nos frena. El odio nos lleva a festejar la derrota de otro, no el triunfo de uno. Eso no sirve para nada. En este momento tenemos que reflexionar y darnos cuenta del tiempo que vivimos”, remarcó el mandatario, al participar de una reunión de Gabinete Federal que se realizó en Rosario, como parte de la política de Capitales Alternas, junto al gobernador de Santa Fe, Omar Perotti.

Además, el Presidente destacó que Argentina está “golpeando puertas, buscando vacunas. Es un tiempo muy difícil y tenemos que comprenderlo. Uno no resuelve arbitrariamente”, recalcó.

Fernández anunció obras y medidas por 76.616 millones de pesos para la provincia de Santa Fe, junto al gobernador Perotti, y reforzó su defensa a la idea de Capitales Alterna: para “sacar al Gobierno nacional de la ciudad de Buenos Aires e involucrarlo en territorios”.

“No es lo mismo mirar las estadísticas desde un despacho de Buenos Aires que que venir al territorio. Los números son cifras y detrás hay seres humanos”, afirmó y agregó: “Tomé la idea de sacar al Gobierno nacional de la Ciudad de Buenos Aires e involucrarlo en los territorios, para ver qué es lo que pasa. Los números son cifras, pero detrás hay seres humanos construyendo sus vidas, es importante salir de las estadísticas e ir al territorio”.

Asimismo, el Presidente confesó que vivía “obsesionado desde que era Jefe de Gabinete por hacer más igual a la Argentina, que es muy distinta en el acceso de cada argentino a las oportunidades de desarrollo. No construimos un país igual, sino uno con un centro y dos periferias; en el centro se vive y en las periferias se sobrevive. Santa Fe es esa provincia tan rica, capaz de aportar el 8% del PBI, con un norte con dificultades de desarrollo. Debemos prestar atención a todo eso. Por eso, la idea de sacar el Gabinete es no cerrarnos en Buenos Aires”, dijo.

En cuanto a la situación compleja en materia de seguridad que vive la capital santafesina desde hace tiempo, Fernández dijo que la Argentina “tiene que ganarle al crimen organizado, por eso mandamos a agentes de las fuerzas federales a colaborar en Rosario. Ese problema necesita también una segunda parte: dotar a Rosario de la fuerza judicial necesaria para actuar. Estamos esperando que los diputados hagan su parte, ellos confundieron a los argentinos diciendo que la reforma era para buscar impunidad”, concluyó.

Con información de agencias.

IG

Etiquetas
stats