El líder y dos referentas de la secta investigada por trata tramitan la prisión domiciliaria

Juan Percowicz, el líder y fundador de EYBA.

0

Por lo pronto, 19 integrantes de la Escuela de Yoga de Buenos Aires (EYBA) están detenidos. El juez Ariel Lijo, al frente del Juzgado en lo Criminal y Correccional N°4, los imputa por los delitos de reducción a la esclavitud o servidumbre, trata de persona con fines de explotación sexual, lavado de dinero, ejercicio ilegal de la medicina y asociación ilícita. A tres de los acusados podrían otorgarles la prisión domiciliaria porque tienen más de 70 años o por cuestiones de salud. Se trata del líder de la organización, Juan Percowicz, 84 años; de Susana Mendelievich, alias Mendy, 75 años, y Silvia Herrero, administradora de una clínica, propiedad de la organización. 

La Escuela de Yoga investigada por trata habría facturado hasta US$500.000 mensuales pero sus líderes figuran como monotributistas

La Escuela de Yoga investigada por trata habría facturado hasta US$500.000 mensuales pero sus líderes figuran como monotributistas

Los abogados de los tres detenidos ya presentaron los informes clínicos. Percowicz, fundador de EYBA, es el más comprometido: “Paciente cardíaco grave, diabético e hipertenso, que necesita asistencia permanente”, dijo a elDiarioAR el abogado Daniel Pirozzo, parte del equipo de la defensa. El líder de la organización entró en la dependencia policial de General Madariaga -donde están detenidos los varones imputados- en silla de ruedas. 

Herrero, según los investigadores, había estado a cargo de la coordinación y administración de la Clínica Medicina Integral Abasto hasta su detención. En ese lugar, habilitado por el Gobierno porteño para su funcionamiento, practicaban las curas de sueño. Susana Mendelievich, según la causa, regenteaba el Geisheado VIP, es decir, estaba a cargo de la selección de “alumnas” de la Escuela para ofrecerlas en servicios sexuales. En un audio difundido hace unos días, Mendelievich coordina un encuentro sexual con un hombre que sería Plácido Domingo. El tenor se despegó hace unos días de la secta. Sin embargo elDiarioAR pudo comprobar que está relacionado con la organización desde hace, al menos, 26 años. Las mujeres están detenidas en la dependencia policial de la calle Cavia, en Palermo.

El arresto domiciliario es un beneficio al que puede acceder un imputado que se encuentra detenido en una causa penal. Esto aplica tanto a detenidos que se encuentran procesados con prisión preventiva como a personas con sentencia firme que están cumpliendo su condena en prisión. Se trata de una medida excepcional que está en manos de los jueces de Ejecución Penal. Desde su reforma de 2008, la Ley 24.660 contempla seis supuestos en los que se puede basar el juez para conceder una prisión domiciliaria: cuando la permanencia en un establecimiento del servicio penitenciario le impida al detenido tratar adecuadamente una enfermedad y cuando un detenido supere los 70 años de edad, por ejemplo.

Los acusados ya fueron indagados y aun no fueron procesados. El juez Lijo deberá evaluar en los próximos días los grados de responsabilidad de los detenidos en la causa en la que los investigan. Para todos corre la misma imputación y la mayoría ostenta el nivel 7, el máximo en la escala jerárquica de la Escuela. Siete abogados integran el nuevo equipo, que tuvo que conformarse rápido luego de que Federico Bossi Ballester decidiera dejar la causa. Sucedió luego de un cruce televisivo con el primer y principal denunciante de EYBA, Pablo Salum, quien acusó a Bossi Ballester de formara parte de la secta.

VDM/MS

Etiquetas
stats