La protesta policial que no fue: 459 sancionados, muy baja convocatoria y la interna de los cabecillas

Ex policías frente al Ministerio de Seguridad en La Plata

El miércoles al mediodía, mientras Sergio Berni bramaba desde un escenario en Florencio Varela, un pequeño grupo de ex efectivos desplegó una bandera con la frase "Somos policías, Exigimos Dignidad" y distribuyó panfletos en la plazoleta de calle 2 entre 51 y 52 de La Plata. La microprotesta ocurrió frente a la ex jefatura policial, el histórico edificio donde funciona desde mediados de los años '90 el Ministerio de Seguridad bonaerense.

En medio del creciente malestar, Berni les mandó un mensaje a los policías bonaerenses

En medio del creciente malestar, Berni les mandó un mensaje a los policías bonaerenses

A esa hora, circulaban alertas sobre posibles manifestaciones en Mar del Plata, Pinamar y Necochea, puntos calientes con alta concentración de efectivos por el "Operativo Sol", que Sergio Berni rebautizó "De sol a sol". Pero nada ocurrió. "No aparecieron ni los familiares", explicó a elDiarioAR una fuente nacional que siguió las novedades de una potencial protesta y recibió un informe que daba cuenta de una convocatoria que reavivó el fantasma de las concentraciones de septiembre pasado que dejaron, como postal oscura, la protesta frente a la quinta presidencial de Olivos.

Era la previa del 11-F, día que páginas de Facebook como "Policía reclamando" anunciaron como fecha de una masiva protesta policial para, entre otras planteos, retomar una demanda salarial. La acción pretendió emular la experiencia del septiembre pasado que empezó con un bocinazo en La Plata, se ramificó a Lomas, Almirante Brown, Puente 12 y Olivos, involucró a más de 2 mil efectivos activos y terminó con una victoria táctica: un aumento en los salarios de los uniformados.

Este martes, luego que la Auditoría de Asuntos Internos de la Policía emitió 459 notificaciones de sumarios administrativos por sanciones por "faltas graves", se agudizó la tensión y, según un funcionario al tanto de los movimientos de los críticos, aparecieron diferencias entre los convocantes respecto al tono y, sobre todo, respecto a la idea de anticipar la protesta para el día miércoles 10, día que se registró la mini concentración en La Plata.

Entre internas de los organizadores y el efecto -¿disuasivo?- de las sanciones, la protesta se licuó. En La Plata, cerca de Kicillof, lo atribuyeron a que "esta vez" Berni se puso al frente del conflicto y no lo dejó crecer como la vez anterior,

A su vez, según un parte oficial, la noche del miércoles unas 15 personas se concentraron en una estación de servicio de Lomas de Zamora pero desconcentraron a los minutos. El jueves, frente al Ministerio de Seguridad se repitió la escena del miércoles y en Puente 12, que fue el punto de encuentro más numeroso en septiembre, hubo más periodistas que manifestantes, más efectivos anti disturbios que personas protestando.

Mariano Díaz, un ex oficial de la Bonaerense que se desempeñó como vocero durante la manifestación del año pasado, filmó e hizo circular entre sus pares un video selfie:. "Acá estamos en Puente 12, solos, viendo que no pasa nada", afirma el retirado y muestra la guardia desplegada por la Bonaerense y menciona que además hay efectivos de Gendarmería.

Para entonces, entre tirrias internas de los organizadores y el efecto -¿disuasivo?- de las sanciones, la protesta se había licuado. ¿Por qué ocurrió eso? "Esta vez, Berni se puso al frente del conflicto y no lo dejó crecer como la vez anterior", dijo a elDiarioAR un funcionario bonaerense.

Para Díaz, que fue a la concentración con su mujer y su hijo de 4 años, lo que desarticuló el reclamo público fue el despliegue de efectivos antidisturbios en Puente 12. "El malestar está más fuerte que nunca y los reclamos van a seguir", dijo y deslizó una advertencia dura: “Este gobierno provocó una tormenta que no sé en lo que va a terminar”. Además de la demanda salarial y de condiciones de trabajo, el ex policía descarga sus críticas sobre Berni por lo que considera un "destrato" del ministro hacia los uniformados y sus familiares.

"Berni hizo más de 400 sumarios para asustar pero prepara dos mil más. Nos dicen que hay 3700 sumarios en marcha. Si ve que con 400 le alcanzó para frenar las protestas no sancionará más pero si siguen las protestas va a seguir echando policías"

Luis Tonil, titular de la ONG Defensoría Policial

Luis Tonil está al frente de la ONG Defensoría Policial, una entidad con personería nacional, matrícula BA 2761, que suele asistir a jurídicamente a los uniformados con sumarios administrativos. Con las 459 notas de estos días, Tonil filmó un video en que ofrece asesoramiento a los sumariados.

El ex policía, pasado a retiro en 2004, entiende que la protesta se desarticuló por las sanciones. "Berni hizo más de 400 sumarios para asustar -le dijo a elDiarioAR- y prepara dos mil más. De adentro de Asuntos Internos, nos dicen que en realidad avanzan 3700 sumarios. Si ve que con 400 le alcanzó para frenar las protestas no sancionará más pero si siguen las protestas va a seguir echando efectivos".

