El Ministerio de Trabajo intenta mediar en el conflicto sindical en puertos agroexportadores

Estibadores del puerto de Rosario en una protesta de junio pasado.
Buenos Aires —

0

El Ministerio de Trabajo convocó para hoy a las 11 a una reunión entre la patronal y los sindicatos para resolver el paro que desde hace seis días afecta a los puertos aceiteros y granarios y, por consiguiente, a la principal exportación y fuente de divisas de la Argentina. A su vez, el abastecimiento de cemento se ve afectado por una huelga de diez días en las plantas de Loma Negra, principal fabricante del país.

Entidades agroindustriales manifestaron ayer su preocupación por el paro de actividades en los puertos agroexportadores por un reclamo salarial y aseguraron que no solamente "afectan seriamente el ingreso de divisas", sino también al normal desarrollo de la cosecha de trigo. En un comunicado, las entidades firmantes exhortaron a "las partes involucradas en la negociación colectiva a que extremen los esfuerzos tendientes a terminar con la situación conflictiva", que ya lleva tres días consecutivos con la parálisis de la mayoría de las terminales portuarias. 

El comunicado está firmado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA), la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la Asociación de Semilleros Argentinos (ASA), la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) y la Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), entre otras entidades. En diálogo con Telam, el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y el Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idígoras, indicó que el conflicto afecta exportaciones por US$ 100 millones diarios e instó "al diálogo y a volver a una mesa de negociación".

El reclamo lo llevan adelante la Unión Recibidores de Granos y Anexos (Urgara), la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines (Ftciodyara) y el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento de San Lorenzo (SOEA). Los sindicatos fundamentan la medida de fuerza en el "retraso de cinco meses en la revisión paritaria" y la "ausencia de respuestas" por parte de la cámaras empresarias, y que las mismas "insisten en su campaña de desinformación, buscando desvirtuar las reivindicaciones obreras y distraer la atención pública de su responsabilidad en el actual conflicto".

En tanto, la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) y los directivos de las principales empresas del sector de la localidad bonaerense de Olavarría, Loma Negra (propiedad de la brasileña Camargo Corrêa) y su proveedora Minerar, no alcanzaron el jueves pasado un acuerdo en el Ministerio de Trabajo respecto de la exigencia gremial de aplicación del convenio colectivo para la rama cemento, y convinieron "un cuarto intermedio”. El secretario general del gremio, Héctor Laplace, exige que ambas compañías apliquen el instrumento convencional en esa rama de la actividad, ya que los trabajadores de las firmas cumplen tareas en la cantera que provee de piedra a la cementera, explicó. Un comunicado del sindicato sostuvo que Loma Negra y Minerar "ignoran" esa situación, y además suspendieron a 15 trabajadores en el contexto de "las negociaciones convocadas por la cartera laboral, que había impuesto en su momento la conciliación obligatoria".

Con información de Télam

AR

Etiquetas