Padres de chicos con comorbilidades, "cautos" tras el anuncio del acuerdo para la compra de vacunas Pfizer

Integrantes de la Red "VacunaMe" demandan desde hacía más de un mes las inyecciones para los menores de edad

Luego de 49 días de intensos reclamos y presión por parte de la Red de padres "VacunaMe" a las autoridades gubernamentales, el ministerio de Salud de la Nación anunció que finalmente firmó un acuerdo con Pfizer por la compra de 20 millones de vacunas. Lo que comenzó con una petición por parte de esta Red en change.org para la adquisición de esas dosis destinadas a menores con comorbilidades, siguió con iniciativas presentadas en el Congreso Nacional, manifestaciones en Plaza de Mayo y hasta una carta documento a la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

"Ayer firmé un acuerdo vinculante con el laboratorio Pfizer por 20 millones de dosis durante 2021. Resta el acuerdo final en relación a temas logísticos y a partir de allí definir el tiempo de entrega y recepción”, apuntaba esta mañana la ministra. Tras la conferencia de prensa "estallaron los mensajes de felicitaciones en los grupos", cuenta Ingacio Mooney, Co-fundador de la red "VacunaMe" y "Chicos en Riesgo", a elDiarioAR. "Lo vemos como algo positivo; el Gobierno abiertamente menciona Pfizer con un tipo de acuerdo y tiene la voluntad de traer esas vacunas. Pero somos cautos porque anuncios hemos tenido muchísimos y no han llegado a nada a corto plazo. Se trata de un acuerdo vinculante: una carta de intención donde acuerdan sentarse a negociar algo. Es positivo pero no se traduce en vacunas llegando el fin de semana a Ezeiza".

A través de las redes sociales y con la consigna "Chicos en Riesgo", cientos de padres comenzaron a compartir durante la madrugada del 15 de junio un petitorio para que los menores de entre 12 y 17 años con patologías fueran prioritarios en la campaña de vacunación pero con la aplicación de Pfizer, dado que hasta hoy es la única autorizada para ese rango etario por la ANMAT.

"Comenzamos con una campaña en redes sociales para visibilizar la situación y esperábamos que con eso fuera suficiente para que alguien tomara nota del asunto y accionara para llevar adelante algún tipo de plan para los chicos", recuerda Mooney. "Hemos sido súper cautos en el proceso porque cada vez que se anunciaba algo positivo como resolución del problema siempre hubo un 'pero'. Pasaron tres semanas de la firma del DNU y al día de hoy seguimos sin vacunas", insiste.

Firmado por Alberto Fernández y todos los ministros del Gabinete Nacional, durante la primera semana de julio se publicó en el Boletín Oficial el DNU para que la Argentina pudiera comprar vacunas de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson. La norma adecuó la legislación argentina a los pedidos de los laboratorios de Estados Unidos. Dos semanas después, el gobierno de Joe Biden confirmó la donación de 3,5 millones de dosis de Moderna para la Argentina, aprobada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) para su aplicación en menores de 12 a 17 años.

Con respecto a la posibilidad de que los niños reciban la aplicación de la vacuna Moderna, Mooney aclara que se trató solo de una recomendación por parte de la Comisión de Pediatría de la EMA. "Se llegó a la posibilidad de que pudiéramos aceptar mediante Covax la donación de vacunas de Moderna. Se anunció con 'bombos y platillos' como una solución pero pasaron 10 días y la vacuna sigue ahí, a la espera de una aprobación que fue a medias: aún falta que la ratifique la comisión europea mientras que Pfizer está aprobada acá desde el año pasado", comenta el padre.

La Red emitió un comunicado con respecto al avance en la adquisición de vacunas y necesidades de los chicos. "No hay un registro oficial de la cantidad de chicos prioritarios por lo que nos cuesta entender cómo van a trabajar en una planificación. Ahora está reunido el Consejo Federal y Salud y aguardamos alguna explicación formal de cómo se va a proceder. Nosotros necesitamos saber cuándo se va a vacunar y dónde, porque hay chicos que no pueden ir a las postas de vacunación, necesitamos un entorno cuidado. También que confirmen si van a estar disponibles las dos dosis para completar el esquema".

Según el propio ministerio de Salud son 900 mil el total de niños que deberían ser inmunizados en la primera etapa de la campaña: "Esto quiere decir que de las 3 millones disponibles, la mitad deberían estar reservadas para garantizarles las dos dosis a todos ellos". Por otro lado, "que no se dejen de lado patologías ya que hay diferencias de opiniones en los especialistas y esperamos que se pongan de acuerdo y sean inclusivos para todos los casos y no se haga un mal uso de las vacunas".

Desde "el anuncio de hoy" y "hasta los chicos tengan la vacuna en el brazo, falta mucho·. Por eso, "vamos a seguir presionando hasta que el último chico que le corresponda recibirla y no este vacunado se resuelva", cerró.

AB/WC

Etiquetas