A pedido del Presidente, los movimientos sociales suspendieron la marcha prevista para hoy

Se suspendió la marcha en apoyo al Presidente.

elDiarioAR

0

La crisis en el Gobierno provocada por las masivas renuncias puestas a disposición en las últimas horas por los ministros que responden a Cristina Fernández fue tomada por los movimientos sociales cercanos al oficialismo como “un enfrentamiento de dirigentes” y, tras señalar a esos altos funcionarios como “alejados de la agenda que necesitan los votantes del Frente de Todos” castigados por la crisis económica y la pandemia, el Movimiento Evita, Barrios de Pie, la CCC y otros grupos habían convocado para la tarde de este jueves una movilización a Plaza de Mayo con consignas como "Por la unidad en el FdT. ¡Fuerza, Alberto!"

Pepe Mujica: "La Argentina está desquiciada"

Pepe Mujica dijo que “no es el momento de peleas internas”

A pedido del Presidente, la marcha fue suspendida por los organizadores, según dio a conocer el departamento de prensa de Barrios de Pie y Alberto Fernández retomó su agenda habitual en una clara señal de mostrar una vuelta a la normalidad después de la crisis política vivida desde las PASO del último domingo, que desencadenó un terremoto en el Frente de Todos, que tuvo su punto más álgido con las renuncias de varios ministros cercanos a la Vicepresidenta puestas a disposición de un Ejecutivo que aún no se manifestó públicamente al respecto. En tanto, Gildo Onorato, integrante de la conducción nacional del Movimiento Evita, argumentó a la agencia Télam que la marcha atrás con la movilización fue "por una cuestión de responsabilidad política".

Por lo pronto, Fernández se reunió este jueves en su despacho de la Residencia de Olivos con el gobernador de San Juan, Sergio Uñac. 

El apoyo al Presidente por parte de dirigentes sociales

"Me parece que no es sensato. ¿Está mal que alguien quiera renunciar? No, pero plantealo en un marco de racionalidad y sensatez. Nosotros tenemos que dar soluciones, no presentar renuncias”, explicó este miércoles el dirigente del movimiento Evita, Fernando Chino Navarro, en diálogo con el programa Pasaron Cosas de Radio con Vos. “Los grandes hombres aparecen en los grandes triunfos y en las grandes derrotas. Hay que dar vuelta la página y seguir”, dijo Navarro y luego agregó: “Somos una coalición que nació en base a una necesidad de frenar a Macri y de poner en pie a un país devastado. Tenemos diferencias pero también objetivos en común, que tienen que prevalecer”.

Un rato después, el Movimiento Evita sacó un comunicado de apoyo al presidente. "Desde el Movimiento Evita, en toda su extensión territorial y federal, expresamos nuestro apoyo contundente al presidente de la Nación Argentina, compañero Alberto Fernández. Creemos que el mensaje autocrítico, conciliador y racional expresado por el presidente el domingo pasado, es la dirección correcta que debemos tomar para escuchar las demandas de nuestro pueblo. Creemos que la discordia poco ayuda a la reconstrucción de un país que está atravesando una de las peores crisis de nuestra historia", publicó la organización en todas sus redes sociales.

La convocatoria del Movimiento Evita para la marcha

También Daniel Menéndez, de Barrios de Pie, sostuvo que “no es un problema de nombres sino de política”. “Los que nos votaban están tan apáticos que ni siquiera fueron a votar. No creo que nuestros votos se hayan ido a otro lado sino que están muy desencantados”, señaló. “Lo de las renuncias no me parece la manera de dirimir las diferencias, pero creo que no es la cuestión de fondo. Es una pelea de dirigentes alejada de la agenda de la gente. La gente no sabe los nombres de los ministros. Lo importante es dejar esas cuestiones de lado y arrancar con la reactivación y frenar la inflación. Esas son las preocupaciones que tenemos que tener”, dijo Menéndez.   

En conversaciones fuera de micrófono, varios de los dirigentes de estas organizaciones contaron que vieron venir lo que sucedió el domingo de elecciones. Ellos son los que recorren el territorio y sentían el descontento entre la militancia y la gente de los barrios. “El resultado no fue sorprendente, la sorpresa hubiera sido una buena elección, pero nos dejamos entusiasmar con las encuestas. En el fondo, creo que quisimos creerlas”, explica un dirigente consultado. “Venimos escuchando un discurso de un país que está saliendo adelante pero eso no se ve en la realidad de la gente. Alberto confía mucho en su entorno, que no tiene conocimiento de lo que le pasa a los que nos votan”, sumó otro dirigente. 

En cambio el dirigente de la CTEP, Juan Grabois, muy cercano a Cristina, sostuvo que eran necesarias las modificaciones después de la derrota electoral. "Yo creo que sin cambios en este momento no hay futuro. Felicito a quienes ponen su renuncia a disposición del Presidente, tampoco están haciendo una denuncia irrevocable. Muchos compañeros militantes del Frente de Todos que lo fundamos, que peleamos cambiar el gobierno macrista por esta coalición, consideramos que son necesarios cambios muy fuertes de políticas de privilegios, prioridades y de personas también. Si hay un reconocimiento de que se han cometido errores, eso tiene que tener consecuencias visibles para el pueblo". “El Gabinete como cuerpo no funciona y alguna cabeza tiene que rodar”, dijo al programa Pasaron Cosas, el referente del Frente Patria Grande y del Movimiento de Trabajadores Excluidos.

Varios de estos sectores aseguran haberle transmitido a funcionarios nacionales y provinciales la crítica situación que se vive en el sur de la Capital y el conurbano, pero dicen que las respuestas no fueron las que esperaban. “Nos decían que el repunte económico estaba llegando. Pero no podés pensar la economía en función de los números de la industria. Están las PyMES y la economía popular, con ellos tenés que trabajar, por la importancia que tienen en las clases más perjudicadas”, señaló un dirigente cercano al Ministerio de Desarrollo Social, pero también muy crítico.  

El secretario de Economía Social del Ministerio de Desarrollo Social, Emilio Pérsico, también se refirió a la situación social y a la dura derrota del domingo en Radio con Vos. “Veníamos diciendo que estábamos al borde de un abismo, salimos de la pandemia y hoy estamos al borde de un abismo social en la Argentina”, indicó el funcionario y añadió: “Veníamos planteando que la situación social era muy difícil, que nos habían dejado una situación muy difícil en el Gobierno anterior, y la pandemia fue un mazazo. Alberto no es una persona que va a golpear la mesa y romper todo".

Por su parte, Hugo Yasky, secretario general de la CTA y candidato a diputado nacional, indicó este jueves que el país "está viviendo un momento en el que nuestro frente está en tensión. Discutimos de qué manera ponemos en práctica la rectificación que surge del hecho de que 4 millones de personas que nos habían votado no lo hicieron en la última elección". "Para el dirigente, "la discusión se da en un marco de toma de decisiones y se llega a una exposición que claramente no es buena para el Frente de Todos, pero tampoco sería buena la insensibilidad de seguir como si no hubiera pasado nada. Creo que hay una discusión con final abierto, no se puede calificar de crisis institucional como si ya estuviera medio gabinete afuera. No tengo dudas de que se va a preservar la unidad".

En desarrollo.

AM/IG

Etiquetas
stats