Volvió Macri: aislamiento obligatorio, apoyo a Fernando Iglesias y campaña focalizada

Macri, de campaña junto al santafesino Federico Angelini en 2019.

0

El expresidente llegó a Ezeiza tras pasar 43 días en Europa. Tenía planeado volar mañana desde Madrid, pero finalmente adelantó el regreso. Ahora Mauricio Macri se dispone a realizar un aislamiento obligatorio de siete días en su caserón bonaerense de Acassuso. Una vez cumplida la cuarentena, el jefe del PRO tiene planeado apoyar a algunas listas y candidatos de su espacio. Pero aún no definió el nivel de involucramiento que mostrará. 

Desde hace semanas, el expresidente bajó drásticamente su perfil. Su corrimiento contrasta con el protagonismo que había exhibido el 18 de marzo pasado, durante la presentación de su libro Primer Tiempo. La ambiciosa puesta en escena del acto coqueteaba con la idea de proyectar un segundo tiempo para Macri. Pero desde ese momento su estrella se fue apagando gradualmente.

El 27 de junio viajó rumbo a Madrid junto a Juliana Awada. Después de darse un baño de antipopulismo global en un foro organizado por el derechista Partido Popular español, se recluyó en Zurich. Ahí hizo base en su condición de presidente de la Fundación FIFA, un cargo concedido generosamente por su amigo suizo Gianni Infantino.

El 13 de julio planeaba volver. Pero las restricciones impuestas por Alberto Fernández lo convirtieron en un argentino anclado en Suiza y España. La última semana de su estadía europea la pasó en Madrid. El hecho de estar a más de 10 mil kilómetros de distancia de la rosca y del cierre de listas le facilitó la tarea de salir del centro del ring. El gobierno, sin embargo, lo invocará una y otra vez.

La estrategia, según revelan en el PRO, está pactada con Horacio Rodríguez Larreta. Hasta pocas horas antes de partir rumbo a España, Macri le insistía al alcalde en dos puntos: que María Eugenia Vidal encabezara la lista bonaerense en lugar de Diego Santilli; y que Patricia Bullrich fuera la primera de la lista en la Capital. Larreta, Vidal y Santilli lo desoyeron en todo.  

Cerca del expresidente aseguran que a Macri le espera una agenda con pedidos proselitistas de las 24 provincias. Con PASO del frente opositor en 17 provincias, el respaldo del expresidente podría resultar beneficioso en una elección primaria. Una vez que se instale en su oficina de Olivos, Macri analizará cautelosamente en qué interna alzará la voz. Lo coordinará con los candidatos provinciales y lo charlará previamente con Rodríguez Larreta. En las primarias peleadas, evitará tomar partido. También tratará de prescindente en provincias como Córdoba, donde compiten listas cruzadas entre el PRO y la UCR. 

"El rol de Macri no está en meterse en la interna", afirma el diputado nacional por Santa Fe Luciano Laspina. Anotado para renovar su banca, Laspina integra la boleta más amarilla de los cuatro espacios cambiemitas que compiten en Santa Fe. Ahí Macri impulsará especialmente al precandidato a senador Federico Angelini, vice de Patricia Bullrich en la conducción del PRO.

“Es ex presidente, es uno de los referentes, fue jefe de Gobierno de la Ciudad, tiene mucha presencia en la Ciudad, así que es lógico, esperemos que se involucre en la campaña”, dijo este lunes Rodríguez Larreta en Radio La Red.

Vidal declaró en la misma línea. “Espero que sea parte de la campaña de Ciudad de Buenos Aires y provincia de Buenos Aires”, lo invitó Vidal desde la pantalla de LN+.

Los apadrinados macristas en las boletas no llegan a diez: Hernán Lombardi, Fernando Iglesias, su secretario Darío Niego, Federico Angelini en Santa Fe y Gustavo Santos en Córdoba. Pocos, pero ruidosos. 

Poco antes de subirse al avión desde Madrid para aterrizar en Ezeiza, Macri explicitó su respaldo a Fernando Iglesias. Lo hizo retuiteando una nota escrita por un ex funcionario y actual asistente suyo: Hernán Iglesias Illa. El artículo asegura que el gobierno “desvió la discusión” a partir de las acusaciones del diputado Iglesias contra Florencia Peña. El tuiteo macrista representa un mensaje de toma de partido hacia el interior de la gran familia cambiemita. Sobre todo porque Vidal y Larreta habían tomado distancia de Iglesias. 

El jefe del PRO además está encantado con la performance de un candidato radical, según le comentó por teléfono a uno de sus créditos electorales. Se trata del economista Martín Tetaz, quien defiende enfáticamente la experiencia presidencial de Macri. 

AF

Etiquetas
stats