Crece la tensión en Ecuador con la detención del líder índígena de las protestas contra el gobierno

Indígenas montan una barricada para bloquear un sector de la Panamericana sur, en Chasqui, provincia de Cotopaxi (Ecuador), al fin de la jornada de protesta del martes.

EFE

Quito, Ecuador —

0

Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) y una de las principales figuras opositoras al Ejecutivofue arrestado a primeras horas de la madrugada del martes cuando visitaba a manifestantes cerca de la localidad de Pastocalle, dentro de su natal provincia andina de Cotopaxi.

Solo unos minutos después, Lasso anunciaba en un mensaje a la nación que se había iniciado la detención de los autores materiales e intelectuales de los “violentos actos” ocurridos durante la primera jornada de la movilización.

Con ello, el mandatario se refería a incidentes aislados en distintos puntos del país como el incendio de un vehículo de Policía en la sureña provincia andina de Azuay, la toma de una unidad de extracción de petróleo en el Bloque 16, en la Amazonía, y hostigamientos a productores florícolas para unirse a las medidas de fuerza. También la retención de un grupo de policías por parte de una comunidad que los sometió a un ritual ancestral de purificación y que el ministro del InteriorPatricio Carrillo, tildó de “secuestro”.

Salvo estas situaciones, el primer día del Paro Nacional e Indefinido convocado por la Conaiela mayor organización indígena del país, había transcurrido con algunos cortes de carreteras que no habían afectado en gran medida al funcionamiento de los servicios esenciales, según reportaba el Ejecutivo. Incluso el ministro de GobiernoFrancisco Jiménez, hablaba de que el seguimiento a la convocatoria había sido notablemente menor al que esperaban.

 

Un arresto que causó sorpresas

 

Por eso, la repentina detención de Iza tomó por sorpresa al movimiento indígena cuando un nutrido contingente policial se lo llevó en un vehículo con dirección desconocida. Junto a Iza también fueron detenidas otras cuatro personas, según informó el mismo ministro Carrillo, aunque no reveló sus identidades.

Al presidente de la Conaie, que agrupa a 14 nacionalidades originarias del Ecuador, lo aprehendieron presuntamente “en flagrancia” por “obstruir la Carretera Panamericana E35, desde donde dirigía e impulsaba acciones para el recrudecimiento de la violencia”, según comunicó el Ministerio del Interior en su declaración oficial.

En un primer momento, Iza fue trasladado a la Unidad de Flagrancia (FGE) ubicada en el centro de Quito, la capital ecuatoriana, que había amanecido fuertemente custodiada por fuerzas de seguridad. A las pocas horas fue llevado en helicóptero hasta Latacunga, en la provincia de Cotopaxi, donde está a la espera de pasar a disposición judicial.

 

Un hábeas corpus quichua

A las afueras de la Unidad de Flagrancia, uno de los abogados de Iza, Lenin Sarsoza, anunció que han presentado un recurso de habeas corpus. Solicitan la inmediata liberación del líder indígena, al considerar que su detención es “ilegal, arbitraria e ilegítima”.

En la misma forma se pronunciaron otros referentes de la ConaieLos dirigentes hicieron un llamamiento a “radicalizar” las protestas y exhortaron a los organismos internacionales a seguir vigilantes lo que consideran una vulneración a los DDHH y al derecho a peticionar a las autoridades.

Según el Gobierno, en el ejercicio de ese derecho los manifestantes destruyeron bienes públicos y privados, y retuvieron a cuatro servidores policiales y un fiscal. Aunque finalmente fueron liberados, según reconocieron los funcionarios que ofrecieron la rueda de prensa.

Los cortes de carreteras continuaron con 87 bloqueos identificados, principalmente en las provincias andinas de Chimborazo, Imbabura y Pichincha, así como en la amazónica de Pastaza.

Por su parte, el ministro de DefensaLuis Lara, aseguró que las áreas estratégicas “se encuentran controladas” por las FFAA. “No tenemos novedades, a excepción del cierre de dos pozos petroleros, que están parados”, dijo sin aumentar detalles.

 

Un decálogo de reclamos

Esta movilización fue convocada por el movimiento indígena al cumplirse el primer año de gobierno del presidente Lasso. Diferentes intentos anteriores de diálogo habían sido magros en frutos.

Entre los principales motivos de queja figuran los altos precios de los combustibles y los bajos precios que pagan a los productores por el banano y la leche. También, exigen respeto a los derechos indígenas ante la intención de Lasso de incrementar la actividad petrolera y minera en el país.

Frente a ello, el Gobierno de Ecuador quiere a toda costa evitar una oleada de violencia como la vivida en las protestas de octubre de 2019. En aquel mes trágico para la presidencia de Lenín Boltaire Moreno, que había sido heredero y sucesor de Rafael Correa, el levantamiento, donde también Iza había desempeñado un papel protagónico, se saldó con una docena de muertos y 1.500 heridos, de los que un tercio fueron policías y militares.

AGB

Etiquetas
stats