Fuerte convocatoria

Show masivo de Milei en la Feria del Libro contra la casta, el marxismo y el feminismo

Javier Milei, en su ingreso a la sala José Hernández de la Feria del Libro, con su entrevistadora, Viviana Canosa.

Si bien estaba en un reservado detrás del escenario, la figura de la noche quiso darse un baño de popularidad. Y Javier Milei se da los gustos en vida. Sobre todo desde el 2013 cuando, según explicó este sábado a la noche, vio la luz ideológica. “Ese año me hice libertario”, recordó Milei. 

Desde el VIP, el economista se dirigió con disimulo hasta el fondo de la sala José Hernández de la Feria del Libro. Y desde ahí, volvió en dirección al escenario. El diputado libertario protagonizó su habitual performance. Con Panic show de La Renga de fondo, marchó completamente sacado entre adolescentes que estaban todavía más excitados que su ídolo. La sala explotaba de gente. Incluso hubo decenas de personas que quedaron afuera. 

Su caminata arrastró una explosión hormonal. La conductora Viviana Canosa lo acompañó en el recorrido. Esta vez, a diferencia de otros actos previos, Milei no llevaba chaleco anti-balas. 

“Esta gente te protege”, le dedicó Canosa cuando empezó la entrevista. La convocatoria tuvo un objetivo formal: la presentación del libro El camino del libertario. Se trata de una selección de textos previos de Milei. Pero el lanzamiento del libro era una excusa para la mayoría de los presentes. El verdadero motivo de la juntada era ver a Milei de cerca, escucharlo y alentarlo a pelear contra la casta. “Me siento Mick Jagger”, admitió Milei junto a Canosa. 

La exposición arrancó a las 20.40 y duró casi una hora. Tuvo el formato de una entrevista bastante dispersa, cargada de interrupciones por parte del público y algunos divagues propuestos por Canosa. La periodista incluso logró incomodar al diputado. “No cuentes lo nuestro”, beboteó ante unas 5 mil personas, más otras miles que siguieron el evento por streaming. Milei se puso colorado. Canosa tuvo que aclarar que “sólo somos amigos”.

El discurso de Milei exploró su repertorio clásico. Asoció la corrección política con el socialismo. Y a la rebeldía juvenil, en cambio, con sus ideas libertarias y de derecha. “No habrá marxismo cultural en mi gobierno”, prometió. 

En tándem con Canosa también arremetió contra el feminismo. “Ministerio de la mujer, chau. No voy a pedir perdón por tener pene”, argumentó. Canosa lo cebó especialmente en contra del movimiento de mujeres. “No somos víctimas”, se plantó la moderadora de la noche. 

El público le puso nombres propios a la generalidad de la casta. Los adversarios elegidos no fueron los peronistas o los kirchneristas. Los mileístas hilaron fino, y se la agarraron en especial con dos figuras de Juntos por el Cambio. ¿Quienes? El macrista Horacio Rodríguez Larreta y el radical Gerardo Morales, el ala moderada de la coalición opositora.

“Che Larreta, qué amargado se te ve, cada vez te falta menos para perder con Milei”, le dedicaron al alcalde porteño. Los fans además cantaron que “la casta tiene miedo”. 

En primera fila estuvieron los asesores, legisladores, amigos, invitados y armadores de La Libertad Avanza. El economista Carlos Maslatón se autodefine como un puntero de Milei. “Javier crece al ritmo de 1 por ciento por mes a nivel nacional. Esta ola es imparable”, se ilusiona. Pero reconoce una contracara: “No tiene estructura, hay muchas internas y el armado territorial es un desastre”.  

Martina, una chica de 15 años que nunca se sintió atraída por la política, vino a La Rural desde Avellaneda. “Me gusta la onda que le pone a todo, es algo nuevo para el país”, explica así su devoción por el economista ultra-liberal y anarquista. Lucas, de 16, explica que el diputado le generó una suerte de despertar en su consciencia.

En la Feria del Libro Milei no expuso novedades en su discurso. Ni siquiera aportó grandes titulares o bravuconadas inesperadas. Pero confirmó un dato: dentro de un mar de escepticismo social y crisis internas, tanto en el oficialismo como en la oposición, existe una figura ultra-personalista que genera cierto entusiasmo por contraste.

CC

Etiquetas
stats