Carlos Menem, un pañuelo celeste en coma inducido y sin reemplazante a la vista

Zulemita apostaba por la recuperación y el voto celeste de su papá. No parece posible.

Convertida en la mayor influencia política de Carlos Menem, Zulemita apostaba por una recuperación casi milagrosa. La hija de Menem esperaba que el senador de 90 años pudiera al menos apretar el botón que sumara un voto a la causa celeste. “Él seguro que va a estar para votar si Dios quiere. Es el 29 (de diciembre), así que calculamos que ya va a estar bien en casa, y lo va a hacer en forma remota”, aseguró el 16 de diciembre pasado.

Seis senadores zigzagueantes definirán la votación por la legalización del aborto

Seis senadores zigzagueantes definirán la votación por la legalización del aborto

Ahora, ese panorama parece prácticamente inviable. Si bien en las últimas horas tuvo una pequeña mejoría, el expresidente continúa en un coma inducido. “Se puede decir que está bien, mejor, aunque está profundamente dormido con la medicación. Esperemos que siga evolucionando”, revelaron los familiares que acompañan al histórico dirigente peronista.

¿Cómo votaría Menem, de concretarse una mejoría improbable? En contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo. La semana pasada, Zulema recordó que el senador riojano “instituyó en su momento el Día del Niño por Nacer, y es absolutamente provida, y ustedes saben cuál es la idea de él". "Ojalá que esté bien y pueda participar”, se ilusionaba.

La hija del senador riojano se refería al decreto que, en 1998, postuló al 25 de marzo de cada año como el Día del Niño por Nacer. Menem había prometido crear esta fecha durante su encuentro con el papa Juan Pablo II.

En el sector pañuelo verde del Senado se especuló con la posibilidad de que Menem cambiara de opinión, pero no hubo manera. "Ella (por Zulemita) le maneja todo. Encima él estaba en contra desde antes. No hubo chances ni de persuadirlo", admite un encargado de sumar votos para que el proyecto se apruebe en el Senado.

El coma que atraviesa Menem disparó especulaciones de todos los colores respecto al debate del martes próximo. En la lista de candidatos a senadores por La Rioja de 2017, elección en la que Menem ganó una banca por la minoría, el ex presidente estuvo acompañado por Florencia López. El primer suplente fue Ricardo Guerra, contador y ex ministerio de Hacienda del que fue gobernador riojano entre 2007 y 2015: Luis Beder Herrera. A raíz de la pelea fraticida entre el ex gobernador y su vice de entonces, Sergio Casas, Guerra quedó casi retirado de la política.

Florencia López, en cambio, es la actual vicegobernadora de La Rioja. Activa en la militancia de género, López se manifestó sutilmente a favor de la legalización del aborto: "La sociedad ya se dio cuenta de las fallas en las leyes y lo ha despenalizado de hecho", opinó.

Pero lo cierto es que, a menos de 48 horas para la votación en el Senado, el escenario parece definido: Menem no participará de la sesión, ni contará con reemplazo alguno. Así, en el contexto de un poroteo ajustadísimo, los celestes restarán un aval que podía ser clave.

AF / PI

Etiquetas