¿Parlor o Parler? Eliminan la app de los fanáticos de Trump y favorecen a otra que casi no se usaba

Parler, la aplicación que ya no se puede descargar.

Parler y Parlor son dos aplicaciones de descarga gratuita, pero las diferencia una vocal y la función. Parler surgió en 2018 y es un “lugar” de intercambio de opiniones de la extrema derecha y los negacionistas. Parlor, en cambio, es una app para chatear con extraños, no importa en qué parte del mundo residan. Google, Amazon y Apple eliminaron de sus tiendas a Parler luego de la toma del Capitolio, el miércoles. Lo curioso, ahora, es que Parlor, la app de chateo, llegó al top de descargas. La confusión es total.

Guerra de gigantes y masiva migración a Telegram por los cambios en las condiciones de WhatsApp

Guerra de gigantes y masiva migración a Telegram por los cambios en las condiciones de WhatsApp

Parler desapareció de los app stores en una semana donde la libertad de expresión tomó el debate público. Twitter y Facebook suspendieron las cuentas del ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, acusado de haber alentado a sus seguidores a desbaratar la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden por parte del Congreso. Twitter, además, borró 70 mil cuentas asociadas al ex mandatario

Instagram también tomó medidas. Y las plataformas Twitch, YouTube, Snapchat, TikTok y Pinterest eliminaron o limitaron la cuenta de Trump o dejaron de ofrecer servicios a su campaña.

Parler era una alternativa a las redes sociales Twitter y Facebook. Un territorio virtual dominado por el discurso de odio, la supremacía blanca y la incitación a la violencia, mediante amenazas o la invitación a acciones directas. Para diciembre contaba con 8 millones de usuarios, un poco menos que la población total de Suiza.

Esta “purga” de parte de las big tech tiene motivos: "Estas cuentas compartían contenido nocivo asociado a QAnon de manera masiva y se dedicaban principalmente a la propagación de esta teoría de la conspiración", informó la agencia de noticias AFP. QAnon es un movimiento conspirativo de extrema derecha. Sus seguidores defienden la idea de que Trump está librando una guerra secreta contra una secta liberal mundial de pedófilos satánicos.

Eliminada Parler, los usuarios descargaron Parlor “por accidente”. Pero ese error convirtió a la aplicación en una de las más descargadas. Subió, en horas, entre 40 y 50 posiciones. Según SensorTower, Parler se encontraba en el primer puesto el sábado en la tienda App Store. Al día siguiente, Apple eliminaba a Parler de su tienda y Parlor llegaba al puesto 2, subiendo 53 puestos en un día. Curiosamente, en Google Play, Parler no llegaba a lo más alto de los rankings desde noviembre, y se encontraba en torno a la posición 40 antes de su eliminación, pero el 10 de enero Parlor subía 44 posiciones y se plantaba en el Top 3.

Parlor es gratuita, reúne 6 millones de usuarios y genera más de tres millones y medio de conversaciones entre extraños. Los “tópicos” organizan canales: Your Voice Matters es de opinión; Dating, de citas; Under 21, es para menores de edad. Hay un canal de comedia, otro de variedades y uno de salud. 

En cualquier caso, la aplicación conecta un usuario con otro, no importa en qué parte del mundo esté. Así es posible charlar con Mohammed, que está en Liberia o con alguien que se hace llamar “?!” y está en Israel. Tanta gente llegó a la app, que hay lista de espera. Parlor sugiere cambiar de tópico si la demora supera los dos minutos. El canal de chistes está saturado. La publicidad es altamente invasiva. Conversar con alguien es una misión imposible.

Google reconoce que debe haber un debate sobre los contenidos

En un comunicado Google explicó que retiró a Parler de su tienda para “proteger la seguridad de los usuarios en Google Play”. Y en el mismo comunicado sostiene que sus políticas requieren que las aplicaciones que muestran contenido generado por el usuario tengan políticas de moderación y aplicación que eliminen el contenido excesivo, como las publicaciones que incitan a la violencia. “Todos los desarrolladores aceptan estos términos y en los últimos meses le hemos recordado a Parler esta política clara”. Al parecer, Parler no cumplía con esos requisitos

Reconocemos que puede haber un debate razonable sobre las regulaciones de contenido y que puede ser difícil para las aplicaciones eliminar inmediatamente todo el contenido violento, pero para distribuir una aplicación a través de Google Play, necesitamos que las aplicaciones implementen una moderación sólida para el contenido atroz. A la luz de esta amenaza constante y urgente para la seguridad pública, suspendemos las pestañas de la aplicación de Play Store hasta que resuelva estos problemas", agregó un portavoz de Google.

