La licitación para la Hidrovía tardará 180 días hábiles y no se sabe quién queda a cargo de la concesión hasta fin de año

Meoni en Rosario, rodeado por Perotti, Kicillof y Capitanich.

La primera reunión del Consejo Federal de la Hidrovía, en Rosario, sirvió para que los gobernadores y ministros dieran a conocer su punto de vista sobre el fin de la concesión que lleva 25 años y el proceso licitatorio nacional e internacional que se iniciará el próximo 30 de abril. Pero no despejó todos los interrogantes. El canal troncal que une al Río Paraná con Paraguay es la principal puerta de entrada y salida del comercio exterior argentino, representa un negocio que factura como mínimo 200 millones de dólares por año y tiene pendiente de su definición tanto a las grandes cerealeras como a los sindicatos del sector.

Después de los cortocircuitos públicos entre sectores del cristinismo y el gobierno nacional, el ministro de Transporte, Mario Meoni, apareció sentado en la cabecera, escoltado por el anfitrión Omar Perotti, el bonaerense Axel Kicillof y el chaqueño Jorge Capitanich. En una mesa rectangular, también estuvieron presentes el ministro de Defensa, Agustín Rossi, y los gobernadores de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y Misiones, Oscar Herrera Ahuad.

El encuentro se prolongó durante casi tres horas y le sirvió a Meoni para escenificar el "cambio de etapa" que pretende instalar el gobierno como consigna, con un proceso de coordinación política y estratégica de la administración de la vía navegable de los ríos Paraná y Paraguay. Cerealeras, universidades, navieras, sectores del campo y de la industria -que estuvieron conectados pero no tuvieron posibilidad de intervenir- tienen ahora un plazo para presentar sus propuestas en las tres comisiones especificas que organizó Transporte.

Los gobernadores plantearon la defensa de los intereses de sus provincias y dejaron ver incluso las diferencias entre la necesidad de controlar el contrabando y la subdeclaración de exportaciones y la necesidad de hacer mejoras puntuales para reducir los costos sin dejar de valorar el proceso del último cuarto de siglo que defendió Perotti. Lo mismo con la aclaración de Meoni sobre una licitación que no va de la mano de la del canal de Magdalena. Kicillof, a diferencia del ministro, cree que la licitación de la hidrovía y la del Canal de Magdalena tienen que hacerse juntas.

Sobre el final de la reunión, llegaron las precisiones sobre el proceso que se inicia. A cargo de la Unidad Especial Ejecutora Temporaria de la Hidrovía, el abogado Pablo Barbieri informó que habrá tiempo hasta fines de abril para que el ministerio presente los pliegos de la licitación y se iniciará entonces un período que durará 180 días hábiles para cumplir con las distintas etapas que componen la licitación. Recién sobre el final, cuando termine 2021, se conocerá el nombre del ganador. La gran pregunta, todavía sin respuesta, es quién quedará a cargo de la concesión en poco más de dos meses cuando finalice el contrato que comparten la multinacional belga Jan De Nul y la compañía argentina Emepa, del empresario Gabriel Romero.

Consultados por elDiarioAr, allegados al ministro de Transporte afirmaron que "en principio" ninguna de las dos empresas seguirá a cargo de la concesión después del 30 de abril, pero no especificaron quién se hará cargo del negocio. Sólo dijeron que "se buscará otra forma", algo que debería anunciarse bastante antes de que llegue mayo. Se trata de un aspecto crucial que preocupa tanto a las grandes cerealeras como a los gobernadores y al sindicato de Dragado y Balizamiento, que dirige Juan Carlos Schmid. Nadie tiene todavía claro qué va a pasar el día después. Aunque Meoni afirmó que "no es parte del espíritu del gobierno que corra riesgo la exportación argentina ni que se detenga ni un solo día el funcionamiento de la Hidrovía", el gremio de Schmid se declaró en estado de alerta y movilización en defensa de los 800 puestos de trabajo que dependen de la concesión.

Con esa preocupación, el ex dirigente del triunvirato de la CGT se reunió con el senador Jorge Taiana y habló con el gobernador Perotti. El sindicato realizó durante este lunes asambleas físicas y virtuales en todo el país para debatir los próximos pasos. Según le dijo Schmid a elDiarioAR, Dragado y Balizamiento no descarta ir a un paro nacional el viernes próximo con la consigna de cuidar el empleo y ser escuchados en la nueva etapa.

Según le dijo el sindicalista Schmid a elDiarioAR, Dragado y Balizamiento no descarta ir a un paro el viernes próximo en defensa de los 800 puestos de trabajo del canal fluvial.

Barbieri habló de la necesidad de darle transparencia al proceso licitatorio y anticipó que el gobierno nacional piensa dividir la licitación en dos. Por un lado, el servicio de dragado y re dragado del canal fluvial -hoy en manos de Jan de Nul-, por el otro el balizamiento y señalización, que tiene a cargo Emepa. El anuncio parece a medida de uno de los objetivos del gobierno: correr del negocio a Romero, que en 2018 se presentó como arrepentido ante el juez Claudio Bonadio para declarar que había pagado 600 mil dólares por el DNU de Cristina Fernández que le prorrogó el contrato por 10 años. Se busca, según dijo Barbieri, lograr mayor cantidad de oferentes en la licitación de balizamiento para fomentar la presentación de empresas de capital nacional, que se espera en un 70%. Tal como anticipó este diario la semana pasada, los belgas ya tienen decidido romper su sociedad con Romero.

A cargo de la Unidad Ejecutora Hidrovía, Barbieri anticipó que el gobierno nacional piensa dividir la licitación en dos: por un lado dragado y por el otro balizamiento.

En un extenso discurso, Capitanich se encargó de remarcar que "los precios son muy desventajosos para los productores y los consumidores del interior porque el intermediario se queda con una gran parte del valor en la cadena" y pidió "corregir esas asimetrías con una política federal".

Tanto Bordet como Capitanich, Perotti y Kicillof remarcaron en algún momento de su discurso la necesidad de recuperar la marina mercante y plantearon la necesidad de volver a tener buques de bandera argentina. Perotti dijo que los buques que pasan por la Hidrovía son de Paraguay y de Bolivia. Bordet, por su parte, remarcó que el Paraná-Paraguay el tercer río más navegable del mundo. "Paraguay es la tercera flota fluvial del mundo pero las cargas van en los barcos con bandera de Paraguay son cargas argentinas. Necesitamos volver a tener buques con bandera argentina. Ese es un desafío que tenemos que plantearnos", dijo. 

Etiquetas
stats