ESCUELA YOGA BUENOS AIRES

La secta investigada por trata usaba “casalitos” para ingresar medicamentos prohibidos en los Estados Unidos

Medicamentos encontrados durante uno de los allanamientos.

La Escuela Yoga de Buenos Aires trasladaba psicofármacos y antidepresivos a los Estados Unidos, medicación que no está aprobada por la FDA (Food and Drugs Administrations). Así lo indica la causa en la que investigan a los líderes de la secta por trata de personas, reducción a la servidumbre, lavado de activos y ejercicio ilegal de la medicina, entre otros delitos. Hay 21 detenidos. La mayoría se quedó sin abogado: acaba de renunciar Federico Bossi Ballester, hijo de una de las miembros de la organización, que había asumido la defensa.

La Escuela de Yoga investigada por trata habría facturado hasta US$500.000 mensuales pero sus líderes figuran como monotributistas

La Escuela de Yoga investigada por trata habría facturado hasta US$500.000 mensuales pero sus líderes figuran como monotributistas

Tres miembros de la organización, todos de alto rango dentro de la jerarquía, fueron detenidos en el aeropuerto internacional de Ezeiza la semana pasada. Estaban a punto de abordar un vuelo a Estados Unidos. En sus valijas encontraron 730 comprimidos, frascos y goteros. Los viajes con sustancias de venta bajo receta en la Argentina pero prohibidas en los Estados Unidos sería una modalidad común de EYBA y una prueba de la conexión con el exterior. 

Dentro de la secta, a las “mulas” las llamaban “casalitos”. Los detenidos por la División Trata de Persona de la Policía Federal son Federico David Sisrro, Horacio Vesce y Marcela Sorkin, alias “La Leona”. Vesce es psicoanalista y una de las personas a cargo de la Clínica Medicina Integral Abasto, donde la organización hacía “curas de sueño” a sus integrantes. Sisro organizaba las sesiones de “coaching filosófico”, “felicidad personal” y “liderazgo”. Esas charlas eran la primera forma de captación de personas y se ofrecían en la sede principal y en la consultora BA Group, a través de la cual, todo indicaría, se blanqueaba el dinero generado por las actividades de la secta. 

En Ezeiza también detuvieron a “La Leona”, Marcela Sorkin, quien tenía varias funciones en EYBA. Había logrado el nivel máximo -7 formal- y compartía el liderazgo con el fundador, Juan Percowicz. Sorkin administraba la secta, participaba de la selección de las alumnas que eran explotadas sexualmente y llevaba adelante la consultora BA Group.

Hay, por lo pronto, varias pruebas que confirman la extensión internacional de EYBA. Las “curas de sueño”, por ejemplo, también ofrecían a estadounidenses ajenos a la organización que debían viajar a la Argentina. El procedimiento era difundido por las filiales que la Escuela tendría en los Estados Unidos y se hacía en la “clínica” del Abasto. De acuerdo a este artículo publicado en La Nación, el hallazgo de medicamentos resultó una constante en al menos seis de los inmuebles allanados. Por ejemplo, en la Clínica, que funcionaba sin habilitación, en Guardia Vieja 4072, la policía encontró medicamentos y unas cien historias clínicas.

El juez federal Ariel Lijo, al frente del Juzgado N°4, dictó 24 pedidos de captura. Por lo pronto hay 21 detenidos, la mayoría en la alcaidía de General Madariaga, que depende de la Policía Federal. Por consejo de la defensa, todos se negaron a declarar. Consultado por elDiarioAR, Federico Bossi Ballester, quien había asumido la defensa, dijo que hoy decidió apartarse del caso y que “están definiendo” nuevos abogados.

VDM/MG

Etiquetas
stats