Martín Guzmán resiste en su cargo y apuesta todo al acuerdo con el FMI

Martín Guzmán participó de un acto junto al presindete

En su primera aparición pública después del resultado de las primarias, el ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó el rumbo de su gestión —cuestionada por voces internas al Frente de Todos— e hizo una fuerte apuesta por llegar a un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Tanto es así que aseguró que si ese entendimiento no se concreta, la realidad de la Argentina será muy distinta a la proyectada: "Olvidémonos de los gasoductos, de las rutas, de las escuelas, de los jardines de infantes. Olvidémonos de todo esto", dijo. 

El ministro se refirió a la confección del presupuesto 2022, que por ley debe ser presentado este miércoles en el Congreso. "Si tuviéramos que pagar los US$19.000 millones capital que enfrentamos con el FMI como parte de los US$45.000 millones que se tomaron a pagar en un período de 4 años, ¿qué tendríamos que hacer? ¿saben lo que eso significaría?", dijo Guzmán, sentado a la derecha del presidente Alberto Fernández, en un acto en el que se lanzó una ley de promoción al sector hidrocarburífero.

"Significa que el año que viene en vez de haber 2,4 del producto en inversión en obra pública tendría que haber 0; olvidémonos de los gasoductos, de cualquier cosa; de las rutas, de las escuelas, de los jardines de infantes. Olvidémonos de todo esto", lanzó Guzmán. 

Para el ministro, para cumplir con los compromisos adquiridos con el Fondo tal como se acordaron "habría que hacer un megatarifazo en la línea de lo que hizo el gobierno anterior o peor, porque Argentina no contaría con los recursos como para proteger a los sectores más vulnerables".

A lo largo de su discurso Guzmán fue posando la mirada en los distintos funcionarios sentados en el Museo del Bicentenario y precisando los alcances que tendría el "no acuerdo" en cada cartera. Habló de un "recorte" en el presupuesto de ciencia y desarrollo tecnológico y de "menos partida para el crédito productivo". En conclusión, generaría un contexto de "más angustia y hartazgo" para los argentinos y argentinas, y de menos oportunidades. 

Del mismo modos que lo hizo luego el presidente Alberto Fernández al tomar la palabra, Guzmán enfatizó en lo difícil del contexto económico, y señaló que en los 21 meses de gestión el Frente de Todos debió dedicarse a "resolver problemas". "Siempre lo hacemos con una brújula muy clara: cómo mejorarle la vida a la gente", sostuvo. 

El presidente Fernández también se refirió al presupuesto 2022 y señaló que en su diseño "da por cierto" que el año que viene no hay que cumplir con los US$19.000 millones de vencimientos. "Si no, las condiciones serían absolutamente otras. No solamente distintas en potencial de inversión sino también en la posibilidad que tiene el Estado de promover el desarrollo que queremos promover", dijo. "Se vería afectada la obra pública, la salud, la educación, el crédito para la empresa, la ciencia y la tecnología", enumeró. 

DT

Etiquetas