Efemérides

11 de mayo: Día del himno nacional argentino

El 11 de mayo se celebra el día del himno nacional argentino

elDiarioAR

0

El 11 de mayo de 1813, la Asamblea del Año XIII aprobó utilizar como Himno Nacional la canción patriótica compuesta con versos de Vicente López y Planes y música de Blas Parera. Pero recién el 30 de marzo de 1900 se sancionó un decreto para que en las festividades oficiales y en las escuelas se canten la primera y última cuarteta, con el coro.

Originalmente la canción fue denominada “Marcha patriótica”, luego “Canción patriótica nacional”, y posteriormente “Canción patriótica”. En 1847 una publicación la denominó “Himno Nacional Argentino”, nombre que conserva hasta hoy.

Después de ser aprobado, el himno fue interpretado por primera vez de manera pública en la casa de Mariquita Sánchez de Thompson y fue ella quien entonó los primeros acordes. Según relató Lucio Vicente López, nieto del autor, el Himno Nacional fue escrito en la segunda habitación de la casa de Perú 295, en la ciudad de Buenos Aires, “sobre una mesita de caoba de abrir y cerrar, comprada por la familia López a oficiales de Whitelocke en las invasiones inglesas”.

La letra de la primera versión del himno era marcadamente independentista, acorde con el espíritu de la época y duraba 20 minutos. En 1924 fue abreviada a 3 minutos 30 segundos. Durante mucho tiempo continuaron los debates sobre la letra y música que había que utilizar. El 24 de abril de 1944 el decreto 10.302 puso fin a las disputas acerca de sus versos, ritmo y armonía, y quedó establecida la letra oficial tal como se la conoce hoy. Desde entonces, el Himno Nacional acompaña la historia de la Argentina y, a la vez, ayuda a representarla. Hoy suena en las escuelas, las fiestas patrias, actos públicos y eventos culturales y deportivos, como el canto de una Nación que consagra la libertad.

La versión de Charly García

En el año 1990, Charly García incluyó en su disco “Filosofía barata y zapatos de goma” su propia versión del himno nacional.

 Cuando la tocaba en vivo, además, Charly García lucía una camiseta con los colores argentinos, a la que no le faltaba el sol sobre la franja blanca.

Su versión fue parte más del repertorio en los cientos de recitales en los cuales se presentó el músico. Si bien tuvo mucha aceptación, también tuvo sus detractores. Algunos llegaron a pedir que se prohibiera y que se sacara del disco, en el que también había canciones como De mí, Reloj de plastilina y Gato de metal.

Demandas judiciales

El ciudadano Noel Maas, escuchó la versión de García en FM Vox, la FM de Radio Nacional, que comenzaba su programación diaria con esta canción y presentó una demanda judicial.

Maas solicitó que esta versión del Himno fuera retirada de la programación porque, según él, no se trataba de la versión oficial establecida en el decreto 10.302, del año 1944.

Se amparaba en la norma legal que establecía que ninguna otra pieza que no sea aquella identificada en los artículos 6 y 7 del decreto 10.302/44 puede ser considerada como versión oficial y auténtica para ejecutar en actos oficiales, ceremonias públicas y privadas, por bandas militares, policiales o municipales en establecimientos educativos. Y argumentó que la versión de García constituía una ofensa al símbolo patrio.

En noviembre de 1990, el entonces juez federal Néstor Blondi, desestimó una denuncia por presunto ultraje a un símbolo patrio, presentada por el ciudadano Carlos Horacio Hidalgo. En su fallo, el juez consideró que el delito era inexistente.

Recién, en febrero de 2000, un fallo judicial autorizó a emitir por las radios del Servicio Oficial de Radiodifusión (SOR) la versión del Himno registrada por Charly.

La Cámara Federal adujo, ratificando un fallo en primera instancia, que la pieza compuesta por García no constituía una ofensa al símbolo.

Charly, que estaba muy contento por la decisión de la Justicia, le dijo al diario Clarín: “Cuando la compuse creí que iba a tener más detractores y sólo hubo dos personas que estuvieron en contra. Y en un país de más de 30 millones de habitantes, ellos no tienen representatividad”.

También, sobre la intención que tuvo al componerla, declaró: “Nunca quise burlarme del Himno, sino hacer una versión que tuviese dramatismo y fuese solemne a la vez. Se trata de mi propia visión de una canción que para muchos está asociada con malísimos recuerdos de bandas militares y que, a partir de mi versión, sirvió para que muchos pibes jóvenes y hasta personas de mi edad se acercasen a la canción patria”.

LG

Etiquetas
stats