Un encuentro Wado de Pedro-Gerardo Morales, mientras la oposición reclama un diálogo “sin trampas” al Gobierno

Morales, Wado y Capitanich, ayer en la Expo Norte en Chaco, junto a Zamora y Manzur, entre otros funcionarios

0

Luego de llamarlo por teléfono al comienzo de semana para intentar abrir un canal de diálogo entre el Gobierno y la oposición, Eduardo “Wado” de Pedro se encontró cara a cara ayer con Gerardo Morales en Resistencia, Chaco. La excusa formal fue la Expo Norte Grande, en la que Jorge Capitanich hizo de anfitrión para otros ocho mandatarios provinciales y vices, además del jefe de Gabinete, Juan Manzur. Hubo encuentros reservados y una declaración formal firmada en repudio al atentado a Cristina Kirchner.

“Próximos a cumplir 40 años de democracia creemos necesario redoblar nuestro compromiso con los valores que promueven la convivencia, el diálogo, la paz social y el bien común”, coincidieron en suscribir Capitanich, Morales, Wado y Manzur, junto con los gobernadores Oscar Herrera Ahuad (Misiones), Gildo Insfrán (Formosa), Ricardo Quintela (La Rioja), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y Gustavo Valdés (Corrientes), así como los vicegobernadores Antonio Marocco (Salta) y Rubén Dusso (Catamarca). Entre todos, el único opositor al Gobierno era justamente el radical jujeño. 

Al caer la tarde en Resistencia, Wado saludó la declaración con un tuit y le envió un guiño público a Morales. “Hay un rechazo unánime de los sectores democráticos de nuestra sociedad respecto del magnicidio y el diálogo va a seguir porque es un diálogo permanente, y que hoy estamos teniendo con el gobernador de Jujuy, como presidente de la Unión Cívica Radical, para ver de qué forma podemos abordar desde la política este hecho y algunas situaciones que hacen que la convivencia política, si no se resuelven algunas cosas, puedan terminar con hechos que no son felices”, dijo el ministro. 

Pero lo que entre líneas podría vislumbrarse como cierto acercamiento entre las dos terminales de FdT y JxC que pueden representar Wado y Morales, en el resto del universo político aún no prendió del todo la invitación que el miércoles dejó trascender el ministro del Interior desde su despacho. Sus contactos –conocidos– fueron hasta ahora con el ala de los “moderados” en la fuerza opositora: además del mandatario provincial de la UCR, el camporista también conversó con los diputados Facundo Manes, Juan López –presidente del bloque de la Coalición Cívica– y Emiliano Yacobitti –armador de Martín Lousteau–. “Fue una charla muy general con el ministro, no transmitió nada en concreto”, aportó un conocedor de esos diálogos.

En el resto de la oposición, la respuesta sigue siendo por la negativa. “Nadie me llamó. En dos años y medio, el Gobierno nacional no mostró ninguna voluntad de diálogo”, salió en la mañana de ayer a aclarar Horacio Rodríguez Larreta. Aunque anotado en el sector de las “palomas”, el jefe de gobierno pareció mostrarse más cercano a Patricia Bullrich que a Morales. 

De gira por 48 horas en Córdoba –ayer acompañó a Pedro Dellarossa en el cierre de su campaña para buscar la reelección como intendente de Marcos Juárez–, Larreta tenía previsto por la noche encontrarse con Mario Negri, titular del bloque de la UCR en la Cámara baja, justamente uno de los interlocutores de Morales luego de que éste recibiera el primer llamado de Wado a inicios de semana. En esa conversación el jujeño le contó al cordobés que había sido invitado a la misa en la basílica de Luján del sábado. No unificaron una postura, pero Morales dejó trascender que conversaría sobre la invitación del Gobierno a Luján en la mesa nacional radical, primero, y en la de toda la cúpula de JxC, después.

A su vez, a Negri –como al resto de los diputados nacionales– también lo habían invitado a la misa del sábado: fue Cecilia Moreau en su calidad de presidenta de la Cámara baja la que cursó las invitaciones para todo el cuerpo vía mail. Ningún diputado opositor se anotó por ahora. Tampoco Larreta, que según confiaron en la municipalidad del kirchnerista Leonardo Boto a elDiarioAR, también fue invitado. Fue algo formal, también por mail. 

Lo que sí está claro es que hay varios teléfonos sonando en uno y otro lado. Un importante diputado cambiemita reveló a elDiarioAR que a su bloque no solo los contactó Wado y Moreau, sino que también Cristina Álvarez Rodríguez, ministra de gobierno de Axel Kicillof, le envió un WhatsApp. Le aclaró que no iba a ir a Luján. 

“Para mi el lugar institucional para el diálogo es el Parlamento. ¿Qué mejor lugar que ése en tiempos de democracias erosionadas y agrietadas, y en compleja situación institucional, social y económica que tenemos?”, se preguntó la espada política de JxC, justo horas después de que todo el bloque opositor en el Senado decidiera no bajar al recinto para aprobar formalmente una declaración en repudio al intento de magnicidio de la vice. 

Más allá de las contradicciones, el diputado imaginó dos condiciones básicas que tendría que tener el “diálogo” que dice el Gobierno buscar con la oposición, del cual el legislador se mostró muy escéptico: “Primero tendría que haber una agenda con los temas que preocupan a la ciudadanía, sin nada que tenga que ver con la Justicia y la impunidad. Y segundo, que el diálogo sea sincero y sin trampas”.

Desde otro sector de la oposición, el presidente del Interbloque Federal, Alejandro “Topo” Rodríguez, cuestionó tanto la convocatoria de la Casa Rosada como la posición de JxC. “Unos y otros no quieren el diálogo. Si realmente lo quisieran, sus propios espacios políticos e institucionales deberían haber salido a impugnar y rechazar tanto el pedido de pena de muerte del diputado macrista Francisco Sánchez como el pedido del kirchnerista José Mayans de frenar el juicio de Vialidad para que haya paz social”, señaló ante elDiarioAR el diputado referenciado con Roberto Lavagna. También rechazó la invitación a ir a Luján. 

Sin figuras fuertes de la oposición anotados por ahora en la misa “por la paz” –según la convocatoria–, una fuente radical aventuró que tal vez podrían ir los concejales de Luján por JxC. Aclaró que la condición necesaria para que cualquier opositor esté en el oficio religioso es que no se convierta en un acto kirchnerista. 

El gabinete nacional está anotado y el presidente Alberto Fernández lo terminaría de definir hoy mismo. También habrá dirigentes de las organizaciones sociales oficialistas, como Daniel Menéndez de Somos-Barrios de Pie y Emilio Pérsico del Movimiento Evita. Aseguran que no movilizarán militantes ni que habrá banderas de las agrupaciones. Los invitados especiales tendrán un lugar reservado especialmente dentro de la basílica para la misa que oficiará Jorge Eduardo Scheining, monseñor de la Arquidiócesis de Mercedes-Luján. 

En el municipio kirchnerista tienen expectativa con que la misa –que como todas será abierta al público– les dé cierta centralidad en estos tiempos revueltos de la política nacional. “Si el Presidente va le va a dar otro tenor al evento –confió una fuente cercana al intendente Boto–. Y si hay mucha convocatoria de gente, seguramente pondremos pantallas y parlantes afuera de la basílica”.

CC

stats