Literatura

El escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez ganó el IV Premio Vargas Llosa

El escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez

elDiarioAR

0

El colombiano Juan Gabriel Vásquez resultó ganador del IV Premio Vargas Llosa por su novela Volver la vista atrás, una obra "que con enorme habilidad narrativa y una prosa extraordinaria trabaja con materiales de la realidad enhebrando el presente con los avatares del convulso siglo XX", según el fallo anunciado la noche de este domingo desde la ciudad de Guadalajara por la cronista argentina Leila Guerriero, presidenta del jurado.

Vásquez se llevará los 100.000 dólares que otorga el galardón tras imponerse a los otros cuatros seleccionados que habían llegado a esta instancia final: la argentina Selva Almada por No es un río, el chileno Alejandro Zambra por Poeta chileno, la española Rosa Montero por La buena suerte y la mexicana Carmen Boullosa, con El libro de Eva.

El jurado presidido por Guerriero y compuesto por Raquel Chang Rodríguez, Efraín Kristal, Rosa Beltrán, Fernando Rodríguez Lafuente y J.J. Armas Marcelo (secretario con voz, pero sin voto) optó por la obra de Vásquez tras dos etapas decisivas en las que afinó la deliberación entre los 412 textos que aspiraban inicialmente a la distinción. Allí había quedado, entre los doce primeros finalistas, la argentina Dolores Reyes por Cometierra.

"Basada en un admirable trabajo de investigación la novela es un gran lienzo en el que se despliegan conflictos que marcaron nuestro tiempo y en cuyo centro andan las vidas de un puñado de personas que han sido impactadas por el peso de la historia. Resulta a la vez un mural de los enfrentamientos políticos e ideológicos del siglo que pasó y un relato emotivo y perturbador, por momentos trágico, acerca de padres e hijos, legados y culpas, identidad y convicciones", sostiene el fallo.

El jurado también destacó que el texto ganador está "dotado de gran aliento y de recursos excepcionales" y que el autor "sabe cómo pulsar las cuerdas de lo grande y lo pequeño, con una mirada sin concesiones, cargada de las preguntas que nos atañen a todos".

"Esta novela está escrita desde la misma obsesión que ha animado casi todos mis libros anteriores, que es la obsesión por el espacio, donde las vidas privadas, íntimas, chocan contra las fuerzas misteriosas de la historia y de la política. Esta vez, mi gran reto como novelista ha sido ocuparme de reinterpretar y reimaginar las vidas reales de dos personas que no solo existen sino que son mis amigos: Sergio Cabrera, el cineasta colombiano, y su hermana Marianela", señaló el escritor cuando fue convocado a subir al escenario del Conjunto Santander de Artes Escénicas localizado en Guadalajara.

Nacido en Bogotá en 1973, Vásquez estudió Derecho en su país natal y completó su formación en La Sorbona, donde se doctoró en Literatura Latinoamericana. Inició su carrera literaria a finales de los 90 con títulos como Persona o Alina suplicante, logrando un gran éxito en 2011 tras resultar ganador del Premio Alfaguara con El ruido de las cosas al caer. Además ha sido galardonado con el Roger Callois y el Premio RAE y es autor de otros textos como El arte de la distorsión, Los informantes -finalista del Independent Foreign Fiction Prize en Inglaterra- e Historia secreta de Costaguana.

La historia de Cabrera, que después de revolucionario en China y guerrillero en Colombia se convirtió en uno de los directores de cine más importantes de Colombia, es el último vehículo a través de la cual Vásquez, de 48 años, decidió abordar la pregunta más amplia de su ya extensa obra literaria: por qué la violencia en Colombia "tiene el talento extraño de reinventarse".

El premio, que aspira a convertirse en uno de los más importantes en lengua hispana, fue ganado en 2014 por Prohibido entrar sin pantalones, del español Juan Bonilla; en 2016 por Si te vieras con mis ojos, del chileno Carlos Franz; y en 2019 por The Night, del venezolano Rodrigo Blanco Calderón.

El anuncio del premio coincidió con la clausura de la IV Bienal Mario Vargas Llosa, que desde el jueves pasado y hasta este domingo congregó bajo el lema "La literatura, último refugio de la libertad" a reconocidas voces de la literatura iberoamericana como el chileno Carlos Franz; las mexicanas Carmen Villoro y Mónica Lavín; los peruanos Santiago Roncagliolo y Renato Cisneros; el colombiano Santiago Gamboa y las argentinas Dolores Reyes, Gabriela Cabezón Cámara y la mencionada Leila Guerriero, entre otros.

El galardón fue organizado por la Cátedra Vargas Llosa y la Fundación Universidad de Guadalajara, con el apoyo de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, y otorga 100.000 dólares.

Vargas Llosa destacó la labor de Vásquez a quien calificó como "un escritor de primer orden" del que ha leído todas sus novelas que le han impresionado gratamente.

"Es un escritor cuajado, que tiene cómo dar la vuelta al mundo mirando a la cara a los mejores, (...) he tenido la fortuna de leer como lector entusiasta la novela premiada y creo que es una de las grandes novelas que se han escrito en nuestra lengua, una novela difícil de escribir escrita en forma de crónica y narra una historia bastante excepcional", señaló.

CRM con información de agencias

Etiquetas
stats