Segunda ola en Córdoba: Schiaretti anunció 850 nuevas camas para terapia intensiva

El sistema de salud está en crisis ante la pandemia de Covid-19 que ya lleva más de un año.

“La segunda ola ya llegó”, admiten en el Gobierno de Córdoba. El lunes hubo 11 muertos por Covid-19 y se detectaron 1.279 nuevos contagios. Con el 29% de las camas críticas ocupadas por pacientes con Covid-19, el gobernador Juan Schiaretti anunció hoy que el sistema de salud público y privado sumará 850 nuevas camas para las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) de toda la provincia, por lo que Córdoba dispondrá de un total de 3.753 camas para pacientes críticos, de las cuales 1.957 corresponden al sistema de salud privado y 1.796 del sector estatal.

“A fines de abril o en mayo habrá 850 nuevas camas críticas, 600 del sector público y 250 del sector privado”, anunció Schiaretti junto al ministro de Salud, Diego Cardozo. El mandatario cordobés agregó que “el objetivo que tenemos es que esta segunda ola golpee lo menos posible” y graficó que “en Córdoba se necesitaron 1.715 camas de terapia intensiva en el pico de octubre de 2020, durante la primera ola del Covid, ahora se requerirán por lo menos, más de 3.400 camas de terapia”. 

El gobernador contó como punto a favor “haber enfrentado la primera ola y haber logrado que en nuestra Córdoba no tuviéramos saturación de las camas críticasde nuestros hospitales y clínicas”, también dijo que “nuestros científicos dicen que en la segunda ola suele ser el doble la necesidad de internación que durante la primera y es lo que ha pasado en el mundo”.

Sin embargo, ante el crecimiento de casos, Schiaretti defendió su política de restricciones laxas: “Cuidar la salud de todos los cordobeses, cuidar el trabajo y cuidar la educación”; descartando imponer nuevas restricciones y la vuelta a la virtualidad a las escuelas, como reclama el gremio docente Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC).

Por su parte, el ministro de Salud, Diego Cardozo aseguró: “Vamos a proteger a nuestra gente y cada ciudadano va a tener una cama donde solucionar su problema de salud”; a la vez que advirtió: “Nos toca la peor parte, que es la que está por venir; sabemos a lo que se enfrentó el resto del mundo ante las segundas olas; en equipo vamos a salir adelante”.

La franja etaria de los pacientes infectados en 2021 bajó a menores de 60 años; incluso, en el hospital “Vicente Agüero” de Jesús María está internado con coronavirus un bebé de sólo 27 días. En este hospital ubicado a 49 kilómetros al norte de la ciudad de Córdoba, la ocupación de las camas de terapia intensiva llega al 50%.

Mientras que, Juan Grass, presidente de la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados, sostuvo que el sector “va a colaborar con toda la capacidad disponible, porque lo que está en juego es la salud de los cordobeses”. Esta mañana, en declaraciones a distintos medios, Grass había advertido que “hay entre un 70% y 80% de ocupación de las camas” y que los pacientes Covid sólo ocupan el 20% de la capacidad hospitalaria privada: “Están ocupadas las camas que están preparadas para Covid. Con lo cual, ahora hay que empezar a preparar nuevas camas para prepararnos para la atención si este número (de contagios) sigue subiendo”.

Las críticas

Desde la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS), criticaron a Schiaretti: “Es un mensaje temerario, porque el gobernador dice vamos a seguir todo como está, no vamos a hacer restricciones, enférmense; hay que garantizar la economía. Y no tomó ninguna restricción, más allá de la limitación de la noche, que no sirve para nada. Schiaretti nos dice a los cordobeses, en una actitud bolsonarista “contágiense que les garantizamos una cama en terapia y un respirador”, y no sabemos si se va a poder garantizar la atención porque no hay personal para atender esas camas. Una cosa es tener la cama y otra el personal para atender al paciente. Desde el punto de vista epidemiológico lo que hay que evitar son los contagios, no garantizar la atención, porque no sabemos cómo cursa la enfermedad en cada caso. Paciente sano es paciente vivo, y eso no lo entiende”; aseguró Gastón Vacchiani, secretario general de la UTS.

Raúl Audenino, dirigente del Foro de Especialidades Médicas también criticó al gobernador: “Lo mismo de siempre, Schiaretti saca la cuenta que hace falta un médico por día, cada seis camas de terapia; y una enfermera cada dos camas de terapia. Saca la cuenta y no hay de ninguno de los dos  en las camas nuevas. El “Nuevo Hospital San Roque” en el Polo Sanitario tiene la mitad del personal y hay tres pisos vacíos. En el hospital “Elpidio Torres” está la otra mitad del personal del “Nuevo San Roque”. Lo mismo pasa con los hospitales de campaña de 100 camas, uno al lado del “San Roque” y otro al lado del “Domingo Funes” en Santa María de Punilla; están vacíos de médicos y enfermeras porque ofrecen sueldos debajo de la línea de pobreza, por tiempo determinado y si te enfermás dejás de trabajar. Y si morís, no le dejás nada a tu familia por ser contratado, precarizado, sin contar que podés contagiar mortalmente a alguien de tu familia”. 

El pasado jueves 8, la Multisectorial de la Salud, que integran la UTS, el Foro de Especialidades Médicas, ATE, la Asociación Civil Médicos de Córdoba, y Médicos Unidos realizó un contundente paro con asambleas reclamando contra la precarización laboral, por la recomposición salarial y la incorporación de mayor personal.

GM

Etiquetas
stats