Un mea culpa y una explicación

Foto grupal elDiarioAR

0

Esta es una explicación y un pedido de disculpas. En el día de hoy publicamos una columna con una expresión agraviante hacia Carla Vizzotti. En el proceso de edición, no lo advertimos. Nuestro proceso falló. Fue un error. 

Una vez advertido, decidimos hablar con el autor de la columna. En el diálogo, que debió suceder antes de la publicación, él no estuvo de acuerdo en quitar la expresión ya que no consideró que se tratara de un agravio. Nuestra decisión fue levantar la nota.

Las opiniones de nuestras y nuestros columnistas y las formas de expresarlas no siempre corresponden a la línea editorial de elDiarioAR. Somos un medio plural en una Argentina y un mundo polarizados, y en un proceso de cambio radical. Nos propusimos dar espacio a opiniones diversas y es parte de nuestro ADN. Pero nuestro límite es claro: no publicamos agravios y menos reproducimos formas de violencias, en especial contra las mujeres. 

Decidimos ser transparentes en nuestras decisiones editoriales y cuando nos equivocamos, -algo que puede volver a ocurrir- reconocemos el error y lo dejamos claro. Preferimos transparentar nuestros errores a ocultarlos o dejarlos pasar. No queremos replicar viejas prácticas de medios tradicionales.

Por eso estamos empeñados en crear un espacio interno y externo de discusión para reflexionar sobre el machismo, la violencia de género y su reproducción en las prácticas periodísticas habituales. Nos abrimos a la crítica y a la discusión para enriquecer este debate, que no suele estar en los medios. 

En elDiarioAR somos periodistas los que cumplimos todos los roles, nos interesa revertir las malas prácticas de nuestra profesión y de las empresas periodísticas. Reconocemos que ese proceso de deconstrucción implica una atención que, en este caso, no fue suficiente. 

Quienes integramos elDiarioAR lo hacemos con el afán de hacer periodismo renovado. Apostamos a ser transparentes y comprometidos con valores sociales, sabiendo que el camino no es ni será sencillo ni estará desprovisto de duros aprendizajes. Pero confiamos en encontrar lectores que nos ayuden, como ocurrió hoy.

Porque la conversación con ustedes es clave para la construcción de éste, un nuevo diario, nuestro correo sigue abierto: comunidad@eldiarioar.com

Etiquetas
stats