El Gobierno apura la licitación del gasoducto de Vaca Muerta para tenerlo en 2023

Vaca Muerta

Vaca Muerta batió en septiembre pasado su tercer mes consecutivo de récord mensual de producción de gas. En parte, gracias al Plan Gas que lanzó el Gobierno. Pero el horizonte de crecimiento tiene un límite: la capacidad de transporte. La región neuquina que produce gas de manera no convencional (a través de la técnica del fracking) requiere de la construcción de un nuevo gasoducto que lleve el combustible hasta la provincia de Buenos Aires, donde se concentra el consumo.

Añelo, el pueblo de Vaca Muerta al que le prometieron el futuro pero todavía es un lugar de paso

Añelo, el pueblo de Vaca Muerta al que le prometieron el futuro pero todavía es un lugar de paso

Por eso, el secretario de Energía, Darío Martínez, impulsa una urgente licitación para la construcción del caño. Su idea es que esté terminado en 2023 para abastecer al mercado interno y dejar de importar gas natural licuado (GNL, que viene en barco desde distintos orígenes). La encargada de la licitación y de la ejecución de la obra será la empresa estatal Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (IEASA), la ex Enarsa. En el último invierno, la Argentina llegó a pagar US$ 14 por millón de BTU (unidad de medida del gas) por el GNL importado. En la actualidad, cuando se acerca el frío en el hemisferio norte, cuesta 29,70 y en el mercado futuro para el invierno austral está a 15 o 16. En cambio, el gas local cotiza a 3,54.

En una reciente entrevista del diario Río Negro al dueño del grupo Techint, Paolo Rocca, uno de los principales productores de gas en Vaca Muerta a través de su empresa Tecpetrol, se le preguntó por la necesidad de construir ese gasoducto, que llevará el nombre de Néstor Kirchner: "Absolutamente. Yo creo que la decisión desde el punto de vista conceptual por parte del Gobierno ha sido tomada, pero también hay que financiar este proyecto. Hay componentes de la financiación que ya están y otros componentes que requieren discusión con los posibles canales de financiamiento. Pero es un proyecto de transformación para Argentina absolutamente necesario y no va a ser el último. En definitiva, el desarrollo pleno del potencial de Vaca Muerta va a requerir trabajo, plantas, gasoductos, exportaciones. En este contexto en el que está el sistema energético mundial, no es improbable que el precio del GNL se mantenga alto, entonces para Argentina es fundamental primero sustituir lo que está importando, segundo integrarse con Chile, Brasil, a través de la venta de energía eléctrica y gas. Esta integración con el Cono Sur tiene un potencial impresionante".

El CEO de Tecpetrol, Ricardo Markous, agregó: "Nosotros venimos impulsando el gasoducto inclusive con el gobierno anterior, porque ya veíamos la declinación del (gas) convencional en Neuquén, en el sur y en Bolivia, por lo que era fundamental el tema de la ampliación del transporte justamente para permitir que el no convencional llegue a la zona de consumo. Eso va a permitir no solamente exportar más energía eléctrica a Brasil, exportar más gas a Brasil y a Chile y, sobre todo, reemplazar el costo del GNL. Entonces para el país es fundamental el tema de los gasoductos porque va a permitir reemplazar generación (eléctrica) con líquidos (fueloil y gasoil), con GNL y además generar divisas por exportación de gas".

El Río Negro le preguntó a Rocca si estaría interesado en participar del gasoducto y el empresario italiano residente en la Argentina respondió: "Lo consideraríamos una vez que el proyecto esté completado, todos los productores de alguna forma también apoyan el gasoducto y, en alguna medida, están dispuestos a participar y contribuir para que se pueda realizar". En su empresa confían en que en un año se puede construir y se puede financiar con relativa facilidad, dado el ahorro que supondrá en términos de importaciones al elevado precio internacional actual.

El diario lo interrogó además sobre la posibilidad de exportar gas en los inviernos, y no sólo en los veranos, cuando sobra en el mercado local por la menor demanda ante las mayores temperaturas. "El tema de este potencial es que requiere estabilidad de reglas, sin dudas -respondió Rocca-. Así como en el gobierno anterior la decisión de la Resolución 46 (de 2017) fue muy importante para poner en marcha esto, también lo fue este Plan Gas (de 2020), que fue una medida positiva para dar previsibilidad. En el tema de las exportaciones es aún más importante, tenemos que recuperar la confianza de países como Chile, con los que habíamos establecido relaciones que después no pudimos sostener."

"El gasoducto hay que apurarlo para que esté listo para el invierno de 2023", opinó el CEO de Tecpetrol. "Este año, en agosto, la capacidad de transporte se saturó, entonces es posible que si hay algún gas excedente durante el invierno se pueda exportar porque no es posible que llegue a Buenos Aires", añadió Markous.

AR

Etiquetas
stats