EL JUICIO CONTRA LA VICEPRESIDENTA

Vialidad: los fiscales se enfrentan con las defensas ante los pedidos de CFK y otros imputados para apartarlos

Los jueces del Tribunal Oral Federal número 2, Bassi, Gorini y Giménez Uriburu, en la primera audiencia del juicio de Vialidad.

elDiarioAR


0

El juicio oral y público por presunta corrupción en la obra pública de Santa Cruz tiene este viernes una audiencia cargada de tensión. Desde las 8.30 de la mañana, algunas de las defensas de los imputados exponen los argumentos de recusación de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola, y los magistrados les responden. Todo el proceso se lleva a cabo públicamente.

Báez ganó su primera licitación con Cristina en 2008, cobró un adelanto pero la empezó dos años más tarde

Báez ganó su primera licitación con Cristina en 2008, cobró un adelanto pero la empezó dos años más tarde

Luciani y Mola fueron recusados por un total de cinco defensas, encabezadas por la de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que lidera el abogado Carlos Beraldi, uno de los que se espera que expondrá este viernes. También lo hará Juan Villanueva, defensor del empresario y exsocio de la familia Kirchner Lázaro Báez; entre otros. 

Cinco de las trece defensas recusaron a Luciani, según confirmó una fuente directa del juicio. Este viernes, los abogados que quieran exponer sus argumentos podrán hacerlo durante la audiencia, según resolvió el tribunal en un breve escrito.

En su recusación a Luciani, la vicepresidenta también pidió el apartamiento de uno de los jueces del Tribunal Oral Federal número 2, Rodrigo Giménez Uriburu, por no ser “juez imparcial”. En su caso, deberá contestar por escrito, según marca el reglamento. Además, Fernández de Kirchner solicitó la nulidad de todo lo actuado por ambos magistrados.

Tras las exposiciones de todas las partes, la audiencia continuará con la sexta jornada del alegato de la fiscalía.

Las recusaciones contra Luciani y Giménez Uriburu se basan en las fotografías publicadas el domingo último por Página/12, en las que se ve a ambos magistrados integrando el mismo equipo de fútbol y jugando un torneo que se realizó en Los Abrojos con dirigentes de Cambiemos durante 2017. La quinta es propiedad del expresidente Mauricio Macri, a quien Fernández de Kirchner atribuye la motorización del juicio en su contra en 2019. 

Beraldi sostuvo en un escrito presentado este lunes que las fotografías “denotan una clara relación de amistad entre el fiscal Diego Luciani y el juez Rodrigo Giménez Uriburu, quienes integran el equipo de fútbol denominado 'Liverpool' o 'La Liverpool'”. “Esta relación personal, que se mantuvo en todo momento bajo reserva, debió haber sido formalmente comunicada a las defensas -y en rigor de verdad, a toda la sociedad- una vez que este proceso, de singular relevancia institucional y trascendencia mediática, quedó radicado ante este Tribunal”, afirmó Beraldi.

“Los Abrojos cuenta con un predio deportivo donde decenas de personas pasan todos los fines de semana haciendo deporte, específicamente jugando al fútbol. Esto sucede hace más de 40 años y es organizado por personas del ámbito del fútbol. Cualquiera que se anote con un equipo puede jugar. Hay diferentes categorías. Macri no conoce qué equipos juegan ni quienes los componen. Esta acusación es otra payasada más”, respondieron en el entorno del expresidente ante la consulta de elDiarioAR.

Uno de los abogados de Julio De Vido, Maximiliano Rusconi adelantó en la audiencia del lunes que recusaría a Mola. La recusación en su contra sería en base a una publicación del ministro de Justicia, Martín Soria, en la que se consignó que visitó el despacho de Pablo Lanusse, entonces secretario Legal y Técnico de la Presidencia de Macri.

El martes, Fernández de Kirchner volvió a publicar en su cuenta de Twitter artículos de archivo de los diarios La Nación y Clarín en los que se relata un partido de fútbol en el que participó Macri y su equipo Cardenales en 2017 contra La Liverpool, el equipo que integraban entonces el hoy fiscal Luciani y el juez Giménez Uriburu. Entonces, la causa Vialidad aún no había sido elevada a juicio, lo que sucedió en marzo de 2018.

El caso

La vicepresidenta es juzgada junto a exfuncionarios de sus gobiernos -como el exministro De Vido- y el exsocio de su familia, Báez, por supuesta defraudación a la Administración pública -con penas de hasta seis años de prisión- y asociación ilícita -con hasta diez años de prisión- en la adjudicación de 51 obras viales a las empresas del patagónico en la provincia de Santa Cruz. Todos los acusados han negado siempre la comisión de delitos.

Estos delitos también implican inhabilitación para ejercer cargos públicos por lo que una condena eventual a Fernández de Kirchner le impediría, una vez firme, ocupar cargos públicos.

Se espera que el tribunal anuncie el veredicto a finales de año.

Nota: se corrigió “administración pública” por “Administración pública”.

ED

Etiquetas
stats