El Papa lanzó una escuela de formación política dirigida por un exfuncionario de Larreta

Francisco, durante la presentación de la escuela. El joven a su izquierda es Juan Maquieyra.

Primero se lo comentó en privado a Horacio Rodríguez Larreta. Después, al gabinete porteño. Ningún funcionario estaba al tanto del ofrecimiento que había recibido y aceptado. Su decisión, sin embargo, recibió el apoyo de todo el larretismo. El (ex)asesor del alcalde Juan Ignacio Maquieyra dirigirá (en realidad empezó a hacerlo hace 48 horas) una escuela de formación política para dirigentes jóvenes en el Vaticano. El instituto papal se llama Fratelli Tutti, en homenaje a la encíclica de Jorge Bergoglio. 

Los pilares educativos de Fratelli Tutti serán: una mirada de la economía centrada en el aspecto humano, una visión ecológica integral, la cultura política del encuentro y la paz, y la educación del siglo XXI. La formación será virtual, pero con instancias presenciales en Roma. En concreto, según revela uno de sus ideólogos, el objetivo de la escuela es moldear una dirigencia global que esté en contacto entre sí, que combine ambición de poder con capacidad de rosca y una perspectiva humanista.

La configuración de Fratelli Tutti obtuvo previamente el aval del Papa. El politólogo pampeano Maquieyra estuvo el jueves pasado en Roma en la presentación de la escuela. Se sentó a la izquierda de Francisco. A la derecha se ubicó el cura argentino Fabián Báez, párroco de la iglesia María Reina de Villa Urquiza y activo tuitero. Báez fue clave para que Maquieyra se convierta en el director de la escuela papal.

En el evento también participó Fabiola Yáñez, quien tiene buena relación con Bergoglio. El proyecto de formación es ambicioso y global, y lleva el sello de la prédica francisquista.  

"Es una alegría haber sido convocado por Scholas Occurrentes y la Fundación Liderar con Sentido Común para trabajar en un proyecto inspirado en el mensaje del Papa Francisco en Fratelli Tutti”, comenta Maquieyra desde Roma ante elDiarioAr. El exfuncionario porteño busca despejar rumores de un supuesto guiño papal hacia el larretismo. Su postulación para conducir Fratelli Tutti puede haber sido avalada por Francisco (a Maquieyra no le consta), pero no fue propuesta inicialmente por el Papa.

Sobre su papel en la escuela, afirma que “tendrá una profunda vocación de apertura y abrazo a la diversidad, convocando personas de todas las regiones y culturas del mundo”.

La Fundación Liderar con Sentido Común está dirigida por el consultor español Antonio Sola, un conocido estratega político. En la Argentina, Sola asesoró al exgobernador salteño Juan Manuel Urtubey. 

Scholas Occurrentes es una fundación pontificia que cuenta con una red educativa en 190 países. Su director es el teólogo e histórico francisquista José María del Corral. Antes de ser elegido, Maquieyra se reunió varias veces con Antonio Sola y Del Corral. En esos encuentros superó una especie de casting informal.

Director del Instituto de la Vivienda de la Ciudad hasta hace tres meses, Maquieyra tiene un diálogo fluido con las organizaciones sociales (y sus referentes, como Juan Grabois) y con los curas villeros. Es admirador de Francisco y representa a la tribu que pretende sacar a Rodríguez Larreta del molde ideológico que Mauricio Macri le impuso al PRO. Ese era su objetivo cuando asumió como jefe de asesores del alcalde.

Junto a la ministra de Desarrollo Humano y Hábitat porteña, María Migliore, fue el creador del partido "La Popular". Se trata de un espacio con el que Rodríguez Larreta quiere hacer pie electoral en las villas y asentamientos de la Ciudad. Maquieyra tiene 34 años. Nació en la ciudad pampeana de General Pico y es licenciado en Ciencias Políticas de la Universidad Católica Argentina (UCA). El exdirigente larretista ya se mudó a Roma junto a su familia.

¿Será el embajador informal del alcalde con el Papa? Maquieyra lo niega rotundamente. Afirma que su arribo al Vaticano no encierra esa intencionalidad. Pero el larretismo a su vez celebra la designación de un funcionario porteño en un puesto de roce y legitimidad francisquista. 

“Fue inspirador escuchar a Francisco poner a la política en el lugar de la forma más alta de caridad y a la vez ser claro en la condena a la política que genera guerras y conflictos armados en pleno siglo XXI”, opina Maquieyra. Se refiere al discurso que el Papa dio el jueves pasado.

“La política no es la llegada, es el camino, es un iniciar procesos. La unidad es superior al conflicto", afirmó Bergoglio durante la ceremonia. Fue en el acto de lanzamiento de la escuela Fratelli Tutti. Bergoglio habló en la sede romana de la fundación pontificia Scholas Occurrentes, que dirigen a nivel mundial los argentinos José María del Corral y Enrique Palmeyro. La base de Scholas está en el Palacio San Calixto del barrio romano Trastevere.

Al Papa lo escucharon online alumnos de diversos países. Los chicos italianos lo hicieron en persona, acompañados por sus profesores. Las presencias del Ministro de Educación italiano, Patrizio Bianchi, y del de Salud, Roberto Speranza, anticiparon el calibre político que tendrá la escuela

Francisco además se conectó con un grupo de jóvenes argentinos de El Impenetrable, en Chaco. El Papa inauguró un nuevo programa de arte y prevención de adicciones que será gestionado por Scholas Occurrentes. “Gracias por el coraje. Scholas no se comprende sin esta actitud de arriesgar, de ir siempre más allá”, destacó Bergoglio.

"Esta Escuela, inspirada en usted y en la encíclica Fratelli Tutti busca poner en valor, en chicos y chicas, la política como esa hija de la buena voluntad y el sentido común, del que usted habla", le correspondió el español Antonio Sola.

AF

Etiquetas