Vínculos y divisiones

El protagonismo de Díaz en Puente 12 aporta otra pista en la confección del mapa de la protesta que no fue. Al igual que otro participante que estuvo en La Plata, Díaz aparece vinculado a la militancia política partidaria, más allá de su actividad "gremial" respecto a la Bonaerense. Según El Diario Sur, el ex oficial del grupo Halcón participó de actividades junto a dirigentes del PRO, en particular Evert Van Tooren, ex subsecretario de Tierras y Vivienda de la provincia durante la gobernación de María Eugenia Vidal.

Díaz relató a elDiarioAR que participó de algunas presentaciones de Van Tooren pero que no tiene "ninguna relación partidaria" con el dirigente vidalista y, por otro lado, expresó su interés de involucrarse en política para "ser una voz que defienda a la Policía Bonaerense, algo que no hace ningún político".

-- A principios de febrero, una colaboradora de Patricia Bullrich, Florencia Arietto pareció anunciar con un tuit la protesta. ¿Qué opina de este tipo de expresiones de dirigentes?

-- Pienso que tenemos políticos cobardes, mentirosos, que utilizan el problema de la gente para beneficio propio. A pesar del conflicto gravísimo que enfrenta la policía, por los sueldos y las condiciones de trabajo, no hay uno solo que se ponga la bandera de la provincia y salga a defender al policía. El único que lo hace, y me saco el sombrero, es el ingeniero (Juan Carlos) Blumberg. Los demás dejan muchísimo que desear.

Tonil apunta, como Díaz, a la dispersión de las demandas policiales y defiende el derecho a sindicalizarse, que no está previsto en la ley, postura que ratificó la Corte Suprema años atrás. Pero Tonil va más lejos: duda de algunas trincheras de protesta: por caso, cree que el sitio de Facebook "Policía Reclamando", muy activo en la última convocatoria, tiene relación con la cúpula de la fuerza. Objeta, en paralelo, la actuación de otro grupo llamado Movimiento Democrático Policial, que tiene como referente más visible a Esteban Arriada, un subteniente exonerado el 22 de agosto de 2013. "Hace demasiada política" apunta Tonil.

Arriada fue funcionario en la municipalidad de La Plata que gobierna Julio Garro, de Juntos por el Cambio, pero luego de un recorte de cargos políticos pasó a contratado. En la intendencia le quitan protagonismo pero Arriada no reniega de su identidad política: es militante de la UCR, promueve con intención de espacio sindical el Movimiento Policial Democrático (MPD) y, según detalla en su perfil de Twitter, es delegado en la Organización de Trabajadores Radicales (OTR).

El ex policía no respondió las consultas de este medio pero en declaraciones a Radio Con Vos dijo que acompañó pero no convocó la protesta y explicó su desempeño en el municipio. En La Plata, lo vinculan en términos políticos a Gustavo Posse, el intendente de San Isidro, que con el respaldo de Martín Lousteau, quiere convertirse en jefe de la UCR bonaerense.

A partir de los vínculos abiertos de algunos referentes de la protesta con Juntos por el Cambio, en Seguridad apuntan a la motivación política. Lo enlazan con las intervenciones mediáticas y en redes de Arietto, ex asesora de Bullrich en el Ministerio de Seguridad de la Nación.

Por esa acción, en la cartera de Seguridad bonaerense la sindican como una de las promotoras y por el vínculo entre Arietto y Bullrich, intentan establecer un hilo común con el episodio que la ex ministra protagonizó en Villa Gesell en enero pasado cuando en un acto político fue saludada por efectivos de la Bonaerense. El video que captó la escena fue difundido por colaboradores de la ex funcionaria como si fuese un gesto de admiración. Luego, los policías hicieron un descargo y denunciaron el "uso político" de su accionar.

Durante miércoles y jueves, dos de las páginas de Facebook desde la que se convocó la movilización dieron cuenta, primero de alguna supuesta protesta incipiente, pero luego se desactivaron. La llamada "Policía Reclamando" y la de la "Defensoría Policial" de Tonil. En ambas, hay críticas a Sergio Berni y al gobierno de Axel Kicillof.

En una de ellas, se posteó una nota que tiene la supuesta firma del jefe de la Bonaerense, Daniel García, con un compromiso de no iniciar sanciones administrativas a los efectivos que participaron de las manifestaciones de septiembre. La nota está fechada el 8 de septiembre, segundo día de las protestas, cuando fracasó una instancia de diálogo de García con voceros de las manifestantes. Desde entonces, el reclamo escaló: de hecho, al día siguiente se produjo la concentración frente a la quinta de Olivos.

Tonil y Díaz insisten con eso: que García, delante de ocho efectivos, se comprometió a no sumariar a los que policías que participen de las manifestaciones.

"Los sumarios eran inevitables. Se cometieron faltas graves que en algunos casos tendrán derivaciones en la Justicia ordinaria", dijo un funcionario de Seguridad.

PI

Etiquetas
stats