Zulemita, la única heredera

Carlos Menem y Zulemita, en el Teatro Colón.

Alberto Fernández la saludó como si se tratara de la única heredera de Carlos Menem. “Vaya todo mi cariño a Zulema, a Zulemita y a todos los que hoy lo lloran”, tuiteó el presidente, tras ensayar un balance neutro sobre el riojano. Menem, el primer caudillo popular post-Perón y tal vez el último. Ese es el desafío peronista de la hora: mostrarse cálido y democrático, sin pasar al expresidente por la guillotina de la historia, ni hacer una apología del gobierno que se convirtió en una fábrica de pobres en la segunda mitad de los noventa. 

Zulemita Menem: "Mi papá se fue en paz y agarrado de la mano de mi mamá"

Zulemita Menem: "Mi papá se fue en paz y agarrado de la mano de mi mamá"

En el medio de esos equilibrios, Zulemita pasa por ser la única hija y heredera. Una suerte de Dalma y Gianinna unipersonal. Sus otros dos hijos, Carlos Nair y Máximo, quedan en un limbo biográfico. Es lógico: el propio exgobernador estableció esas jerarquías y diferencias. Carlos Nair logró el apellido Menem a los 26 años después de un largo juicio de filiación y de varias apariciones públicas.

En 1995 murió el otro hijo que Menem tuvo con Zulema Yoma, su amor de (casi) toda la vida: Carlos Saúl Facundo Menem, a quien el expresidente llamaba Junior. Ahora, los restos de ambos yacerán en el Cementerio Islámico. 

“Mi papá se fue luchando hasta el último momento, como en toda su vida. Se fue agarrado de la mano de mi mama. Le quiero agradecer al presidente”, afirmó una Zulemita desgarrada en la puerta del sanatorio Los Arcos. Pese al diminutivo, Zulemita ya tiene 50 años y no se le conocen empleos estables. 

 En los últimos años, se había convertido en la mayor influencia política del exsenador. El año pasado, afirmó que iba a postularse como diputada por la Provincia de Buenos Aires, porque "desde ahí se cambia la Argentina". 

En diciembre pasado, Zulemita apostaba por una recuperación casi milagrosa de su papá. Esperaba que el senador de 90 años pudiera al menos apretar el botón que sumara un voto a la causa celeste. “Él seguro que va a estar para votar si Dios quiere. Es el 29, así que calculamos que ya va a estar bien en casa, y lo va a hacer en forma remota”, aseguró el 16 de diciembre.

Recordó que el senador riojano “instituyó en su momento el Día del Niño por Nacer, y es absolutamente provida, y ustedes saben cuál es la idea de él". "Ojalá que esté bien y pueda participar”, se ilusionaba. La heredera del patriarca se refería al decreto que, en 1998, postuló al 25 de marzo de cada año como el Día del Niño por Nacer.

Etiquetas