Gira presidencial por EEUU Septiembre 2022

Fernández se ve con Georgieva y va en busca de un mensaje positivo del FMI

Alberto Fenrández y Jorge Argüello

0

En el manojo de reproches que Alberto Fernández desliza sobre Martín Guzmán -cuya salida consideró una “bomba abajo” de la mesa- hay uno puntual: demoró, cree que más de la cuenta, la negociación con el FMI al punto que en enero del 2022 tuvo que intervenir, en persona, amagar con disponer un default técnico para que finalmente se precipite el acuerdo que se anunció el 28 de enero y que, en paralelo, detonó una crisis política nunca en el Frente de Todos (FdT).

Coincide, quizá sin quererlo, con los reproches que le disparó el kirchnerismo cuando acusó al exministro de dilatar, y no negociar con la fuerza que requería la situación, con el organismo. Ni Fernández ni los K tienen, hasta acá, esa objeción sobre cómo se desempeña Sergio Massa. Al contrario, aunque el ministro tiene una hoja de ruta acordada con Cristina y consulta a diario con Fernández, tienen a ir rápido e, incluso, a tomar autónomas.

Massa sabe, de hecho, que eso es un rasgo que -ahí y ahora- lo deja bien parado dentro del FdT y fuera. Es una de las razones que a las que se suele atribuir el porqué, más allá de que el BID no tenía argumentos técnicos para seguir demorando los créditos, Mauricio Claver Carone hizo una pirueta estruendosa y pasó de cuestionar con dureza al gobierno argentino a llenar de elogios a Massa. “Lo ven activo y autónomo”.

Cumbrismos

Este lunes, a las 11.30, en el consulado argentino en Nueva York, sobre la avenida 56 entre la 5ta y la 6ta, en pleno corazón de Manhattan, a 300 metros del Central Park, Fernández se verá con la titular del FMI, Kristalina Georgieva. Hace una semana la funcionaria recibió a Massa en Washington y lo despidió con una señal positiva: el OK de la línea técnica del organismo sobre las revisiones del segundo trimestre -el último de Guzmán-, y una proyección positiva sobre lo que viene. Si bien falta la aprobación del directorio, que sería en la primera semana de octubre, se especula con que en estas horas podría haber un comunicado del FMI con un mensaje positivo.

Eso puede ocurrir luego de la reunión de Fernández con Georgieva -que anticipó el sábado elDiarioAR-, y aunque no sea producto directo de esa conversación, expondrá que el componente político -la reunión de primer nivel con el presidente- refuerza las conversaciones que llevó adelante Massa con su equipo económico. El presidente argentino tiene, además, una agenda que viene explorando hace tiempo y refiere al rol que deben tener los organismos multilaterales ante las situaciones de emergencia. Empezó a plantearlo con la pandemia y lo reforzó, luego, con la guerra de Ucrania.

Fernández y Massa repiten, casi calcado, un planteo: que los organismos de créditos deberían ser -sin que ningún país específico se lo solicite- los que impulsen un esquema de flexibilidad de las condiciones y las pautas que deben seguir los países que tienen programas con, entre otros, el FMI. Está pendiente, en la misma línea, el pedido sobre los sobrecargos, un asunto sobre el que el gobierno argentino tuvo alta expectativa pero luego se licuó.

Además del encuentro con Georgieva, Fernández participará de una reunión de la Comisión Andiva de Fomento (CAF) y compartirá una actividad con premios nobel de la paz latinoamericanos. También tendrá una reunión bilateral con el primer ministro de Portugal, Antonio Costa. Al atardecer, en el consultado participará de una exposición para impulsar la postulación del museo de la memoria de la ex ESMA para que sea reconocida como patrimonio de la humanidad.

Domingo

Fernández, junto a su pareja Fabiola Yañez y un grupo reducido de funcionarios, llegó el domingo a Nueva York donde fue recibido por el embajador Jorge Argüello. Ya en su hotel, terminó de ajustar la agenda de los próximos días y los discursos que pronunciará, entre ellos el que dará frente a la Asamblea General de la ONU el martes entre las 17 y las 19 horas de Nueva York. En ese mensaje, tal como contó elDiarioAR, Fernández hablará del atentado perpetrado contra Cristina Kirchner y hará referencia a los discursos de odio y a la violencia política.

Luego almorzó con la comitiva y diplomáticos argentinos en una parrilla argentina, llamada Buenos Aires Grill, un restaurante con menú obviamente argentino y que tiene un ambiente dedicado al fútbol y artistas argentinos como Osvaldo Pugliese y Julio Cortázar. Sonaba música de Piazzola y en la TV, sin volumen, pasaban un partido entre River Plate y San Lorenzo. Luego regresó al hotel y continuó con el armado de las reuniones.

Cafiero, en tanto, mantuvo una reunión en la sede de la representación de nuestro país ante la ONU con representantes de Organizaciones Judías en la sede de la Representación Argentina ante Naciones Unidas. Estuvieron presentes William Daroff, CEO de la Conferencia de Presidentes de las principales organizaciones judías estadounidenses desde el 1 de febrero de 2020. En ese cargo, guía la agenda de la conferencia en nombre de las 53 organizaciones miembros nacionales. También formaron parte Malcom Hoenlein, director ejecutivo de la Conference of Presidents of Major American Jewish Organizations (CPMAJO) y Millie Magid, presidenta de Asuntos de las Naciones Unidas de B’NAI B’RITH International (BBI). 

PI

Etiquetas
stats