Desde Mauricio Macri a la izquierda, repudio cerrado en la oposición por el intento de “magnicidio” contra CFK

Macri, el martes pasado, al arribar  a una cumbre de PRO en la Costanera luego de lo que sucedió con la policía porteña en la casa de Cristina en Recoleta.

Todo el arco opositor político se manifestó en solidaridad con Cristina Kirchner luego de que un hombre fuera detenido por haberle gatillado un arma cuando la vicepresidenta arribaba a su domicilio en Recoleta. Referentes tanto de Juntos por el Cambio como de otros sectores repudiaron el hecho e incluso hablaron de un “magnicidio”.

Uno de los máximos dirigentes opositores en condenar el ataque fue Mauricio Macri, que desde su cuenta de Twitter expresó: “Mi repudio absoluto al ataque sufrido por Cristina Kirchner que afortunadamente no ha tenido consecuencias para la vicepresidenta. Este gravísimo hecho exige un inmediato y profundo esclarecimiento por parte de la justicia y las fuerzas de seguridad”. 

Seguido del ex mandatario se expresó Horacio Rodríguez Larreta, que esta semana había cruzado fuertemente a la vicepresidenta luego de la polémica por el vallado de la policía porteña en Juncal y Uruguay. “Mi total solidaridad con Cristina Kirchner y mi más enérgico repudio y condena a lo sucedido esta noche. La Justicia tiene que actuar rápidamente para esclarecer los hechos”, escribió en dos tuits el jefe de gobierno porteño. Acababa de arribar de una visita que hizo a Mendoza, según supo elDiarioAR.

También desde Pro se manifestaron diputados como Diego Santilli y Cristian Ritondo, que junto a Macri, Larreta y Patricia Bullrich compartieron un almuerzo el martes donde discutieron el operativo de la policía de la Ciudad en Recoleta.

“Estas imágenes son escalofriantes y una amenaza no solo a Cristina Kirchner sino a nuestra democracia. La violencia es intolerable, siempre. Mi solidaridad con la Vicepresidenta”, dijo también en sus redes sociales Santilli.

“La violencia siempre es el límite, mi apoyo a Cristina Kirchner. Es muy triste que estas cosas vuelvan a pasar en nuestro país. No lo podemos permitir”, escribió en un tuit Cristian Ritondo

A contracorriente se manifestó Bullrich, presidenta del PRO, que recién se manifestó luego de la cadena nacional de Alberto Fernández y habló de “una jugada política”. “El presidente está jugando con fuego: en vez de investigar seriamente un hecho de gravedad, acusa a la oposición y a la prensa, y decreta un feriado para movilizar militantes. Convierte un acto de violencia individual en una jugada política. Lamentable”, escribió en las redes sociales la dirigente macrista que busca ser candidata presidencial en 2023. Al cierre de esta nota, desde su entorno no habían respondido los llamados de este medio.

Una interpretación en esa misma línea manifestó el también diputado macrista Martín Tetaz, que en vez de hablar de un “atentado” aseguró que se trató de una “torpe acción”. “Llamemos a las cosas por su nombre. Esto no es violencia política. No hay ningún movimiento político armado, ni nadie adjudicándose lo que hasta ahora parece ser la torpe acción de un desequilibrado sin conexión con la política, que dejó en evidencia el fracaso de la custodia”, escribió en su Twitter.

El repudio fue generalizado también desde otros sectores de Juntos por el Cambio. Desde el radicalismo, el diputado Mario Negri habló de “atentado”. “Condeno y repudio categóricamente el atentado contra la Vicepresidenta. La Justicia debe esclarecer el hecho inmediatamente. Lo que acaba de suceder es gravísimo. La democracia exige paz. No a la violencia”, escribió el dirigente en su Twitter, que en su entorno aseguraron que personalmente estaba “totalmente impresionado” por lo sucedido con Cristina Kirchner.

Rápidamente desde todo el bloque de UCR en la Cámara baja publicaron un comunicado repudiando lo sucedido: “Los argentinos estamos conmocionados por este hecho totalmente condenable”, dice el texto en una de sus líneas. “Nos solidarizamos con la Vicepresidenta y su familia y hacemos un llamamiento a todos los ciudadanos a respetar el orden y a la concordia social”, completa. 

“El camino es la no violencia”, dijo en un brevísimo tuit Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica. “Esto es violencia política, no importa si es de un loco o de quién”, manifestó Juan Manuel López, líder del bloque lilito en Diputados.

La senadora Carolina Losada, que esta tarde cuestionó a la vice desde la Cámara alta, que apenas presidió la sesión unos minutos, calificó el hecho de un “magnicidio”. “Gravísimo: intento de magnicidio. Este nivel de locura es inadmisible. Total repudio al atentado contra la vida de Cristina Fernández de Kirchner”, repudió en su cuenta personal de Twitter.

“Condeno absolutamente el atentado a Cristina Kirchner. Mi solidaridad con la Vicepresidenta de la Nación. No permitamos que se naturalice o justifique, con ninguna excusa, el ejercicio de la violencia”, dijo por su parte Alejandro “Topo” Rodríguez, titular de Interbloque Federal.

También desde los extremos del arco opositor en el Congreso se manifestaron contra el hecho. “Mi más enérgico repudio al ataque sufrido por Cristina Kirchner. Por suerte, no pasó a mayores”, dijo el libertario José Luis Espert. “La violencia nunca es solución de nada. La Justicia tiene que actuar urgente para esclarecer este aberrante hecho”, completó el legislador. No se conoció una postura pública de Javier Milei, otro referente del espacio libertario.

En cambio, desde el Frente de Izquierda, Myriam Bregman publicó en su Twitter: “Todo nuestro repudio y condena al atentado contra Cristina Kirchner”. La dirigente del PTS también había estado en contra del vallado de la policía porteña y la represión contra militantes kirchneristas durante el sábado pasado en Recoleta.

MC

Etiquetas
stats