Libertad de expresión, competencia entre empresas y el “efecto censura”

Además de haber sido último mandatario de los Estados Unidos y un magnate inmobiliario, Trump es un agitador de redes sociales. Su gestión termina con un bloqueo indefinido de sus cuentas, lo que habilitó un debate sobre la libertad de expresión (o la censura) y la moderación de contenidos en Internet, un territorio sin reglas o con pocas reglas claras.

elDiarioAR consultó a Agustina Del Campo, abogada y directora del Centro de Estudios en Libertad de Expresión (CELE), que depende de la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo. Allí monitorean el uso de Internet en relación al derecho al olvido, fakes, discursos de odio y acceso a la información pública. Y a Eduardo Ferreyra, también abogado, abocado a Libertad de Expresión en la Asociación por los Derechos Civiles (ADC).

-Google, Amazon y Apple eliminan Parler por "propagar discursos de odio" e "incitar a la violencia". ¿Cómo opera la libertad de expresión cuando tres empresas deciden dar de baja una app de ese estilo?

Del Campo: Hay un problema de “capas”, diría. ¿Qué empresas en qué capas deben moderar contenidos? Porque en definitiva bloquear una app del store es aplicar la lógica de moderación en una capa de hosting que no es la misma que un Twitter o un Facebook, que son aplicaciones distintas en otra capa. La inmunidad de las plataformas en la legislación de los Estados Unidos para moderar está anclada en la existencia de competencia: las empresas pueden autorregularse como quieran en el entendido de que distintas empresas van a autorregularse de distinta manera y por ende si en una no te permiten determinado contenido te lo permitirán en otra. Con este bloqueo ese razonamiento se cae. 

Ferreyra: La decisión de eliminar a Parler puede ser bastante problemática para la libertad de expresión ya que las consecuencias pueden ser más graves que una suspensión de una red social. A diferencia de la suspensión por parte de plataformas de redes sociales, en este caso estamos hablando de medidas tomadas por compañías que -como es el caso de Amazon- son dueñas de la infraestructura que permite a un sitio web estar online o que permiten a una persona -Google y Apple- acceder a una aplicación. De este modo, la propia permanencia en Internet depende de la decisión de estas empresas. Por el tanto, este tipo de servicios en principio deberían adoptar una política de no discriminación o un principio de neutralidad respecto al contenido y tráfico que circula o es almacenado en ellos. 

La permanencia en Internet depende de la decisión de estas empresas, que son dueñas de la infraestructura que permite a un sitio web estar online o que permiten a una persona acceder a una aplicación.

Eduardo Ferreyra — Abogado. Integrante de la Asociación Derechos Civiles.

-¿Este bloqueo es una venia para que otras empresas tengan argumentos para eliminar aplicaciones?

Del Campo: El bloqueo estuvo condicionado a que Parler adoptara reglas de moderación "apropiadas", o sea que este duopolio --Apple y Google-- se transformó en un una suerte de "tribunal", en la medida en que controlan un alto porcentaje de los stores habilitados en los teléfonos del mundo, que determinará si otras apps, con las que ellos en otros servicios quizás hasta compiten (pensando en Youtube por ejemplo), tienen o no reglas de moderación apropiadas.

-Durante estos días, a raíz de la toma del Capitolio, se habla de regular plataformas y contenidos. ¿Es posible? ¿Es necesario? ¿Los Estados deberían intervenir?

Ferreyra: En realidad, las plataformas siempre fueron reguladas. El actual esquema está basado en la sección 230 que es parte de una ley sancionada por el Congreso. Creo que el debate ahora debe estar en cómo regular de la mejor manera. En ese sentido, creo que las compañías vienen demostrando problemas de coherencia, consistencia y transparencia al momento de tomar decisiones de este estilo. Por eso, entiendo que el rol del Estado puede ser útil para corregir estos problemas y lograr que las decisiones sobre moderación de contenido tengan mayor legitimidad democrática y respeten los derechos humanos. Por supuesto que uno no puede ignorar los riesgos de que bajo esta excusa, los estados busquen censurar ellos mismos o usar la regulación en su beneficio. Por eso una forma adecuada de encarar el tema es mediante una mezcla de mecanismos de autorregulación, regulación pública y co-regulación que apunte a corregir los defectos de cada mecanismo actuando por separado.

-¿Cómo se explica que eliminada una, los usuarios descarguen otra que se diferencia de la primera por una vocal y, sobre todo, la función?

Ferreyra: En el caso de Parler-Parlor, parece ser que la razón fue una confusión de gente que creyó estar descargando Parler. En cualquier caso, es evidencia de que la mayor parte de la gente no estaba enterada de esta aplicación hasta los recientes sucesos. Esto suele ser una consecuencia no querida de prohibir algo. Lejos de alentar a la gente a no usar esta app, lo que terminas haciendo es incentivar a que más gente tenga ganas de tener la aplicación.

VDM

Etiquetas