Peronismos

Los gobernadores del PJ se ponen “a disposición” de Alberto para encontrarle una salida a la crisis

Alberto Fernández, con gobernadores del norte, en un acto oficial.

Las horas frenéticas que atraviesa el gobierno de Alberto Fernández alcanza a los gobernadores peronistas. En las últimas horas expresaron su apoyo al Presidente y pasaron a la acción al alinearse con la Casa Rosada para encontrarle una solución a la crisis que abrió la renuncia de los ministros kirchneristas.

El tucumano Juan Manzur y el sanjuanino Sergio Uñac visitaron al propio mandatario en la Quinta de Olivos, aunque bajo un estricto hermetismo. Durante todo el día hubo rumores sobre la posible incorporación de un gobernador a un hipotético nuevo gabinete. En el caso de Manzur y Uñac, no pueden ser reelectos en 2023 y ganaron las PASO del domingo pasado.

“Está todo a disposición del Presidente de la Nación”, señalo Manzur a través de un comunicado oficial difundido esta mañana, luego de dialogar por teléfono con Alberto Fernández por segunda vez en las últimas 24 horas. “Habrá que esperar a ver qué hará el Presidente”, cerró el gobernador, sin dar más precisiones. Pasadas las 15, se conoció que estaba de visita en la residencia oficial.

Aunque en las gobernaciones consultadas por ElDiarioAr reina el silencio, el Presidente y los mandatarios provinciales del PJ están en contacto. Se espera que desde esas comunicaciones pueda encontrarse una vía de salida a la situación. Incluso, hay llamados entre los propios mandatarios para diseñar estrategias conjuntas, según confirmaron a este medio desde el gobierno de Entre Ríos.

Desde ayer, Alberto Fernández recibió gestos de apoyo explícito del mandatario de Catamarca, Raúl Jalil; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Neuquén, Omar Gutiérrez y de San Luis, Alberto Rodríguez Saá.

Distinto fue la estrategia de Axel Kicillof, que “siguió con su agenda de gestión”, según confiaron desde la gobernación. De hecho, en sus redes sociales el gobernador se limitó a comunicar la cantidad de personas vacunadas hasta el momento en la provincia. “Los cambios del gabinete nacional no alteran nuestro día a día”, dijeron desde La Plata. Tras la derrota en las PASO, el gabinete entero de Kicillof puso a disposición su renuncia, pero él no las aceptó.

Si bien Alberto Fernández ponderó durante la pandemia el rol de los gobernadores, el mapa de apoyos a nivel provincial no es el mismo luego de las últimas elecciones. El propio presidente había calificado de un “plebiscito” las PASO y la boleta del del Frente de Todos perdió en 17 provincias, incluso en algunas gobernadas por caciques peronistas aliados a la Casa Rosada. 

Apenas cosechó victorias en siete provincias, ubicadas en las regiones del NOA y Cuyo: San Juan, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Formosa y Tucumán. Quizás en esas geografías y de la mano de alguno de sus gobernadores, Alberto Fernández encuentre la llave para destrabar la crisis actual.

MC

Etiquetas
stats